Porlamar
12 de noviembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 27°C






ETA asume en su último balance interno 758 muertos
La banda echó cuentas de sus acciones en abril, antes de la disolución, y Gara lo publica hoy.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA Antena 3

Miembros de ETA en una imagen de archivo. / Foto: CORTESÍA Antena 3

6 Nov, 2018 | Madrid. ETA se ha puesto a contar los atentados y los muertos que ejecutó durante los años de violencia, le han salido 758 y 2.606 «acciones», un centenar menos que los que constan en los registros de las víctimas de la banda (853) y reconoce el Ministerio del Interior español (829), lo que según fuentes expertas consultadas se explica por que los terroristas no han computado en esa lista «ni los crímenes de ETA-PM ni los de sus comandos autónomos ni tampoco los de grupos de apoyo que actuaron en su nombre».

Según publica hoy el diario Gara, estos datos corresponden al último boletín interno «Zutabe» que anunciaba la disolución del grupo armado, fechado el pasado mes de abril. Es llamativo que su difusión se produzca hoy, víspera de la convocatoria que la AVT ha realizado para dar a conocer mañana un nuevo dossier que actualiza los casos sin resolver de esta organización, del GRAPO y el yihadismo.

En su particular balance del «Zutabe», los pistoleros incluyen atentados no reivindicados hasta ahora, como el de la cafetería Correo de Madrid en 1974, pero no el del Hotel Corona de Aragón en Zaragoza, y califica la masacre de Hipercor como el «mayor error y desgracia». Respecto a este último, dicen que fue un «falso atentado» y se trató de un incendio, en el que murieron 83 personas en 1979. Culpan a AVT y Covite de las «divergencias», así como de la imputación a ETA de acciones cometidas por otras organizaciones armadas, como el caso de la niña Begoña Urroz en 1961, publica trabajo de abc.es.

En este último boletín previo a su disolución, ETA reconoce 2.606 «acciones armadas, dos más que en su día no reivindicó»: el asesinato de tres personas en Tolosa (Guipúzcoa) en 1981, «al confundirlas con policías», y la «explosión en una cafetería de la calle Correo de Madrid en 1974 en la que perdieron la vida 13 personas». No obstante, continúa sin asumir la desparición de tres jóvenes gallegos en San Juan de Luz (Francia) en 1973 que también confundieron con policías.

En las cinco décadas de actividad violenta ETA asume que cometió «365 atentados contra la Guardia Civil» en los que asesinó a 186 miembros de este cuerpo; 215 contra «cuerpos policiales españoles» en los que murieron 139 agentes; y 147 contra el Ejército, en los que perdieron la vida 101 militares, además de «11 funcionarios civiles de la Armada».

ETA hace referencia a su atentado más sanguinario, cometido en el hipermercado Hipercor en Barcelona el 19 de junio de 1987, en el que murieron 21 personas y 45 resultaron heridas, y afirma que fue «el mayor error y desgracia» de su «accionar armado», pero alega que«los responsables policiales y gubernamentales tomaron la decisión de no desalojar el edificio».

Respecto a los secuestros que califica de «motivación económica» llevados a cabo en la década de los 90, asegura que «se convirtieron en el centro de una fuerte confrontación» y considera que los de los empresarios José María Aldaya (342 días) y Cosme Delcalux (232) «se prolongaron tanto por las dificultades técnicas y operativas provocadas por la presión policial».

En su último boletín, ETA señala que en 2001 «se realizaron tres intentos de atentado contra el presidente del Gobierno, José María Aznar, con la utilización de un misil mientras estaba en vuelo».














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES