Porlamar
12 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Sistema eléctrico debe tener autonomía
Especialista en materia eléctrica manifestó que las plantas pueden trabajar con diesel de inmediato, pero que el mecanismo que se utiliza para hacer el cambio de sistema de gas a diesel fue desmantelado. Recomendó tomar previsiones para evitar que se repita esta coyuntura.
Mario Guillén Montero | @imathiox

Foto: CORTESÍA

La inversión para potenciar el sistema eléctrico es multimillonaria. / Foto: CORTESÍA

23 Nov, 2018 | La vulnerabilidad del sistema eléctrico en Nueva Esparta se evidenció el pasado sábado 3 de noviembre cuando por un presunto sabotaje explotó un tramo del gasoducto nororiental “José Francisco Bermúdez”, lo que ocasionó la salida de funcionamiento a las plantas termoeléctricas Juan Bautista Arismendi y Luisa Cáceres de Arismendi, las cuales generan el 60% de la energía en el estado.

El calvario que vivieron los margariteños los dejó con muchas preguntas, sobre todo por la desinformación por parte de las empresas Corpoelec y Petróleos de Venezuela, las cuales se encargaron de administrar las cargas durante la contingencia y llevaron adelante los trabajos de reparación.

El integrante de la Comisión de Energía del Centro de Ingenieros de Nueva Esparta, Eustacio Aguilera, comentó que el servicio eléctrico en la región insular
se alimenta por dos vías. La primera de ellas es la generación
termoeléctrica.

Explicó que la “Planta Luisa Cáceres de Arismendi” genera 30 MW, cuando su capacidad instalada en de 320 MW, por lo que trabaja a un 10% de su capacidad instalada. Mientras que la “Juan Bautista Arismendi” produce 157 MW actualmente, con una capacidad total de 208 MW.

Ambas termogeneradoras suman en la actualidad 187 MW, cuando pudiesen aportar 528 MW, mucho más de la demanda actual de 320 MW. Aguilera dijo que la situación de esas instalaciones se debe a la falta de mantenimiento, repuestos y de inversión.

Aclaró que las dos pueden trabajar tanto con gas como con diesel, por eso se dice que son duales. El ingeniero eléctrico se pregunta por qué durante la contingencia no se activó el sistema a combustible cuando antes funcionaban únicamente a través de este sistema pues el gasoducto llegó a la isla en noviembre de 2013.

“Cómo es posible que una vez que falló el suministro a gas no se hizo rápidamente la transferencia a diesel. El ministro Motta Domínguez dijo que el cambio de sistema duraba un mes y medio y luego afirmó que una semana. ¿Por qué se contradice?”.

Aguilera apuntó que el sistema para trabajar con diesel fue desmantelado, y aclaró que si ahora le parece mucho que el sistema requiera de 1.200.000 litros de combustible diarios, por qué antes, cuando requería dos millones de litros, no le parecía tanto.

El ministro Luis Motta Domínguez dijo el pasado lunes 12 de noviembre que aunque las plantas tienen un sistema dual que les permite trabajar con gas o combustible, el cambio de uno a otro no es tan sencillo y puede tomar más de una semana en hacerlo. Además, estas requieren 1.200.000 litros de combustible diarios que se dificulta traer a la Isla por las fallas de transporte marítimo.

Aguilera explicó que en las instalaciones de la Planta “Juan Bautista Arismendi”, en El Guamache, hay tanques donde se puede almacenar combustible, en caso de que otra contingencia se presente.

CABLE SUBMARINO
La segunda fuente de energía eléctrica de Nueva Esparta es el cable submarino, el cual, a juicio de Eustacio Aguilera fue una oferta engañosa. Comentó que este fue diseñado para transportar 30 MW nominales, pero para esto necesita de un voltaje de 230 KV el cual no existe ni en Chacopata ni en la isla de Margarita.

Explicó que en Chacopata el voltaje es apenas de 115 KV por lo que el cable solo trae a la Isla 150 MW, es decir la mitad de su capacidad está ociosa en el fondo del mar.
A su juicio, si este estuviera operativo la falla registrada no se hubiese sentido.

Aguilera dijo que Margarita, como cualquier isla del Caribe, debe tener autonomía en la generación eléctrica. Para ello debe hacerse una inversión en generadoras nuevas con suficiente capacidad, al menos 600MW para que se tenga una reserva que ayudará a eliminar el racionamiento que viven hoteles, centro comerciales y empresas.

Además, permitirá que se pueda dar apertura a nuevos proyectos habitacionales, turísticos y comerciales, ya que hay muchos paralizados por no tener factibilidad eléctrica.

Asimismo, el especialista dijo que Margarita es ideal para aplicar energías renovables como la eólica y solar, las cuales requieren de una inversión grande inicialmente pero sumarían al parque eléctrico de la Isla.

Para el especialista, los problemas que se viven en materia eléctrica se deben a la desaparición de la planificación, la descapitalización del capital humano y la centralización absoluta del manejo del sector eléctrico.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES