Porlamar
6 de julio de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El coronavirus ya había llegado a Barcelona en marzo del 2019
El descubrimiento, presentado en el servidor medRxiv a la espera de ser revisado por la comunidad científica, supone la primera detección del coronavirus realizada hasta la fecha en el mundo.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA lavanguardia.com

La PCR no engaña.Un investigador analiza una muestra en busca de material genético del coronavirus con la técnica de PCR, la misma con que se ha detectado el patógeno en aguas residuales de Barcelona de marz / Foto: CORTESÍA lavanguardia.com

27 Jun, 2020 | El coronavirus SARS-CoV-2 ya había llegado a Barcelona en marzo del 2019, diez meses antes de lo que se sabía hasta ahora. Así lo demuestra el análisis de una muestra de agua obtenida de la depuradora del Prat de Llobregat el 12 de marzo del año pasado en la que se ha encontrado material genético del virus causante de la Covid, señaló el portal lavanguardia.com.

El caso más antiguo se remontaba hasta ahora a noviembre del 2019 en Italia, también en una muestra de aguas residuales.

La detección realizada en Barcelona demuestra que el virus estuvo circulando durante meses sin ser detectado antes de iniciar en Wuhan la epidemia que después se ha extendido al resto del mundo. El virus difícilmente se originó en Wuhan, pero “la pandemia sí empezó en Wuhan”, aclara Rosa Pintó, catedrática de Microbiología de la Universitat de Barcelona (UB) y codirectora de la investigación.

En Barcelona aquella primera llegada del virus en el invierno del 2019 afectó a un número lo bastante grande de personas para que los restos del virus sean detectables en las muestras de la depuradora.

El papel de Wuhan

El virus no se originó en Wuhan, pero sí la pandemia que ha llegado a todo el mundo

“No podemos decir cuántas personas fueron, pero tuvieron que ser bastantes”, señala Pintó. Sin embargo, el virus no arraigó. En las muestras siguientes, una cada mes entre septiembre y diciembre de 2019, no hay rastros del virus. No vuelve a aparecer en las aguas residuales de Barcelona hasta el 15 de enero del 2020.

A partir de esa fecha, las cantidades del virus que se encuentran en las aguas que llegan a las depuradoras del Prat y del Besòs aumentan progresivamente hasta principios de abril. Después vuelven a bajar, coincidiendo con el confinamiento de la población y la reducción de casos de Covid. El 18 de mayo el nivel de circulación del coronavirus ya es tan bajo que no llega a detectarse en las depuradoras.

Estos resultados demuestran que el coronavirus circuló con más intensidad en Barcelona desde el 15 de enero hasta el 25 de febrero, fecha en que se detectó el primer caso de Covid en Catalunya, que desde el 18 de mayo hasta ahora. Para los investigadores, son la prueba de que el análisis de aguas residuales es una herramienta útil para controlar la evolución de la epidemia, ya que puede detectar un aumento de infecciones antes de que los casos sean identificados por el sistema sanitario.

“La vigilancia centinela del SARS-CoV-2 en aguas residuales permitiría la adopción de medidas inmediatas en caso de futuras oleadas de Covid-19”, concluyen en el artículo científico presentado en medRxiv . Esta vigilancia centinela se basa en el hecho de que el coronavirus llega al tracto digestivo, además del aparato respiratorio, y que algunos de sus restos se expulsan por vía fecal y llegan a las aguas residuales.

Un brote esporádico

Causó un primer brote en Barcelona pero no arraigó; en otoño no estaba aquí

Tras darse cuenta de que la infección había empezado a circular en el área metropolitana de Barcelona 41 días antes de detectarse el primer caso, y ante la sospecha de que se había originado mucho antes de que se notificaran los primeros casos de Wuhan, “decidimos mirar retrospectivamente si encontrábamos el coronavirus en muestras de años anteriores”, explica Albert Bosch, codirector de la investigación en la UB y presidente de la Sociedad Española de Virología.

Los investigadores recurrieron a muestras procedentes de los tests que realizan de manera sistemática para detectar otro tipo de virus en aguas residuales –concretamente enterovirus, que pueden causar meningitis–. Al tratarse de muestras difíciles de obtener, guardan el material no utilizado a 80 grados bajo cero en un laboratorio de la UB.

Para buscar el coronavirus, recuperaron nueve muestras que abarcan desde enero del 2018 hasta diciembre del 2019. En cada una de ellas realizaron pruebas de PCR en cinco regiones distintas del genoma del virus.

Todas las PCR fueron negativas excepto las del 12 de marzo del 2019, en que dos de las cinco regiones del genoma del SARS-CoV-2 fueron detectadas. “Las dos que dieron positivo son las dos potencialmente más estables”, destaca Rosa Pintó.

Evolución de la covid

El estudio demuestra que la epidemia estaba activa en Catalunya desde el 15 de enero

Que las otras tres sean negativas no invalida el resultado porque, al estar localizadas en un extremo del genoma, podían haberse degradado antes de hacer la PCR, argumenta la investigadora.

Las dos secuencias que han dado positivo son específicas de este coronavirus, añade Albert Bosch. No pueden corresponder a ningún otro virus que circule actualmente. Se han detectado con reactivos desarrollados por el Instituto Pasteur de París para identificar precisamente el virus de la Covid.

“Los resultados de estas PCR no pueden ser falsos positivos. Estamos absolutamente convencidos de nuestros datos. De lo contrario, no los hubiéramos presentado”, declara Bosch. “Si se busca el coronavirus en muestras de otros lugares del mundo correspondientes a la primera mitad del 2019, estoy seguro de que también se encontrará”.

Estas muestras podrían proceder no sólo de aguas residuales de otras regiones, sino también de tejidos de pacientes diagnosticados de neumonía -o incluso de gripe sin neumonía- y en los que no se detectó el coronavirus porque aún se desconocía su existencia.

¿fue el mobile?

La fecha de los primeros casos cuadra con la celebración del Mobile del año pasado

“Que aparezca el coronavirus en Barcelona en marzo del 2019 cuadra con el Mobile”, observó ayer Robert Güerri, coordinador de Covid en el hospital del Mar de Barcelona, en referencia a que el Mobile World Congress del año pasado se celebró del 25 al 28 de febrero y, si originó algún brote, debió detectarse en aguas residuales unos días más tarde.

Según Albert Bosch, “dado que la mayoría de casos de Covid presentan síntomas parecidos a los de la gripe, es probable que los primeros se confundieran con casos de gripe”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES