Porlamar
22 de septiembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Armada trabaja para hacer realidad un sueño olímpico
Un viernes de agosto subió al tatami de los Juegos Panamericanos para cumplir u objetivo, un paso más de su ordenado camino al éxito, que tiene en la mira Tokio 2020.
Simón Peraza Lazarde @sapl42

Foto: CORTESIA

Venezolana Andrea Armada obtuvo bronce en kata en Panamericanos. / Foto: CORTESIA

18 Ago, 2019 |Su calendario tiene un día libre en cada semana planificada con las actividades que le permiten ser más que una atleta de alto rendimiento. Se levanta temprano, entrena, acude a la universidad, regresa al gimnasio para su segunda tanda de entrenamiento y descansa.

En algún momento de su cargado cronograma, aceptó amablemente ser entrevistada con la única condición que fuese el domingo, su único día libre.

Los sueños le motivan e incluso en su conversa los sueños y la motivación se confunden, se hacen uno y marchan ordenados como sus compromisos que le mantienen a sus 19 años como una de las mejores karatecas del continente en la modalidad de kata.
Un kata es una forma que comprende una serie de técnicas y movimientos de ataque y defensa que simulan un combate de karate.

Andrea Armada Ruiz escogió para ganar su final por la presea de bronce en Perú 2019, hacer el kata sochin del estilo shotokan que traducido del japonés significa: fuerza y calma.

-¿Cómo llega Andrea al karate?
-[Sonríe antes de responder]. Mi influencia fueron los Power Rangers, no sé cómo los asocié al karate, pero desde pequeña fui fanática de esa serie, yo quería ser como ellos. Entonces, le dije a mi madre que me inscribiera y así empecé a los 6 años en Caracas.

-¿Qué aprendizajes deja el karate a quien lo practica?
-No porque sea mi deporte, mi arte marcial, pero creo que es uno de los deportes que más promueve valores. Desde que ingresas, te enseñan respeto. Respeto al oponente, a la autoridad, disciplina, perseverancia, resiliencia, muchísimas cosas que quizás otros deportes enseñan pero en el karate están impresos desde el inicio. No en vano, Japón lo implementa como parte de su sistema educativo para niños.

-Desde los 6 años hasta ahora, mucho es el trecho. ¿Qué te motiva a seguir?

-Todo ha sido poco a poco, desde que comencé me gustó. Como ves mi móvil no fue aprender a defenderme, sino una serie de televisión. Luego con el tiempo la disciplina me encantó. A los 9 años mi sensei me llevó a competencias federativas, desde entonces he mantenido la pasión y el amor por el deporte.
Las competencias de alto rendimiento y ser selección nacional me apasionan, me muestran mayores metas, me hacen aspirar más. Actualmente, me motiva mucho querer ser la mejor en el mundo, lograr el Campeonato Mundial e ir a las Olimpiadas y consagrar a mi país que siempre lo tengo presente.
-Cuando explicas tú motivación muestras las ganas de ganar. Si Andrea Armada quiere ganar una competencia. ¿Qué kata selecciona?
-¡Wow! Esa es una pregunta complicada porque escoger el kata depende de muchísimas cosas. Depende con quién competirás, quiénes están en el grupo y más ahora, porque han cambiado algunas cosas en el reglamento y se requiere más estrategia, mayor cuidado para tomar una decisión al escoger el kata.

-Como no puedes darnos una receta para escoger un kata para que los lectores ganen finales. Cuéntanos algo. ¿Cuál es tu kata favorito?
-[Ríe para responder]. Ahora mismo es uno que se llama sochin. Ese es mi preferido porque me siento cómoda haciéndolo y no muchos lo hacen. Lo siento parte de mí, se me hace difícil explicarlo, además, es uno que me ha dejado buenos recuerdos, aunque otra verdad es que todos me gustan.
Todos los Kata que hago son del estilo shotokan y con todos me identifico. Cada uno tiene detalles especiales, sus dificultades, por eso es complicado escoger, pero si tengo que escoger uno, selecciono ese, no para una final, sino como mi preferido.

-Andrea Armada la karateca, es conocida por el público. ¿Cuáles otras actividades le distinguen?

-Estudio en la Universidad Católica San Antonio de Murcia en España, gracias a una beca parte de un convenio. La mayoría del tiempo estoy en clases, entrenando, estudiando o compitiendo. Fuera de eso, en algún momento que logro tener libre, descanso. Tomo en serio el descanso porque es la única manera de rendir pero también uso los ratos libres para la fotografía y el mundo cinematográfico.

-¿Qué tanto necesita entrenar un atleta como tú?
-Entreno todos los días menos los domingos, esos son mis días de descanso. Entreno de lunes a sábado dos veces al día. Antes de ir a la universidad en la mañanita y luego después de la universidad. En total son como 5 horas diarias. Ese es básicamente mi horario de entrenamiento.

-Así como lo cuentas pareces tener todo muy organizado.
-Organizar el tiempo de acuerdo a las metas ha sido clave. Sin eso hubiese sido imposible, es la única manera de lograr hacer todo. Mi calendario de la semana está prácticamente armado con el entrenamiento y el estudio.

-Cuando lo explicas parece fácil. ¿Lo es?
-Cumplirlo todo no es fácil, porque puedes no tener las mejores ganas para hacer algunas cosas, pero ahí entra la perseverancia e ir contra las adversidades para hacer lo que tienes que hacer. Por eso, la importancia de la organización en todo mi recorrido.
-El arte marcial parece haberte dotado con más herramientas para afrontar la vida.
-En mi caso, yo le debo gran parte de mi formación tanto a mis padres como al karate. Me han formado como ciudadana. El karate como deporte y como arte marcial enseña muchísimo a diferencia de lo que cree mucha gente que piensa que el karate es violencia, aprender a pegar, y no lo es.
Una de las primeras cosas que uno aprende en el karate es que no hay primer ataque, funciona como defensa. Todos los kata comienzan con una defensa. El karate es para defenderse, enseña autocontrol y a utilizar el ataque solo cuando es justamente necesario.

-Los Juegos Olímpicos son un sueño recurrente de muchos atletas. ¿Cómo lo sueña un karateca?
-Para mi poder clasificar a los Juegos Olímpicos de Japón, es la posibilidad de cumplir un sueño desde niña. Siempre veía las olimpiadas por televisión, soñaba con estar ahí algún día, pero el karate no era deporte olímpico para ese entonces, ahora sí.
Para mí estar allá ha pasado de ser un sueño a una meta. Trabajo al cien por ciento para lograr clasificar. El hecho de que sean en Tokio, Japón; suma otro sueño. Entrenar allá y vivir lo que fue y es la cultura del lugar donde se originó el karate. Entonces, no hay mejor oportunidad, Olímpicos en Japón, así lo pensamos los karatecas, por eso clasificar sería un sueño, una meta hecha realidad.

-El camino hasta Japón es largo y complicado. ¿Cómo lo afrontas?
-Mi objetivo fundamental este año comenzó con los Juegos Panamericanos de Lima. El próximo será el Campeonato Mundial Juvenil que se celebrará desde el 23 de octubre en Santiago de Chile.

-Gracias Andrea por tu tiempo para conversar.
-Agradecida, estaré pendiente de su publicación para que mis familiares en Venezuela puedan leerme.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES