Porlamar
17 de enero de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Cifras del Terror
Los estados menos violentos son Mérida y Nueva Esparta con 24 y 30 homicidios, respectivamente, por cada 100.000 habitantes.
Luis Longart Guerra

1 Ene, 2019 | Estamos culminando 2018. Un año que ha resultado una desastrosa experiencia para la inmensa mayoría de los venezolanos. Terminamos este año con cifras nada envidiables en el contexto de los países civilizados que nos hacen sentir pena y vergüenza.

En materia de seguridad ciudadana, somos el país más violento de América Latina, en el aspecto económico tenemos la tasa de inflación más alta del planeta y como causa de lo anterior tenemos una migración estimada en 4 millones de personas que se han ido del país y en el índice mundial de percepción de la corrupción marchamos casi campeones.

En este artículo sólo nos ocuparemos del primer asunto: la violencia en el país.

En materia de seguridad ciudadana, la organización no gubernamental (ONG) Observatorio Venezolano de la Violencia, dirigida por el Dr. Roberto Briceño León, conjuntamente con especialistas de varias universidades nacionales ha elaborado y publicado el Informe Anual de esta institución con resultados francamente dramáticos.

Somos el país más violento de América Latina.

La tasa de homicidios es de 81, 4% por cada 100.000 habitantes. Debemos destacar que esta tasa de homicidios supera con creces a las de Colombia, Honduras y El Salvador.

Esta tasa venezolana de homicidios de 2018 se redujo en comparación con la registrada en 2017, relata el documento, debido a que entre los millones de venezolanos que han emigrado se han sumado los delincuentes.

Por ejemplo, en Colombia se espera que culmine este año con una tasa de homicidios de 32 por cada 100.000 habitantes., en Honduras con 40 y en El Salvador se espera sea menor de 60 homicidios por cada 100.000 habitantes.

En el territorio nacional, los estados más violentos son Aragua con 168 muertes por cada 100.00 habitantes, Miranda con 124, Bolívar con 107 y Sucre con 97.

Los estados menos violentos son Mérida y Nueva Esparta con 24 y 30 homicidios, respectivamente, por cada 100.000 habitantes.

En este punto, me detengo para señalar dos particularidades: una, de carácter político y otra de idiosincrasia. En relación con la primera, los estados más violentos están regidos por gobernadores oficialistas, haciendo hincapié en Miranda, donde el actual gobernador ha venido mintiendo y demostrando que no ha podido resolver el problema que tanto criticó al anterior gobernador Henrique Capriles, a pesar de contar con todos los recursos económicos y equipos suministrados por el gobierno nacional y que le fueron negados al mandatario opositor, mientras que los estados menos violentos tienen gobernadores opositores.

La segunda consideración es la idiosincrasia. Mérida y Nueva Esparta son estados caracterizados por habitantes pacíficos, hospitalarios y con vocación turística. En Mérida, su universidad bicentenaria tiene una incuestionable influencia en la cultura de ese estado y en Nueva Esparta, el carácter de nuestra gente y su condición de insularidad también contribuyen con el puesto que ocupa en ese informe.

Según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que hay una epidemia de violencia que abarca todo el territorio nacional, flagelo propiciado tanto por la acción de los criminales como por la violencia ejercida por los cuerpos policiales y militares del Estado.

En resumen, después de 20 años de gobiernos que ofrecieron un cambio político, social y económico la realidad cotidiana en materia de seguridad ciudadana evidencia de forma clara e inequívoca su más ruidoso y bochornoso fracaso. Los venezolanos merecemos vivir mejor. Que el nuevo año 2019 traiga nuevos aires de cambio, justicia, seguridad y democracia para todos en un ambiente y cultura de vida y paz.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES