Porlamar
19 de septiembre de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






La gira de Guaidó
Venezuela tiene derecho a vivir en democracia y una minoría no puede abrogarse el derecho de someter la inmensa mayoría del país que quiere cambio.
Luis Longart Guerra

10 Feb, 2020 | El comienzo del 2.020 para el régimen de Maduro ha sido fatídico. No ha podido ser peor. Por un lado, ante su imposibilidad de ganar con votos de los diputados la Junta Directiva de la Asamblea Nacional procedió a asaltar y militarizar el Palacio Federal Legislativo impulsando la usurpación de funciones mediante el soborno y la corrupción, sin alcanzar a impedir el funcionamiento de la legitima Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó. Por otra parte, acaba de cometer el garrafal error de impedir la entrada de una delegación de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos para intentar evitar que se documente de las graves violaciones que en esa materia se cometen a diario en este país.

Así, que en lo que va de año, el régimen de Maduro se aísla más internacionalmente, mientras que a lo interno se debilita y apela cada día a la represión como forma de mantenerse en Miraflores.

Con el primer episodio fue peor el remedio que la enfermedad. Guaidó y los diputados demócratas han seguido reuniendo válidamente al Parlamento con apoyo de todos los países democráticos. Luego Guaidó burlando todo el aparataje policial y militar del régimen viajó al exterior y se ha reunido con Boris Johnson, Primer ministro inglés, Ángela Merkel, Primera ministra alemana, Emmanuel Macrón, Presidente de Francia y a pesar de no reunirse con Pedro Sánchez, por presiones de los impresentables Iglesias y Rodríguez Zapatero, recibió el respaldo del pueblo madrileño en la concentración realizada en la Puerta del Sol.

Después viajo Guaidó a los Estados Unidos y allí se reunió con nuestra gente en Miami, con el Secretario de Estado norteamericano Mike Pompeo, con el Vicepresidente Pence, fue invitado de honor al discurso del presidente Trump en el Congreso norteamericano y luego fue recibido en la Casa Blanca por el primer mandatario estadounidense. También se reunió con el primer ministro de Canadá Tradeau. En Washington también estuvo reunido con Luis Almagro, Secretario General de la Organización de los Estados Americanos (OEA) No hay duda que Guaidó ha salido fortalecido de esta gira internacional y pronto regresará a Venezuela. Tampoco hay duda, creo yo, que Guaidó es el líder de la oposición venezolana. Y que debe hacer todos los esfuerzos para para lograr la unidad de todos los sectores democráticos para salir de la crisis y comenzar la reconstrucción nacional. Sería absolutamente irracional oponerse al liderazgo de Guaidó, un hombre con solo 37 años ha demostrado valentía y coraje para asumir la tarea de la recuperación democrática. La verdad sea dicha, hoy nadie en el mundo democrático reconoce a Maduro que solo se mantiene en el Palacio de Miraflores por la fuerza de las bayonetas y los poderes públicos secuestrados.

Nadie le arrienda la ganancia. Seguir intentando en el terco empeño en mantenerse a toda costa en Miraflores le puede resultar un túnel sin salida.
Venezuela tiene derecho a vivir en democracia y una minoría no puede abrogarse el derecho de someter la inmensa mayoría del país que quiere cambio. Como dijo el historiador Elías Pino Iturrieta: De peores crisis hemos salido y de esta también saldremos.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Virgen del Valle


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES