Porlamar
15 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Solución a la venezolana
Entendemos que nos fácil para el jefe del G4 actuar con humildad y reconocer que a partir del 16 de septiembre pasado ya no son él y sus seguidores los únicos propietarios, ni siquiera los socios mayoritarios de la oposición política.
José Gregorio Rodríguez Jotaerre577@gmail.com

8 Nov, 2019 | Cuando se instaló el pasado 16 de septiembre en la sede de la Cancillería venezolana, la Mesa de Diálogo Nacional, entre el Gobierno Nacional y Luis Augusto Romero, de Avanzada Progresista; Felipe Mujica, del Movimiento al Socialismo (MAS); Claudio Fermín, de Soluciones y Timoteo Zambrano, de Cambiemos, para suscribir el documento denominado, “Acuerdo de Paz, Entendimiento y Convivencia”, afirmamos que por fin sucedía algo en la oposición que la liberaba del secuestro en el que la mantenían los integrantes del Grupo de los 4: Acción Democrática, Voluntad Popular, Primero Justicia y Un Nuevo Tiempo., quienes sostienen el más escandaloso episodio de la política-ficción vernácula. El interinato del autoproclamado Juan Guaidó.

Seis puntos formaron parte de ese primer “Acuerdo de Paz, Entendimiento y Convivencia”: La Incorporación del PSUV y aliados a la Asamblea Nacional. La conformación de un nuevo CNE. La liberación de políticos presos. La defensa del legítimo derecho de Venezuela sobre la Guayana Esequiba. El rechazo a las medidas coercitivas unilaterales y, la aplicación de un programa de intercambio de petróleo por alimentos.

En menos de dos meses se ha avanzado bastante: El Bloque de la Patria se incorporó a la AN en desacato, han sido liberados más de 30 presos encabezados por Edgar Zambrano, y lo que falta por hacer depende en buena medida de la voluntad política del G4 y su facilitación en la AN.

En la agenda está la designación de un nuevo CNE. Sobre este particular el señor Juan Guaidó y sus seguidores tienen el juego trancado. Se trata de poner a derecho el Poder Legislativo para sacarlo de la situación de desacato y avanzar en la constitución de un nuevo Poder Electoral que convoque y organice las elecciones parlamentarias que corresponden constitucionalmente para el año 2020.

Entendemos que nos fácil para el jefe del G4 actuar con humildad y reconocer que a partir del 16 de septiembre pasado ya no son él y sus seguidores los únicos propietarios, ni siquiera los socios mayoritarios de la oposición política.

Existen varios actores, entre los cuales para la simplificación de estas líneas podemos ubicar a los que acatan el liderazgo del G4, los seguidores de María Corina Machado y Antonio Ledezma y quienes ahora consiguen en el MAS, Avanzada Progresista, Soluciones, Cambiemos, Esperanza por el Cambio y unos cuantos otros que todavía por temor y cálculo político no se han atrevido a dar el paso, una esperanza de para salir del atolladero.

En justicia debemos señalar el inmenso aporte que en la búsqueda del diálogo y la reconciliación ha ofrecido el presidente constitucional, Nicolás Maduro.

A la luz de las encuestas y de lo que se escucha en las calles hoy podemos afirmar que cada día se suman más ciudadanos a la idea de construir una solución a la venezolana.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES