Porlamar
25 de junio de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La mente ¿Criada o Ama?
Si estuviésemos presentes, alerta, la presencia del testigo es la ausencia de la mente, asi como la presencia de la luz, es la ausencia de la oscuridad.
Julio Machillanda

24 Mar, 2019 | La mente debería estar a nuestro servicio, debería ser nuestra criada, pero resulta ser lo contrario, la mente se ha convertido en nuestra ama, nos hemos convertido en la sombra de la mente, ella propone a través de los pensamientos y nosotros la seguimos.

La pregunta es hay algo que se pueda hacer con esta criada rebelde, aparte de observarla?

No se puede hacer nada con esta criada rebelde, salvo observarla. Parece una solución demasiado sencilla para un problema complicado como este, pero es uno de los misterios de la existencia. Casi siempre los problemas complicados tienen una solución sencilla

Observar, estar presente, estar alerta, parecen palabras demasiado simples para resolver la complejidad de la mente. Millones de años de herencia, tradición, condicionamientos, prejuicios…como van a desaparecer observando y nada más?

Pero no desaparecen porque el observador nunca esta, está ausente.

Si estuviésemos presentes, alerta, la presencia del testigo es la ausencia de la mente, asi como la presencia de la luz, es la ausencia de la oscuridad.

De igual manera a medida que empieces a observar, tu observador se va fortaleciendo lentamente y tu mente se va debilitando. En cuanto la mente comprende que el observador ha madurado, la mente se somete de inmediato como un buen criado. Es un mecanismo, si ha llegado el amo, puede utilizar la máquina. Si el amo no está presente, o está profundamente dormido, la maquina funciona por si sola, hace lo que puede. No hay nadie que le dé órdenes, nadie que le diga, párate eso no se hace.

Entonces la mente se va convenciendo que ella es la que manda. Y como es tu ama desde hace milenios, cuando intentas observarla se rebela, porque se ha olvidado por completo de que es tu empleada. Llevas tanto tiempo ausente que no te reconoce. De allí la lucha entre el observador y el pensamiento.

Pero al final vencerás tú, porque la existencia quiere que el amo seas tú.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES