Porlamar
19 de abril de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Temática de la crisis demanda educar desde la sensibilidad a las nuevas generaciones
La educación requiere redimensionarse y los docentes no deben enseñar como en otras épocas. El educador debe ser un estratega que discuta los problemas y busque soluciones mientras los padres deben tener mayor presencia para formar con el ejemplo y con valores.
Martha León | @LeonMartik

Foto: Joselin Chacón

La falta o carencia de recursos en los hogares provoca el abandono de las aulas y la presencia de niños pidiendo para alimentarse. / Foto: Joselin Chacón

25 Mar, 2019 | En tiempos de crisis y de constantes conflictos sociales, condiciones presentes en el país y que cada día afectan a la niñez, se ve con preocupación cómo se está haciendo cotidiano observar infantes en las calles, avenidas, adyacencias de establecimientos y mercados públicos de la región pidiendo dinero o algo para comer.

En medio de este panorama los padres también se han visto obligados a limitarse y reinventar para tratar de cubrir las necesidades y requerimientos de los pequeños, exponiéndoles la realidad al momento de alguna solicitud.

Maricarmen Lugo de 11 años resaltó que la crisis es que muchas personas mueren por hambre, falta de vitaminas, proteínas y medicinas. Además compartió que conflicto social es cuando pelean entre sí por muchas cosas y en Venezuela están enfrentadas dos posiciones.

Juan José Ramírez, indicó la situación actual es por la falta de alimentos y recursos, y que muchas veces no se cuenta con dinero para transportarse, o se ve a niños que no tienen zapatos, o cuadernos para ir a sus escuelas.

Moisés Villanueva, precisó que crisis es la falta de insumos médicos, medicinas y todo aquello que un ser humano necesita para vivir como, alimentos, ropa, medicinas, algo que ahorita a las familias les hace mucha falta. “En Venezuela tenemos crisis, porque mis padres dicen que el país no es como antes, faltan cosas y nos limitamos ahorita prácticamente de todo”.

Lucía García dio su opinión y dijo que se trata de la insuficiencia de recursos para lo que hace falta. Y recordó que antes las personas salían siempre, hoy hay personas que pueden tener carro y no lo pueden arreglar por el costo de repuestos, y a otros la falta de efectivo para el pasaje les impide movilizarse.

Para Cinthia García ahora nos limitamos en hacer cosas que antes se podían hacer como salir los fines de semana a comprarse algo, comer en un restaurante. “Hasta los lunes populares ya es complicado conseguir el dinero para hacerlo”.

Por otra parte recalcó, que está crisis ha ocasionado que los niños no vayan a clase por no contar con los útiles para estudiar, además de que muchas personas no tienen la oportunidad de comerse algo que verdaderamente les guste, por la falta de dinero.
Andrea Castro acotó que las personas no cuentan con insumos suficientes para vivir, o las cosas que se necesitan en la vida cotidiana, además de no contar con dinero para comprar lo que les haga falta, o el hecho de que no puedan llevar sus niños al colegio por el transporte.

Además puntualizó “que el conflicto social son aquellas diferencias que cada quien tiene, como el caso de que unos apoyen a este gobierno y otros no lo apoyan”. A su vez dijo que una muestra buena para notar que hay crisis, es cuando ves a la gente protestando en la calle, porque si lo hacen es por algo.

MAYOR ACOMPAÑAMIENTO
El sociólogo Orlando Fermín pronunció que los tiempos que se viven en la actualidad imponen nuevos retos y formas de vida. Debido a la sociedad de la información o tecnologías se debe tener claro que los niños no están exentos de ser impactados por lo que pasa a su alrededor, como hacían los padres en épocas anteriores, en las cuales se protegía información.

Fermín resaltó que las nuevas generaciones son precoces y al padre colocarlo en contacto con la tecnología le da acceso a informaciones y hechos que no están preparados para entender, lo que amerita de mayor acompañamiento al niño en su formación a través de enseñarlo a pensar, conocer y entender las contingencias de la vida y como tiene que responder y el valor como persona.

Enfatizó que los padres en la actualidad requieren de una nueva racionalidad, habilidades y deben estar cargados de valores, porque se necesita educar la sensibilidad del pequeño. “No se le puede ocultar lo que está pasando en el país a un niño porque es una realidad que le está impactando, se debe darle educación de esperanza con el ejemplo, el valorar las cosas y haciendo un discurso esperanzador y positivo”.

Asimismo precisó que las escuelas deben ser distintas en la cuales se dé lugar a la acción de lo enseñado y no a la mera lectura y escritura porque la enseñanza de la escuela está en cuatro ejes: aprender a conocer, aprender a hacer con lo que se conoció, aprender a convivir y aprender a ser.

“La escuela debe redimensionarse, los docentes no deben dar solo información, porque no sirve, tiene que ser una escuela que pedagógicamente discuta los problemas, creando estrategias pedagógicas que al niño les represente que eso significa algo en su vivir, que le permita ver al niño que hacer con lo que aprende”.

REALIDAD
La representante Hildemar Rojas manifestó que solo basta ver cómo van los niños a los colegios. Recordó que en la semana en la escuela dos niños se desmayaron y al preguntarle, se enteraron que no habían comido en todo el día. “Esto da mucha tristeza ver todo esto”, acotó.

La madre dijo que los pequeños van a sus escuelas porque les gusta, y dijo que observó que hay niños que asisten con otra ropa porque no tiene para un uniforme, sin comer, sin merienda, no cuentan con comedor, “Hay que aplaudir a los pequeños por las ganas que tienen de ir a clases”.

Sin embargo Rojas expresó que no es fácil hablarle a los niños de crisis, porque ellos no entienden. “Yo le explicó que la cosa está fuerte, cuando ella empieza a preguntar “¿por qué no hacemos las cosas como antes? y le habló que la prioridad es la comida antes que otras cosas”.
Floraidys López, comentó que su hijo de 8 años le ha mostrado como que entiende, sin embargo dijo que no ve adecuado hablarle de lleno de la situación y el conflicto.“Mi hijo se da cuenta de todo, y ante las limitantes le explicó que no puedo comprarle el cereal, porque con lo que le cuesta ese artículo compra dos kilos de arroz”, enfatizó.

Finalizó diciendo que “la crisis se refleja en la asistencia de los niños a las escuelas y colegios porque hay muchos padres que no pueden enviarlos, porque no desayunan o no almuerzan y es una situación bastante preocupante”




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES