Porlamar
15 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Abuso de poder
Nueva Esparta no necesita protectores. Nueva Esparta lo que necesita es más democracia y descentralización, más progreso y bienestar que solo se podrá lograr con una cambio de gobierno nacional.
Luis Longart Guerra

28 Oct, 2019 | Hace poco tiempo estuvo Maduro en nuestra Isla. Una visita entre gallos y medianoche. Anda en campaña soñando con obtener una “victoria” en las elecciones parlamentarias. Es el sueño de todo autócrata: tener todos los poderes bajo un solo puño, como en Cuba, Nicaragua, Corea, Turquía y otros países donde gobiernan sus aliados.

Un poco más de un centenar de aplaudidores lo acompañaban en su recital de sus peroratas de siempre.

Pero, esta vez vino con la tarea de violar por enésima vez la ya ultramaltratada Constitución Nacional.

Dijo “en uso de las facultades que la Constitución me otorga” voy a crear por decreto la Corporación de Protectores de los estados Táchira, Mérida, Anzoátegui y Nueva Esparta.
Se puede saber, ¿en cuál capítulo de la Constitución están esas “facultades”?

Pero, por si fuera poco, para completar su faena antidemocrática, arbitraria e inconstitucional despoja de las competencias en salud pública al gobernador del estado para transferirlas al llamado “protector del pueblo”.

Todo un abuso de poder. Una nueva tropelía contra la descentralización política y administrativa consagrada en el artículo 2 de la Constitución Nacional. Una Constitución que sirva para todo y que la patean cuando quieren y como quieren.

El gobernador Alfredo Díaz debe apelar a la voluntad popular para defender a Nueva Esparta de tanto abuso del señor Maduro, que no tiene las atribuciones que dice tener.
El señor “protector del pueblo” es el administrador de los intereses del partido de gobierno en Nueva Esparta. Es el jefe político de un partido y como tal actúa.

Aquí nadie sabe cuáles son los bienes del Estado, del gobierno o del partido. Para ellos, Estado, gobierno y partido de gobierno son la misma cosa. Es la propia esencia del despotismo y de la perversión de los altos fines de la política.
Ellos mantienen a los neoespartanos sufriendo las penurias de los malos servicios de luz, agua, gas, transporte y seguridad, entre otros. Ahora, agregan la salud.

Ya habían despojado a la gobernación del puerto y del aeropuerto, luego de los servicios de policía y ahora de salud.

Nueva Esparta no necesita protectores. Nueva Esparta lo que necesita es más democracia y descentralización, más progreso y bienestar que solo se podrá lograr con una cambio de gobierno nacional donde los dineros de la Nación no se conviertan en sal y agua en manos de los corruptos que lo han dilapidado a manos llenas arruinando al país.

El gobernador Alfredo Díaz debe ponerse a la cabeza de una gran jornada de movilización y protesta contra este nuevo atropello a la Constitución y a la voluntad popular neoespartana.

No hay otra vía, porque cuando a los pueblos se les cierra en forma arbitraria el camino de la Constitución, no queda otra cosa que la resistencia y la lucha frente a tales tropelías de un gobierno autoritario.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES