Porlamar
22 de abril de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Maniobras…
Lo que llama la atención es que el presidente amenaza a los gringos a cada rato y también a cada rato llama a la paz, y el jefe de su partido no pierde ocasión alguna para reiterar que los marines, si se atreven, no saldrán vivos de Venezuela.
Ángel Ciro Guerrero/angelcirog@hotmail.com

5 Feb, 2019 | No las que protagonizan tirios y troyanos para atacarse entre sí, el mayor número proveniente de laboratorios, perjudiciales todas por supuesto, sino las militares que en las últimas semanas viene realizando el ejército bajo la inspección del propio presidente, en su papel de comandante en jefe de la fuerza armada.

Padrino, al respecto, ha sido diligente y, además de asegurar que son demostraciones de lo bien que están adiestradas y aprovisionadas las tropas, en varias proclamas ha reiterado, tanto en improvisadas arengas como en enjundiosas proclamas, que los soldados y oficiales darán su vida por defender el territorio y al actual gobierno de la república.

Se ha visto, entonces, el despliegue militar, en tierra, aire y mar, tratando de evidenciar la alta la moral y que es amurallada la convicción de sacrificio por el país a la hora de un posible enfrentamiento contra cualquier clase de intromisión extranjera.

Esa convicción se aplaude.

Al fin y al cabo es suya y de más nadie esa tarea. Y para cumplirla, se les ha armado. Quizás no de manera tan sofisticada y poderosa, como sí lo han hecho los imperialistas chinos, rusos o norteamericanos. Pero bueno, algo es algo.

De todos modos, lo que llama la atención es que el presidente amenaza a los gringos a cada rato y también a cada rato llama a la paz, y el jefe de su partido no pierde ocasión alguna para reiterar que los marines, si se atreven, no saldrán vivos de Venezuela.

Un mensaje contradictorio en donde las exageraciones se confunden con las advertencias y las amenazas más insólitas hacen que el asunto pierda toda seriedad, al extremo que muchos sacan a colación el cuento aquel de Salazar, el espía margariteño.

El anuncio de contar, para abril próximo, con dos millones de milicianos y milicianas en pie de guerra, antes que igual cifra de trabajadores para reactivar la producción de papa, zanahoria, yuca, ocumo, ñame y auyama, en las miles y miles de hectáreas que en el campo están abandonadas a causa de tanta expropiación de lo que antes eran fincas de probada producción, asombra y al mismo tiempo entristece.

Lo que arriba se escribe fue escuchado por el cronista. Lo dijo un anciano que, bien tempranito, a las 6 de la mañana, hacía cola para cobrar la pensión. Le aplaudieron. La señora que le precedía, se voltio y, preguntándose muy en serio, dijo:

¿No será una maniobra más para, armar oficialmente a los que dicen respaldar al gobierno?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES