Porlamar
18 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Asuntinos remojan sus antojos en Café con Pan (+Fotos)
Elaboran trenza de chocolate, pan de coco y pan con orégano margariteño. Innovaron con una mezcla untable.
Karelys Inciarte |@kareinciarte

Foto: OLYANA MARCANO

Los Suniaga son un grupo familiar que convirtió la casa materna en un establecimiento donde se pueden encontrar productos únicos elaborados, sazonados y mezclados con ingredientes autóctonos de la región insular. / Foto: OLYANA MARCANO

29 Oct, 2019 | La Asunción huele a pan y eso lo saben quienes la viven. En la capital margariteña es posible encontrar sabores únicos y tradiciones de antaño por ser el lugar que convocaba a las mareras, o vendedoras ambulantes, para cargar sus cestas o maras con el producto del trigo cocinado en los únicos hornos de la isla. Allí se encuentra una panadería que tiene el nombre de desayuno, antojo y merienda: El Café con Pan.

Ubicado en el inicio de la calle Ruiz, sector El Mamey, es la casa familiar del patriarca, Policarpo Suniaga; con una arquitectura remozada, pero respetando el carácter propio de las primeras construcciones coloniales venezolanas, fue intervenida por todos los hermanos, sobrinos y nietos.

En total son 16 personas quienes trabajan desde las 7:30 a.m hasta las 7:30 p.m. para ofrecer sus creaciones que van más allá de las masas fermentadas, también ofrecen un producto único con sabor venezolano y sello margariteño: el Chocomar, que es una pasta untable de cacao con castaña, que junto con el pan del año, es uno de los árboles emblemáticos del municipio Arismendi.

El producto estrella de toda panadería es su pan, pero dentro de su variedad existe la trenza de chocolate, con la que se dio a conocer el emprendimiento hace 3 años y que en su versión coronada de coco le valió una mención especial de la feria del coco celebrada en la capital margariteña. Era la primera vez que participaban en una feria y eso entusiasmó al maestro panadero Ramón Suniaga.

La trenza consiste en una masa tipo profiterol, frita, bañada con chocolate y azúcar. Quien la prueba dice que no es buena, sino lo siguiente; por lo que contabiliza, en ocasiones, 700 unidades vendidas, cuenta Félix Suniaga, quien junto con Noemí, Alejandro y Ramón están inscribiendo el apellido Suniaga dentro de los libros de artesanos panaderos de nueva generación.

“Nuestro inicio fue con ensayo y error”, asume Noemí, pero eso nunca los desanimó, porque “afortunadamente cuando llegábamos al producto final teníamos la mejor recepción de los clientes”.

“Poco a poco fuimos mejorando e incluso –prosigue Félix- invitamos a un maestro panadero quien nos dio consejos y tips para mejorar la producción. Y al parecer son muy buenos alumnos. El primer año solo en pan campesino y panes canillas lograron vender 20.000 unidades en un trimestre.

El riesgo de comprar las máquinas y hornos sin tener conocimientos del negocio panadero lo sortearon con honores. Hoy su producto es tan reconocido que forma parte de las meriendas ofrecidas durante el recorrido de la ruta turística Tacarigua, sabor y tradición, que organiza La Grea Margarita @lagrea.mgta.

Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

La pasta es el resultado de la mezcla de estas dos semillas de frutos venezolanos, un sabor incomparable y único en el mundo. / Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

La castaña se casó con el cacao y tuvieron el untable Chocomar

En febrero de 2019 la familia de Café con Pan decidió que era el año de la innovación y de ofrecer un producto único que acompañara a sus cada vez más conocidas masas. Nace, luego de tres meses de formulación, el Chocomar.

“Queríamos crear un producto que acompañara la panadería, pero que también lo pudiéramos comercializar en otros lugares”, cuenta Félix Suniaga, al hablar de su pasta.
La castaña, un árbol que crece de manera espontánea en territorio asuntino, les brindó el mejor sustituto a los frutos secos reconocidos como la avellana o el maní, cuyas cremas llevan años siendo comercializadas.

“Es autóctona, rentable, accesible, pero sobre todo nutritiva por su contenido calórico” dice Alejandro Suniaga al referirse a este fruto criollo, que aunque con el mismo nombre es diferente al conocido en Europa y que es familia del árbol conocido en tierras guaiqueríes como pan del año.

El mezclar esto con otro producto autóctono de las Américas como es el chocolate fue un maridaje perfecto al que quisieron bautizar como Chocomar.

Ya con los permisos en regla, este emprendimiento margariteño se encuentra disponible por pedidos en Caracas y esperan que al finalizar el año pasen a formar parte de las cadenas de distribución en tiendas de grandes superficies en todo el país.

“Ya tenemos todos los permisos. Estamos en fase de terminar trámites administrativos, pero ya está disponible en estos dos estados”, asegura Félix.
La ventaja que tiene trabajar con este fruto es que no tiene temporada fija y el árbol ofrece semillas durante todo el año. Las ventas las realizan al mayor y al detal y están tan comprometidos con su empresa que cada uno de los hermanos contribuye en una tarea; sin embargo, destacan al maestro panadero Ramón Suniaga. “Él es artista, ebanista, profesor. Fue el responsable del diseño del local y del logo que nos identifica como una familia”, describe su hermana Noemí.

Para seguirlos @chocomar_mar y @panadería.cafeconpan donde pondrán realizar pedidos y conocer más de esta experiencia gastronómica.

...

Hecho en Margarita es una sección dedicada al emprendimiento local. Si quieres participar y contar la experiencia de tu producto envía un mensaje directo a @kareinciarte por Ig.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES