Porlamar
18 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Disminuye producción de ají margariteño por falta de insumos
Productores señalan que no cuentan con recursos y materiales necesarios para sembrar a gran escala como en el pasado, cuando podían comprar abono y sistemas de riego.
Angélica Villarroel Butto| @angelicvillabut

Foto: JOSELIN CHACON - @jnaymarch

El ají margariteño es un rubro de tradición cultivado por herencia familiar; su sabor y fragancia lo hacen único. / Foto: JOSELIN CHACON - @jnaymarch

2 Nov, 2019 | Conseguir ají margariteño en los supermercados de la región insular resulta una tarea complicada para aquellas personas que disfrutan darles sabor y color a sus recetas de cocina utilizando ciertas cantidades de este rubro con características bien definidas.

Se observa con preocupación cómo el ají traído de tierra firme ha ganado espacio en los establecimientos reemplazando el vacío que deja la escasa producción del ají margariteño.

Según algunos productores de esta especie, los números de producción han bajado porque no disponen de los insumos necesarios para trabajar la siembra y mucho menos adquirir sistemas de riego tan necesarios para cultivar a gran escala.

Dayana Díaz, agricultora del sector Hato Orinoco en Tubores, cuenta que antes podía sembrar en mayor cantidad, pero ahora se ve limitada porque se le hace difícil acceder al abono indispensable para cultivar un buen ají.

“No es sembrar la planta y ya, es abonarla, aporcar (recoger tierra en el entorno de la planta y amontonarla haciendo un pequeño montículo), fumigarla, podarla y limpiarla bien para cosechar un ají grande y de excelentes fragancia y sabor”, dijo al referir que mientras menos matas siembren obtienen menos kilos de ají, “pero mantenemos algo de producción”.

Con mucho sacrificio y porque razones le sobran para amar su trabajo es que ha logrado mantener tres cortes de ají sembrados con diferencia de un mes y medio entre ellos. Estima que dentro de unos 20 días recoja la cosecha.

El ingeniero y productor, Sergio Somov, mejor conocido como el “Guardián del ají margariteño”, coincide con Díaz y señala que ahora es muy difícil encontrar este producto en los supermercados o en cualquier sitio de venta de la isla, porque los agricultores han dejado de sembrar, “les falta insumo, no hay incentivos, créditos y apoyo para el hombre y la mujer que trabajan las tierras”.

Sostuvo que es difícil sembrar cuando no se tienen las fuerzas para continuar y “estamos muy preocupados por esa situación que afecta al agricultor y la existencia de un producto autóctono del estado”. Por eso trabaja con expertos para concienciar sobre el cultivo del ají y protegerlo con la Denominación de Origen Controlada (DOC), “que no da pertenencia a nadie”.

Según los productores, el ají margariteño no tiene temporada exacta para que se dé, se siembra todo el año. La mejor fecha dependerá del clima, es decir, mientras más sol y buen sistema de riego, habrá una buena producción. Las lluvias esporádicas hacen que crezca hermoso, grande y fragante.

A diferencia de lo que opina el director del Ministerio de Agricultura y Tierras (MAT), José Farfán, quien dice que hay temporadas para que se dé la producción en diferentes espacios del estado, “como también hay momentos en que escasea”.

Se refirió a que en algunos espacios se siembra por ciclo y los productores buscan la manera de sembrar y sacar en diciembre la mayor producción para comercializar.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES