Porlamar
10 de julio de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Maduro por fin pidió cacao
La autorización del parlamento, como poder de la República, le es propia y así lo dicta la Constitución, lo que quiere decir que el presidente Maduro está obligado, y así lo juró, no sólo a respetar sino a cumplir y hacer cumplir la Carta Magna de principio a fin.
Ángel Ciro Guerrero/ angelcirog@hotmail.com

10 Ene, 2020 | No le quedó más remedio convencido como está de su incapacidad para resolver la gigantesca crisis, que pedirles ayuda a sus aliados ideológicos.
Maduro, obligado por una opinión pública que lo rechaza en más de un 80 por ciento, conformada por millones de venezolanos, incluyendo a los que aun confían en la revolución, a pesar de tantos errores garrafales, que claman porque se detenga, por lo menos la locura inflacionaria, se decidió por fin a pedir cacao.

Los asesores rusos, chinos, iraníes y turcos, (los cubanos no, ellos cobran aparte) le aconsejarán qué y cómo hacerlo. Tales señores son los que, sin duda alguna, serán en lo adelante quienes de verdad dirijan lo que le falta de gobierno. Para salvar de algún modo las cuantiosas inversiones que, procedentes de Moscú, de Beijín, Teherán y de Estambul, han inundado el territorio venezolano, el estratégico sobre todo, con la ¿sana? intención de apoderarse, como los gringos, de nuestras riquezas, en especial el petróleo. ¿Mentira? Un solo ejemplo: lo del Arco Minero, sin olvidar el también poderoso coltan.
No pueden acusar de calumniadores o de conspiradores a los que señalamos como cierta la anterior afirmación pues, ya lo advirtió el propio vice ministro de Finanzas de Rusia, Serguéi Storchak, expresó de forma clara y terminante declaró a la prensa internacional que salvar la economía de Venezuela pasa por “arreglar el desastre petrolero de Hugo Chávez”.

El alto funcionario de Putin, añadió que “para salvar la economía de Venezuela la clave está en el petróleo” porque “el foco principal es el sector petrolero”. Advirtió tener “sugerencias para erradicar las distorsiones administrativas, que permitieron ocurrieran durante la nacionalización”., refiriéndose según la nota de prensa, a las medidas “que culminó Hugo Chávez en 2009, cuando decretó la nacionalización de todos los negocios ligados al petróleo. Desde la producción, hasta la comercialización y servicios de terceros..Desde entonces todas las empresas que operaban en el país lo hacían en alianza con la estatal Petróleos de Venezuela, PDVSA, la cual poseía entre el 60-70% de la operación. Estas medidas se han venido desmontando de manera informal. No legal, porque no han sido aprobadas por la Asamblea Nacional.”

También el alto funcionario ruso “cuestionó el modelo social del chavismo.” calificándolo de “un viejo sistema que redistribuye los bienes por igual” .Storchak afirmó. “Esto ha sido visto como un elemento de justicia social, pero en realidad profundizó la estratificación social en el país”. Para el vice ministro del Kremlin. “esto ha sido visto como un elemento de justicia social, pero en realidad profundizó la estratificación social en el país”. Finalmente, para que la cosa sea tomada muy en serio por los que aun dicen que no han visto rusos y cubanos mandando en Miraflores, Storchak aseguró que “en Moscú trabaja con un equipo de 12 expertos centrados en Venezuela” Y no sólo ellos. “También los chinos y los turcos están asesorando a Maduro”, agregó.

Malo no sería que compongan lo que Maduro ha descompuesto mucho más de lo que Chávez descompuso. Resultaría, si se quiere, positivo, siempre y cuando sus propuestas de solución obtengan la aprobación -no de la írrita constituyente- sino de la única Asamblea Nacional, la democrática, al fin y al cabo custodia de los intereses de los venezolanos, y no se impongan, utilizando como instrumento nada menos que la hoz y el martillo.

La autorización del parlamento, como poder de la República, le es propia y así lo dicta la Constitución, lo que quiere decir que el presidente Maduro está obligado, y así lo juró, no sólo a respetar sino a cumplir y hacer cumplir la Carta Magna de principio a fin. Hacerlo, sería un excelente primer paso. El segundo, que la AN a su vez designe una comisión de renombrados expertos que, contando con opiniones internacionales, determinen la viabilidad de lo propuesto y, una vez dado su veredicto favorable, la coalición formada por los tecnócratas del laboratorio rojo, se dediquen a resolvernos (y a resolverse) los problemas que sus camaradas criollos no pudieron resolver, porque el país les quedó grande, tanto como la crisis que su irresponsabilidad, desidia e inexperiencia generaron.
Mientras ello ocurre, como tarea prioritaria, que Maduro, Padrino y Riverol se ocupen de vigilar, con la fuerza armada, la milicia y cuerpos de seguridad y policía, que la corrupción y la especulación no continúen creciendo como la mala hierba.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES