Porlamar
11 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El tiempo, una esperanza de la lejanía (II)
¡A carcajadas! De las utopías se burlan y de aquellos que se creen ¡los doctores que lo resuelven todo, los muy creídos y engreídos!
PERUCHO AGUIRRE

12 Dic, 2019 | Bueno, Rodrigo… ¿tú no estabas durmiendo?... ¡Sí, abuelo, pero, estaba soñando con el Señor de la pregunta y, el mismo señor me despertó!... ¿Y, qué soñabas? ¿Cómo se llama ese señor que no sabes ni siquiera quién es?... –Abuelo, sí sé, porque me lo dijo… ¡Simón Rodríguez! -Bueno, Rodrigo, esas son palabras mayores! Entre este señor y Don Andrés Bello uniformaron de Libertador a Simón Bolívar.

Ponme cuidado: Por eso, Rodrigo, olvídate de las horas, minutos y segundos. Estos 3 regalitos inmóviles son como los números, que, nadie, jamás podrá ver ni tener entre sus manos. ¡Y cuantas vainas nos han echado! Ni ríen, lloran, ni cantan ¡Joden! Para que el mundo se haya convertido en la prisión que tenemos. Son el tiempo, y, ellos, actúan con premeditación y alevosía.

¡A carcajadas! De las utopías se burlan y de aquellos que se creen ¡los doctores que lo resuelven todo, los muy creídos y engreídos! ¿Y, el tiempo? En su gozadera. Hasta burlas irónicas diciéndonos… -Oye abuelo, ¿de dónde sacas tú tanta vaina? Te he oído decir que tienes un amigo guitarrista al que le dicen “Pachica” que ya te hubiera dicho ¡ese viejo lo que está es loco!... Mira, Rodrigo, esas son cosas que con el tiempo son travesuras del ron y del lenguaje. Así es hijo, tranquilo.

El tiempo jamás terminará porque otro quiera. Ahora es que te falta que te mientan y engañen.

A ustedes los niños los preparamos para que nos alcahueteen las malas costumbres y los inventos inverosímiles. Ni has empezado, aún, porque ese tiempo que se pierde no se recupera. Él es tan solo una guía; irónico. Por eso tus juguetes son así. Anarquía.

Antología que tú tendrás que resolver. Geometría con líneas que no existen, con las que queremos conquistar el espacio celeste! Total… ¡Una universal patología de lo que no existe ni será posible! Ustedes los niños son solo alfareros de las buenas intenciones. Escudos de una policromía que te engañan con un bellísimo crepúsculo como el de Juangriego y, no solo eso, se marcha con las estrellas y, sin despedirse… Ah, te quedaste dormido otra vez… Espías.

Calcomanías. Sí, mi nietico querido. Ahí te llevo y, algún día serás uno de los tantos personajes de El Mesías. Jesús ¡El hombre más forzado de nuestro planeta! ¡Bendito! Ilustre poesía.

Canto de amor con música y sangre del corazón… Hijaaa, ven a buscar a tu muchacho para poder seguir con lo mío! ¿Qué?... ¡Con toda mi existencia! Aunque a muchos no le guste. ¡Dios!. ¿Azul?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES