Porlamar
15 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Eliminaron los chivos
Esta medida causó conmoción entre los criadores de chivos en todo el Distrito Díaz.
Verni Salazar cronistadediaz@gmail.com

12 Feb, 2019 | El Municipio antes Distrito Díaz, siempre se ha caracterizado por ser una tierra de labradores, de gente apegada a las labores de la tierra, con la que han mantenido una relación muy estrecha, esa que sólo se da entre los que la saben tratar bien, y que luego ella les recompensa. Así nuestro Valle de San Juan, fue un próspero hato de ganado, propiedad de Marcelo de Villalobos para 1525, regentado por Pedro de Alegría y después por Pedro de Herrera.

En visita que a esta tierra realizó Fray Iñigo de Abbad en el año 1773, con respecto al Valle de San Juan dice: “En San Juan del Valle, sus habitantes que son los que se llaman españoles residen en sus respectivas labranzas, o criaderos de ganado, de este hay mucho, tanto domesticado como bravío, pues en esta parte hasta las ovejas han levantado, ya hay muchas silvestres”, es decir la ganadería era sobresaliente, sobretodo la cría de chivos.

Para finales del año 1951 y principios de 1952, toda la Isla de Margarita, se vio azotada por una gran sequía, entonces a alguien se le ocurrió echarle la culpa a los chivos, y según la teoría de este “científico”: “La falta de lluvias en nuestra isla, se debía a la erosión causada por la gran cantidad de chivos que aquí existían”. Basado en la anterior hipótesis, el Ministerio de Agricultura y Cría, por medio de el Decreto N° 24, de ese año, “Prohíbe el libre pastoreo de los ganados caprinos y lanar en esta Entidad Federal”.

Esta medida causó conmoción entre los criadores de chivos en todo el Distrito Díaz, sobre todo en Las Villarroeles, Las Barrancas, Carapacho, El Espinal, Las Guevaras, El Dátil, donde existían hatos dedicados exclusivamente a esta actividad, y en entre los pobladores que tenían en el corral de su casa alguna cría en menor escala.

Pero como eran tiempos de dictadura, no quedó más remedio que acatar sin derecho a pataleo esta medida, a pesar que iban directo a la ruina; y es así que durante los años 1952, 1953 y parte de 1954, es cuando más se ha consumido la carne de este animal, en todas sus expresiones, desde la “cecina” hasta el sabroso “tarcarí”. Don Heraclio Narváez, Gobernador del estado Nueva Esparta, le pone fin a “la campaña de erradicación de los chivos”, según Resolución Oficial N° 822 del 27 de mayo de 1954.
El chivo que come orégano...forma parte de nuestra Identidad.

Yo Soy Identidad.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES