Porlamar
19 de enero de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Graduación en Carabobo
Fueron 121 jóvenes médicos que culminaron sus especialidades en Cirugía General, Gastroenterología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Anestesiología, Cardiología, Neonatología, Neurocirugía, Traumatología y Ortopedia, Neurología, Radioterapia, Pediatría y Psiquiatría.
LUIS LONGART GUERRA

17 Dic, 2018 | Estoy en tierras carabobeñas, en Miranda, una población situada en lo que se conoce como los Valles Altos de este estado. El miércoles 12 del presente asistí al
acto de graduación de especialista en Neurología de mi sobrino Luis José Pinto Longart, quien ya había culminado también su especialidad en Medicina Interna.
Son eventos que tienen efecto de una terapia para el alma, regeneración de las fibras de tu espíritu universitario y reconstituyente de tu pertenencia académica.
El acto se llevó a cabo en el Teatro Municipal de Valencia. Recorrer la zona me trasladó al año 1969, casi 50 años atrás, cuando siendo estudiante de mi primer año universitario asistía a la Facultad de Derecho ubicada al lado de la Iglesia de San Francisco en la misma cuadra donde se ubica el Teatro Municipal y frente a la Plaza Sucre de la capital carabobeña.
El Teatro Municipal es una majestuosa obra cuya construcción fue ordenada bajo el gobierno del general Antonio Guzmán Blanco en 1879, con un aforo de 647 butacas y declarado monumento histórico nacional desde 1964 debido “a su gran valor arquitectónico realzado por la pinturas del gran artista Antonio Herrera Toro”. Junto a mi hermana Josefina Longart de Pinto y su esposo William Pinto nos sentamos en butacas situadas en el primer balcón del ala izquierda de dicho teatro.
Los graduandos son médicos que trabajan en diversos hospitales del estado y sus estudios de postgrado fueron dirigidos y supervisados por la Dirección de Investigación y Educación del Instituto Autónomo de Salud de Carabobo (Insalud).
Fueron 121 jóvenes médicos que culminaron sus especialidades en Cirugía General, Gastroenterología, Ginecología y Obstetricia, Medicina Interna, Anestesiología, Cardiología, Neonatología, Neurocirugía, Traumatología y Ortopedia, Neurología, Radioterapia, Pediatría y Psiquiatría.
El protocolo estuvo cargo del profesor Pedro Bello, quien ejerce esa función en la Universidad de Carabobo. Por su parte, la profesora Yineska Vicenti, de extraordinaria y excelente voz interpretó el Himno Nacional, el himno universitario “Gaudeamus Igitur”, (Alegrémonos pues) canción universitaria de autor anónimo que se ha convertido en referente en actos académicos de universidades venezolanas, europeas, latinoamericanas y de todo el mundo y por último, cantó Venezuela. En el presídium estuvo uno de los Rectores más emblemáticos de la Universidad de Carabobo, Dr. Aníbal Rueda.
La joven médico, Mónica Ramírez, de la mención Anestesiología, habló en nombre de sus compañeros de promoción y he aquí parte de lo que expresó: “Este es un reto y un compromiso. Venezuela es un país de guerreros y luchadores, cuna de José María Vargas, Luis Razzetti, José Gregorio Hernández y Jacinto Convit ,entre otros. Reafirmamos nuestra voluntad de ejercer nuestra profesión con ética y responsabilidad, con amor y rigor humanitario como se lo merece la Venezuela que queremos. El cambio comienza en cada uno de nosotros, somos venezolanos, somos guerreros”
Como señalé al principio del artículo, estos actos contribuyen a reafirmar la fe y esperanza en el futuro de nuestro país. Es la voz de su pujante juventud universitaria, clarín de libertad y bastión de lucha por la democracia, el cambio, la justicia y la paz.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES