Porlamar
12 de diciembre de 2018





EL TIEMPO EN MARGARITA 26°C






Navidad inicia al son de aguinaldos
Esta tradición musical venezolana recrea diversos temas como la Natividad del Niño Jesús, las hallacas y otras expresiones propias del último mes del año. Los músicos recorren casas y calles con cuatro, furro y tambor.
AVN

Foto: ARCHIVO

Los aguinalderos alegrando las navidades. / Foto: ARCHIVO

27 Nov, 2018 | Apenas llegan los aires navideños y en Venezuela ya comienzan a sonar los aguinaldos. Esta música, que es símbolo inequívoco de las fiestas decembrinas criollas, tiene su particularidad en cada región. Su modo colectivo de interpretarse encarna la unión y la fraternidad que predomina en las fiestas.

Los aguinaldos venezolanos son herencia española. Su ancestro es el villancico europeo, que al arribar al país se mezcló con los sonidos autóctonos de estas tierras. Hoy los aguinaldos tradicionales más conocidos tienen origen diverso, algunos vienen de la tradición oral de diversas regiones del país, otros son composiciones de maestros y maestras de la música venezolana.

Por ser una tradición en su inicio ligada a la iglesia católica, la mayoría de los aguinaldos tratan tópicos religiosos, sin embargo, la apropiación popular de esta costumbre ha hecho que este género trascienda esa temática y ya no sea la única. Es así como los aguinaldos, al mismo tiempo que celebran el nacimiento del niño Jesús también hablan de hallacas, de fiesta popular y de paisajes venezolanos. Al canto coral del aguinaldo suele acompañarlo el sonido del cuatro, el tambor, las maracas y el furro.

REGALO NAVIDEÑO
No está claro el origen de su nombre, pero dado que lo usual es cantarlos en grupo y de casa en casa (o de oficina en oficina, o de aula en aula, o de esquina en esquina), lo que se ha generalizado en el país es que el apelativo evoca al regalo que se da en Navidad, que en este caso lo constituye la canción.

De hecho, es popular que en urbanizaciones y sectores populares, espacios de trabajo, escuelas, universidades y otros espacios, se formen para navidad grupos de parrandas y aguinaldos que se dedican desde semanas antes a ensayar este repertorio decembrino criollo para llevarlo a compañeras y compañeros, vecinas y vecinos, como regalo y ofrenda de amistad.

El niño criollo, escrita por Isabel Herrera y con música de Luis Morales Bance; Niño Lindo, canción rescatada de la zona de San Pedro de Los Altos y de autor desconocido; Burrito sabanero, de Hugo Blanco; Corre caballito, aguinaldo guayanés popularizado por Serenata Guayanesa; Fuego al cañón, de Oswaldo Peraza; Al llegar aquí, de Edgardo Chirinos; y Cantemos, cantemos, de autor anónimo pero recogido por Vicente Emilio Sojo, son algunos de los aguinaldos venezolanos más difundidos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES