Porlamar
9 de diciembre de 2019





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Por favor, Juan Guaidó, no entreguemos la AN
Llamar a la abstención seria entregarle a Maduro el único bastión que la democracia venezolana tiene en sus manos. La Asamblea Nacional no puede perderse porque usted, Guaidó, y los que están a su lado crean que no votando se le quebrarán las alas a Maduro.
Angel Ciro Guerrero / angelcirog@hotmail.com

28 Nov, 2019 | Sin desmeritar lo que usted viene haciendo, aunque si de resultados se trata pocos han sido los obtenidos a la fecha, resulta justo, urgente y necesario, recordarle que somos millones los venezolano que sí queremos salir del comunismo, que Maduro disfraza de socialismo, pero por la vía pacífica, constitucional y electoral.

Que usted y los restantes líderes del denominado G-4 estén pensando en la abstención como medida de presión o de rechazo al régimen que tiene a Venezuela por el suelo, es asunto que sólo a ustedes les compete y no a la mayoría nacional, que de antemano rechazará un anuncio de tan perjudicial naturaleza. Por inconveniente, fuera de lugar, muestra de debilidad, de miedo y de incompetencia también.

No es posible que esa sea la respuesta de los partidos mayores, conociéndose que entre el pueblo crece el patriótico y democrático deseo de sufragar mañana en las parlamentarias y pasado mañana en las presidenciales, tal cual lo sostienen las encuestas.

En ellas se afirma que más del 83 por ciento no quiere a Maduro ni a su comunismo; que no desean la confrontación sino la negociación como salida; que esperan de ustedes además de diligencia, porque han tardado mucho en buscar concreciones, muestras claras de saber qué harán por fin para ponerle coto a la descalabrada gestión oficialista.

Hay, asimismo, mucha, pero mucha gente que comienza a ver en el otro liderazgo, el que concentra a los partidos integrantes de la Mesa de Diálogo Nacional, a gente de mayor empuje, decisión y compromiso con el imperativo único: salir del totalitarismo que significa el gobierno de Maduro.

Llamar a la abstención seria entregarle a Maduro el único bastión que la democracia venezolana tiene en sus manos. La Asamblea Nacional no puede perderse porque usted, Guaidó, y los que están a su lado crean que no votando se le quebrarán las alas a Maduro. Por el contrario, no votar será rendirse antes del combate. Se les sugiere, entonces, que antes de decidirse por la abstención, pasen por la ferretería y cómprense la soga.

El voto es un derecho, y negársenos ese derecho, impedirlo en todo caso, será más que un exabrupto el modo grueso de evidenciar el fracaso de ustedes como dirigentes, que tienen la responsabilidad de conducir a la oposición hacia el encuentro de la libertad.

Por eso, Juan Guaidó, no entreguemos la Asamblea Nacional.

Si votamos, la ganamos y, ganarla significa despejar el camino, abriéndole paso a la avalancha de votos que nos dará la victoria definitiva en las presidenciales.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES