Porlamar
22 de abril de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El país afuera
Ningún medio internacional explica cómo una persona puede autoproclamarse sin la presencia de órgano público alguno, sin votos, sin ni siquiera las manos alzadas con la señal de costumbre en el acto de proclamación. Con las noticias que apabullan a través de las redes sociales nos cuesta saber dónde está la realidad.
Pedro Salima

4 Feb, 2019 | El 23 de enero un amigo venezolano, residenciado en Argentina, nos escribe preocupado, pues según los medios y las redes sociales en nuestro país reina la violencia en las calles y un tal Guaidó (el nombre no lo registra su memoria) asume la Presidencia, por lo tanto (asume el amigo) Maduro ha sido derrocado. Nuestro amigo conoce el odio sembrado contra los chavistas dentro de la militancia opositora, por lo que teme por nuestra seguridad.

El lunes 28 de enero, mientras celebrábamos el Día Nacional del Cine en una actividad de la Unearte con la proyección de varios cortometrajes producidos por estudiantes de esta casa de estudios, un hijo muestro llamaba desesperado desde España por Whatsapp. La llamada se repite una y otra vez a una tablet en casa, mientras nosotros compartíamos en una sala de cine.

Apenas llegamos al hogar hicimos contacto con él. Está a punto de llorar, angustiado, con los nervios de punta ante las noticias de los noticieros españoles: miles de muertos regados en las calles venezolanas, largas colas para conseguir comida, los anaqueles de los mercados vacíos; mientras un nuevo Presidente, reconocido por todos los países intenta llegar a Miraflores, donde el dictador Maduro se resiste a entregar el gobierno. Todo con una invasión casi por empezar bajo las órdenes de Donald Trump. Al día siguiente leo por internet la versión digital para América Latina de El País de España. Una información es resaltada en primera página. La misma dice al mundo que Venezuela está quebrada. Según la noticia el gobierno de Maduro no tiene para continuar pagando las cajas CLAP, ni para cancelar la deuda externa, ni para pagar los bonos.

A través de las redes sociales llegan fotografías de venezolanos que celebran en el exterior la salida de Maduro del gobierno, los menos informados preguntan en qué cárcel está preso Maduro. Algunos gobiernos se preparan para recibir a los nuevos embajadores nombrados por Juan Guaidó y aprobados por la Asamblea Nacional. Todo en ausencia de los nuevos diplomáticos.

Ningún medio internacional explica cómo una persona puede autoproclamarse sin la presencia de órgano público alguno, sin votos, sin ni siquiera las manos alzadas con la señal de costumbre en el acto de proclamación. Con las noticias que apabullan a través de las redes sociales nos cuesta saber dónde está la realidad.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES