Porlamar
18 de noviembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Aeropuerto Santiago Mariño no atraviesa por su mejor temporada
El aeródromo margariteño no escapa de la realidad económica del país y del estado, por lo que sus costos operativos se han vuelto inalcanzables para su directiva. Existen deficiencias en casi todos los servicios.
Mario Guillén Montero | @imathiox

Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

Aeropuerto Internacional Santiago Mariño / Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

8 Nov, 2019 | El Aeropuerto Internacional del Caribe Santiago Mariño no atraviesa su mejor momento. La aeroplaza neoespartana ha dejado de ser una de las terminales más transitadas en el país y con la crisis económica es evidente su declive.

Atrás quedaron los años en los cuales el aeropuerto margariteño se mostraba repleto de pasajeros que pretendían volar a destinos nacionales e internacionales. Ya ni siquiera en temporadas altas el tránsito de usuarios es notorio, los trabajadores del lugar dicen que los asuetos y vacaciones son similares a días normales.

Aunque este terminal aéreo es internacional, la realidad es que son pocos los vuelos que salen desde allí que traspasan las fronteras, ya que los turistas que vienen de destinos como Colombia, por ejemplo, en muchos casos deben hacer trasbordo en Caracas.

Además, los costos operativos se han salido de las manos para su directiva, que ha tenido que hacer maromas y hasta pedir ayuda de aerolíneas pudientes para solventar algunas fallas.

Uno de los casos más evidentes es el aire acondicionado, que emplea un sistema Chiller (de enfriamiento para grandes espacios) que requiere de repuestos cotizados en dólares, como casi todo en el país.

En algunos períodos, el calor es insoportable, en estos momentos al menos el área pública tiene un ambiente agradable por la instalación de grandes ventiladores que mejoran la temperatura.

Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

En el área pública no existen suficientes sillas. / Foto: OLYANA MARCANO-@olymarcano

Asimismo, el suministro de agua es muy deficiente, por lo que sus empleados y usuarios no se escapan de la problemática que viven todos los neoespartanos con el servicio, el cual incumple ciclos, que en muchos casos rebasan el mes.

Esto ocasiona que los baños no estén en las mejores condiciones higiénicas, asimismo, el personal de limpieza ha comentado que la entrega de productos de limpieza es limitada.
Sin contar que los usuarios no tienen a disposición papel sanitario, jabón líquido en los dispensadores y mucho menos servilletas para secarse las manos. Además, en el área pública no existen suficientes sillas ni cajero automáticos, entre otras fallas.

EN EL PASADO


En febrero de 2014, el exministro de Transporte Acuático y Aéreo, Hebert García Plaza y el exministro de Turismo, Andrés Izarra, anunciaron con bombos y platillos varios proyectos para el Aeropuerto Internacional Santiago Mariño:la construcción de 200 hangares, una terminal privada y zona de carga aérea. La inversión alcanzaría 2.500 millones de bolívares, de los cuales 208.000 serían aportados por el Estado venezolano y 2.220 millones por el sector privado.

Asimismo, se edificaría un hotel que serviría a la aeroplaza insular, con una inversión de 700 millones de bolívares, el cual se esperaba abriera operaciones en 2016.
Otro de los proyectos aprobados fue la torre de control, que costaría 180 millones de bolívares. También se dio luz verde a los arreglos de la pista principal con un presupuesto que sobrepasaría los 280 millones de bolívares.

Ninguno de estos proyectos se materializó y se desconoce si los recursos fueron asignados.

REALIDAD


El presidente de Corpotur, Luis Eduardo Rodríguez, manifestó que un aeropuerto en una zona turística va más allá de recibir turistas, sirve como puerta de entrada y salida del destino.

Ante eso, aseguró que los lugares turísticos hacen esfuerzos para que se cumplan todos los protocolos que van desde la seguridad, comodidad, información e higiene.

Aseguró que la aeroplaza insular ha tenido un sentido epiléptico, por momentos está en buenas condiciones y en otros no tanto. A pesar de las dificultades, da fe de la voluntad de su directiva de mejorar los servicios, aunque no se hayan concretado los resultados esperados.

Según Rodríguez, la realidad de los aeropuertos varía, el aeródromo de Maturín no tiene las mismas exigencias que el de Margarita o Maiquetía, por ejemplo.

El aeropuerto insular tiene que cumplir con los protocolos de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y hacer que la experiencia del viajero sea agradable, concluyó.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES