Porlamar
18 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






En Nueva Esparta se requiere de un emprendimiento con propósito
A pesar de que este movimiento en la entidad insular es una referencia en el país, son muchos los que aún no tienen visión de futuro. El miedo ha dejado estancados a muchos.
Mario Guillén Montero | @imathiox

Foto: Joselin Chacón

Las ferias artesanales y gastronómicas impulsaron el movimiento emprendedor en el estado Nueva Esparta. / Foto: Joselin Chacón

1 Nov, 2019 | El estado Nueva Esparta es una tierra próspera en todos los sentidos y la última muestra de esto es el éxito que han tenido los emprendedores que han decidido sacar adelante sus proyectos y convertirse en parte de la maquinaria económica de la entidad insular.

Desde hace algunos años se ha visto cómo margariteños y navegados han puesto el pecho a sus propios sueños y aspiraciones, empujando contra viento y marea todo tipo de emprendimientos gastronómicos, artesanales o sociales.

El CEO de Aprendo y Emprendo, Mauricio Parilli, afirmó que el emprendimiento en la región ha sufrido una pequeña involución, pues al principio se hizo mucho por la cultura de emprendimiento y que la gente organizara sus ideas, de esto han pasado 10 años.

Indicó que el emprendimiento es una etapa transitoria y la gente se ha quedado “pegada”, no ha habido pasos serios para que se conviertan en empresarios.

Comentó que esto se debe a que no existen políticas de financiamiento para crecer, incentivos especiales en los municipios o financiamientos bancarios públicos o privados, tampoco fondos de inversiones, ni espacios de incubación o aceleración para los proyectos.

“El emprendimiento ha estado orientado en la entidad a productos artesanales y de gastronomía, lo cual ha servido para que mucha gente se autoemplee, pero no tanto en la cadena laboral completa, desde el productor hasta el consumo final”.

Según Parilli, el emprendimiento en Nueva Esparta necesita replantearse, lo cual está relacionado con nuevas tecnologías que permitan que los productos calen más fácil, asimismo, políticas específicas que generen incentivos con las cuales los emprendedores entren a una etapa más formal con acompañamiento, y por último la convivencia entre gremios y empresarios para crear fondos de valor y financiamiento que permitan a los emprendedores tener recursos para escalar y crecer.

Llegar a consolidar un emprendimiento lleva tiempo, que puede ser de tres o cuatro años mientras se desarrolla la idea, se vende y se comporta el mercado, entre otras aristas que se dan antes de que se formalice.

“Un ejemplo de esto es que en los últimos meses el Saren aumentó el costo del registro de empresas. Eso ha limitado mucho más que los emprendedores se formalicen, porque la gente que tiene un emprendimiento gastronómico que apenas genera para sobrevivir y tiene que pagar un suma importante de dinero, no podrá hacerlo”.

A pesar de esto, el CEO de Aprendo y Emprendo afirma que Nueva Esparta es un referente nacional porque hay mucha innovación, optimismo e ímpetu, pero no se puede seguir en esa línea.

Se debe corregir la preponderancia al emprendedor productivo cuando también los hay sociales, que también son importantes.

“Si se le diera importancia al emprendedor social habrían más proyectos de impacto que harían bien a la sociedad. En Young Entrepreneur tenemos financiados proyectos productivos y sociales, estos últimos han superado en 50% sus expectativas y su impacto, porque tienen mucho que ver con generar soluciones a problemas sociales. En cambio el productivo está sujeto a la producción, al mercado y la burocracia”. Parilli dijo que hay muchos retos por superar.

Por su parte, Luisana Romero, presidenta de la Fundación Luisa Cáceres de Arismendi y organizadora del Mercado del Arte, aseguró que el movimiento emprendedor en Margarita ha crecido, lo que ha generado que gran cantidad de personas quiera potenciar y sacar provecho de sus talentos.

“Hay muchos profesionales que se dedicaban a su trabajo básico y ahora emprenden. El venezolano ha potenciado sus oficios y Margarita es una prueba con tantas ferias”.

Indicó que aunque no todos llegan a ser empresarios, no quiere decir que no hayan avanzado, porque todo depende del propósito que tenga su negocio. “En el Mercado de Arte han salido una buena cantidad de emprendedores que ahora son empresarios, ahí tenemos el ejemplo del Bulevar 5 de Julio donde están abriendo sus negocios.

Hay muchas marcas que siguen siendo un emprendimiento por un tema de protocolo y burocracia, pero generan ingresos suficientes para seguir como microempresarios”.
Romero comentó que existe una debilidad en el proceso de convertirse de microempresario a empresario, pero esto no solo es en Margarita sino en el ámbito nacional.

“Se quedan en un estado de confort porque siendo emprendedor no generan pasivos laborales, ni lidian con instituciones del Estado, ni generan impuestos. Entonces se quedan en una zona de confort, pero en el mercado hay gente generando ingresos con los que podrían ser empresarios exitosos, solo que cada quien ve el negocio de forma distinta, muchos por miedo a crecer”.

Romero cree que debe crearse una cultura transformadora de seres en el cual se entienda el porqué la gente quiere ser emprendedora y para qué. “Si es una necesidad económica cuando pase de moda el emprendimiento buscarán otra cosa que hacer. Nosotros mismos tenemos que ver hacia dónde remamos y cual es el objetivo, ya que hay tanta población emprendedora. El objetivo tiene que ser todas las aristas unidas desde las alcaldías, gobernación, empresarios, comunidad y el mismo emprendedor”.

Luisana Romero puntualizó que el emprendedor debe tener un propósito, porque así se tienen planes para lograr objetivos claros.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES