Porlamar
23 de febrero de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La apuesta del régimen
Hasta ahora, solo Rusia, Cuba, Corea del Norte y Turquía, imagínense usted, han reconocido la espuria directiva que encabeza el tal diputado Parra, que pasará a la historia como un triste personaje que provoca lástima y pena ajena y que seguramente ingresará al cesto de los desechos de la historia.
Luis Longart Guerra

20 Ene, 2020 | Los últimos acontecimientos ocurridos alrededor de la Asamblea Nacional, único poder legítimo del país, confirman en forma clara y meridiana, lo que muchos vienen afirmando en torno a la actuación del régimen de Maduro.
Un desmedido y brutal cerco militar y policial al Palacio Federal Legislativo impidiendo la entrada de los diputados de la oposición con listado en mano de los parlamentarios representa un vulgar atropello nunca visto en la historia republicana contra un poder del Estado que representa la legitima voluntad popular.

Estos hechos han merecido el repudio de todo el mundo democrático a nivel nacional e internacional, tanto es así, que los gobiernos de Argentina y México, supuestos aliados del régimen se distanciaron públicamente de ese proceder anti democrático del régimen de Maduro.

En esta oportunidad un grupo de diputados de la oposición que han sido expulsados de sus partidos por corruptos, llamado los diputados CLAP, porque sirvieron para tratar de lavarle la cara a Alexis Saab, quien se ha enriquecido con los dineros del pueblo comerciando con las necesidades alimentarias de los venezolanos, han servido de escudo y estandarte del partido de gobierno para el asalto al Parlamento Nacional.

Ahora, tratan junto a los poderes secuestrados por el ejecutivo, no solo de usurpar la directiva de la Asamblea Nacional, donde no pueden reunirse porque no tienen quórum ni mucho menos mayoría para tomar decisiones validas, sino que también pretenden apoderarse de las siglas de varios partidos de oposición, entre ellos, Primero Justicia.
En este contexto, toda esta brutal arremetida fascista y anti democrática, violatoria de las más elementales normas constitucionales que insiste en enredar las cosas en el Parlamento, impidiendo por la violencia y el militarismo que se exprese la mayoría parlamentaria que respalda a Juan Guaidó como presidente de la Asamblea Nacional, tiene el deliberado y perverso propósito de provocar una situación de “conflicto” para que el ilegitimo tribunal supremo de justicia, aparato judicial del régimen, designe a los miembros rectores del consejo nacional electoral para las elecciones parlamentarias a efectuarse en el presente año. Esa es la verdadera intención de todo este proceso que ha llevado al desconocimiento de la mayoría parlamentaria y a impedir su funcionamiento en el palacio federal legislativo.

Hasta ahora, solo Rusia, Cuba, Corea del Norte y Turquía, imagínense usted, han reconocido la espuria directiva que encabeza el tal diputado Parra, que pasará a la historia como un triste personaje que provoca lastima y pena ajena y que seguramente ingresará al cesto de los desechos de la historia.

El Parlamento no es el edificio del palacio legislativo. Ese edificio solo es un símbolo, y quizás a partir de ahora, la Asamblea Nacional se reúna válidamente en otros lugares emblemáticos de nuestro país, por cuanto es depositaria de la soberanía nacional, legitima representante de la voluntad popular. Ello no significa que el Presidente Guaidó y los diputados opositores no insistan en reunirse como corresponde en el palacio federal legislativo, pero el Gobierno lo que le desea es un escenario de violencia para tratar de seguir enredando una situación que está absolutamente clara: Guaidó y la oposición son mayoría y los diputados oficialistas más los diputados corruptos son minoría. Esa es la verdad y eso lo sabe todo el país.

La lucha seguirá hasta lograr la recuperación de la democracia y la reconstrucción Nacional.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES