Porlamar
22 de septiembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Ya pasaron 8 meses ¿y entonces?
En lo único que ha tenido éxito la estrategia opositora, es en la promoción de más sanciones que estrechen el cerco económico y financiero del país y que como la última orden ejecutiva firmada por Donald Trump en agosto pasado, le hagan la “vida cuadritos” a los venezolanos de a pie que las padecen cotidianamente.
José Gregorio Rodríguez / Jotaerre577@gmail.com

5 Sep, 2019 |El 5 de enero de este año fue juramentado Juan Guaidó, como presidente de la Asamblea Nacional. Desde ese momento se dedicó a preparar la ópera bufa de su autoproclamación el 23 de enero y la línea política de la oposición para este año: cese a la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres.

Vendieron como exitosa la estrategia por el reconocimiento que inmediatamente recibió el “legítimo usurpador”, de los EEUU, Colombia y unos 50 países del mundo que gravitan en la esfera de influencia de los Estados Unidos de Norteamérica, los cuales se apresuraron y acompañaron semejante desaguisado.

Como reconociera el canciller español, Josep Borrell, cinco semanas después de este alocado ejercicio de política ficción: “Probablemente cuando se inició el proceso, y alguien estaba detrás de él, no se pensó que Maduro iba a demostrar cinco semanas después esta resiliencia (capacidad para adaptarse de manera positiva a situaciones adversas)”.

La oposición política había escogido desde el año 2017 la política del doble poder o estado paralelo, para intentar derrocar el gobierno del presidente constitucional, Nicolás Maduro.

En un hecho insólito que quedará registrado como una barbaridad jurídica en los anales de la política internacional, el 13 de octubre del 2017 se celebró la ceremonia de instalación del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio, en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, en presencia del tristemente célebre, secretario general de ese organismo, Luis Almagro. Comenzaba entonces el ensayo del estado paralelo.

Sin embargo, dada la incompetencia y la falta de respaldo popular y militar que el nuevo líder de la oposición venezolana ha recibido desde enero de este año, sus asesores le han recomendado construir la imagen para nuestro país y el mundo, de que en Venezuela existen poderes paralelos.

En lo único que ha tenido éxito la estrategia opositora, es en la promoción de más sanciones que estrechen el cerco económico y financiero del país y que como la última orden ejecutiva firmada por Donald Trump en agosto pasado, le hagan la “vida cuadritos” a los venezolanos de a pie que las padecen cotidianamente.

Para decirlo con las palabras del ex director del Departamento de Estado de los EEUU, Thomas Shannon, al rotativo británico Financial Times: “las sanciones aplicadas por Estados Unidos contra Venezuela causan un enorme daño al pueblo venezolano”.

A estas alturas, la militancia opositora le pregunta a Guaidó: Ya pasaron 8 meses ¿Y entonces?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES