Porlamar
12 de agosto de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






El diálogo es el único camino
Necesitamos un poder legislativo que se ocupe de los problemas cotidianos de la gente y no de andar por el mundo solicitando sanciones de todo tipo para hacerle la vida “cuadritos” a los venezolanos.
José Gregorio Rodríguez /Jotaerre577@gmail.com

2 Jul, 2020 | Desde que en septiembre del año pasado se instaló la Mesa Nacional de Diálogo Nacional, afirmamos que no podían haber escogido un mejor nombre para el documento que suscribieron en ese encuentro, “Acuerdo de Paz, Entendimiento y Convivencia”.

En esa oportunidad acordaron seis puntos iniciales sobre los cuales trabajarían: La Incorporación del PSUV y sus aliados a la Asamblea Nacional. La conformación de un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE). La instalación de una comisión para, en conjunto con el Poder Judicial, evaluar medidas de sustitución a dirigentes políticos privados de libertad. La defensa del legítimo derecho de Venezuela sobre la Guayana Esequiba. El rechazo a las medidas coercitivas unilaterales y, la aplicación de un programa de intercambio de petróleo por alimentos.

Al revisar los resultados nos encontramos con que todos y cada uno de los puntos originalmente convenidos para trabajar su solución han sido trabajados.

Facilitaron hasta la libertad del diputado Edgar Zambrano, quien el 30 de abril del 2019, llegó elegantemente trajeado a las inmediaciones de la Base Aérea La Carlota, dicen que listo y dispuesto para asumir la vicepresidencia ejecutiva de la república, en caso de que el golpe de estado fraguado por Leopoldo López y Juan Guaidó, hubiera tenido éxito.

A la calladita, como se deben trabajar los acuerdos exitosos, supieron construir un conjunto de soluciones para los temas que originalmente se habían propuesto.

Es justo reconocer el papel del presidente Nicolás Maduro, quien nunca se ha cansado de convocar al diálogo, aún en los momentos de mayor agresividad e intolerancia de quienes siguen apostando a la salida violenta para dirimir las diferencias políticas. Por supuesto, a su equipo de negociadores, entre quienes destacan; Delcy Rodríguez, Aristóbulo Isturiz y Jorge Rodríguez.

Merecen especialísimo reconocimiento quienes por el lado opositor decidieron asumir el papel de “conversadores”, no me gusta utilizar la palabra negociadores. Claudio Fermín, Felipe Mujica, Timoteo Zambrano, Henry Falcón y Javier Bertucci, entre muchos otros compatriotas, que han contribuido con este esfuerzo.

Se desató contra ellos y las organizaciones que representan, una de las más brutales campañas de descalificación, estigmatización y satanización de los últimos tiempos. Sin embargo, supieron mantener su postura con convicción y coraje, para labrar un acuerdo al que todavía le faltan algunas cosas que perfeccionar, otras que concluir, no pocas que incorporar, pero siempre con el norte de que las soluciones de los problemas del país, deben ser construidos entre venezolanos.

Llegamos a un momento al que no pocos le pusieron cualquier cantidad de trabas, la convocatoria a elecciones para elegir la nueva AN realizada por el nuevo CNE. El próximo 6 de diciembre los venezolanos saldremos a votar para cambiar la Asamblea Nacional.

Necesitamos un poder legislativo que se ocupe de los problemas cotidianos de la gente y no de andar por el mundo solicitando sanciones de todo tipo para hacerle la vida “cuadritos” a los venezolanos.

Estamos absolutamente convencidos que el diálogo no solo es la vía, es el único camino.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Gente Feliz | Vida de Hoy | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES