Porlamar
19 de enero de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Aceite de coco Prosaai es 100% natural
Es un emprendimiento familiar totalmente artesanal, donde intervienen cuatro personas aplicando técnicas que con el pasar del tiempo han mejorado y dominado manteniendo la calidad y reconocimiento del producto considerado uno de los mejores por sus propiedades.
Martha León | @LeonMartik

Foto: JOSELIN CHACÓN

Eduardo Torres y Lonelsy Moreno están al frente de este proyecto familiar que a pesar de la situación continúan apostando por su / Foto: JOSELIN CHACÓN

7 Ene, 2019 | Prosaai es un emprendimiento nacido en la isla de Margarita para el procesamiento de aceite de coco 100% artesanal que surgió hace 10 años de las manos de la pareja de jóvenes profesionales margariteños Lonelsy Moreno y Eduardo Torres licenciados en las carreras de tecnología de alimentos y química.

Torres indicó que debido a una necesidad personal llegó a sus vidas el aceite de coco, ya que presentaba un problema de resequedad en el cuero cabelludo que lo tenía realmente preocupado y los motivó a investigar, descubriendo que ese era el producto natural más efectivo para remediar su padecimiento.

El procedimiento de preparación los llevó a la práctica de métodos naturales, que luego fueron mejorando al punto de posicionar el producto en la comercialización junto a otros aceites de uso terapéutico y de spa en la red de compra-venta Mercado Libre.

Para sorpresa de la pareja una persona mostró interés en si hacían aceite de coco natural, porque conocía las propiedades de este fruto y al responder afirmativamente, el interesado solicitó 100 unidades de un litro. Un reto que asumieron por cumplir ya que por cada litro necesitaban 36 cocos, explicó el emprendedor.

Recordó que requirieron para ese entonces alrededor de 4000 cocos para entregar el pedido, porque ya la cliente había hecho un deposito, obligando a Torres y su familia a buscar cocos por toda la isla. Le explicó que era un proceso artesanal que llevaba su trabajo y que en 15 días sería el tiempo estipulado para la entrega.

Detalló que lo difícil del proceso fue sacar la pulpa de la concha porque se necesita que esté totalmente seca. Lo más gracioso, agrega, fue ver a cada miembro de su familia sumarse a esta labor, en la que utilizaron muchos métodos para poder desprender la concha.

A su vez precisó, que para procesarlo utilizaban una licuadora y para filtrar la leche del fruto una vez licuado, lo colocaban en un pañal limpio, porque no contaban con una prensa hidráulica, por lo tanto debieron exprimir a mano con el método original a esos 4000 cocos licuados. Luego se pasa a un proceso de fermentación natural, donde la leche de coco se separa en tres capas, una de proteínas muy delgada, aceite y debajo de eso el agua.

Foto: Joselin Chacón

La meta familiar es que los turistas y cada persona que visite la isla, se lleve este aceite de coco natural, como un recuerdo. / Foto: Joselin Chacón

Un método totalmente artesanal que tiene una duración de 24 horas en tiempo de verano, y hasta 30 horas, si la temperatura esta húmeda en la que la nata, resultado de la fermentación, se separa en un recipiente limpio, que luego es colocado en un cuarto oscuro, y de allí se origina el aceite de coco, virgen natural.

El químico indicó que se llevó otra sorpresa cuando hizo el envío, porque la persona que había hecho el pedido, era una doctora de la Clínica Biodiagnóstico de Valencia. Por la cantidad tuvo curiosidad y preguntó cuál sería el destino de ese aceite, y descubrió que sería empleado en estudios para la cura del cáncer en niños, eso lo lleno de orgullo y fue motivación para emprender su proyecto.

A la pareja le impactó ver que este producto natural tiene una utilidad beneficiosa para las personas, para mejorar la vida en general, un producto rentable que ha requerido de bastante constancia.

Por otra parte Torres acotó que el crecimiento del proyecto al tercer o cuarto años fue bastante notable porque tenían ubicado el aceite de coco 100% natural, en aproximadamente 110 tiendas a escala nacional, un trabajo duro a juicio del emprendedor, pero en la isla de Margarita solo tenía presencia en una tienda.

Recordó también que en las ciudades más pobladas como Caracas, Valencia, Maracaibo, Barcelona usaban más el aceite, situación que actualmente ha cambiado debido a la crisis y el poco poder adquisitivo que tiene el venezolano.

“Actualmente para comercializarlo fuera de la isla es difícil, porque el envío del producto sale tres veces más alto que el valor del aceite, y otro factor es que mucho gerentes de tienda se fueron del país”.

De igual forma afirmó, que en la isla usaron tácticas como la de consignación en las tiendas regionales para que el producto tuviera rotación y se diera a conocer, hoy en día el aceite de coco Prosaai es muy conocido y su meta personal, es que los turistas y cada persona que visite la isla, se lleve este aceite de coco natural, como un recuerdo.

Lonelsy Moreno resaltó que la comercialización de este producto artesanal en el ámbito regional y nacional lo ha hecho por las redes sociales como el instagram, en @aceitedecocoprosaai por donde reciben los pedidos, y por los números 04120925170/04123595011.

El aceite de coco es considerado un producto antioxidante que mejora el funcionamiento del cerebro y el sistema inmunológico. Además de sus comprobados usos en tratamientos de belleza para hidratar la piel y el cabello.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES