Porlamar
25 de octubre de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Lo malo de llamarse “Cucho”
Uno de los personajes más reconocidos de nuestra Altagracia, y que todos identificamos como “El ñeco de Facho”, se hacía llevar diariamente en el carro de su casa, hasta la entrada de “La Galera”, donde su gran amigo Cruz “Cucho” Manuel Martínez , le guardaba el pescado fresquecito.
Mélido Estaba Rojas melidoestaba@gmail.com

15 Oct, 2020 | Por las benditas malas costumbres margariteñas de achicar los nombres o ponerle apodos a la gente, han pasado cosas simpáticas o embochinchadoras, que van quedando en el reguero del camino como para contarlas y reírnos de nosotros mismos. Se dan casos como el de Crisanta Simona, quien tiene ocho manganzones grandísimos que viven con ella en Pueblo Nuevo, allá en Altagracia, donde fueron víctimas de un ratero navegao que aprovechó los apagones de la cuarentena, para meterse en la casa a buscar qué encontraba para remediarse. Crisanta Simona vio al sinvergüenza trasteando qué llevarse, y comenzó a gritar como loca: “Cheito, Güicho, Chiquito, Piquito, Toñito, Maquito, Fito, Coteíto… ¡ Levántense que hay un hombre entre la casa robando…un ladrón…un ladrón!, mientras el amigo de lo ajeno, seguía muy tranquilo registrando, como si nada. Finalmente cuando aquellos ocho hombres le cayeron como fieras al inesperado visitante, éste se rindió y confesó a todo gañote que Él oyó a la dueña de casa llamando a tanto carajito, y pensó que el mandado estaba hecho, que bastaría con darle una nalgada a cada muchacho y mandarlo a dormir al carajo. No pensaba conseguirse a tanto diablo con nombres de angelitos.
Pero el cacho que quiero contarles va por otra vía: Resulta que uno de los personajes más reconocidos de nuestra Altagracia, y que todos identificamos como “El ñeco de Facho”, se hacía llevar diariamente en el carro de su casa, hasta la entrada de “La Galera”, donde su gran amigo Cruz “Cucho” Manuel Martínez , le guardaba el pescado fresquecito que atrapaban las nasas de Mario Ordaz, por entre aquellas selvas marinas de El Morro y El Risco Azul. Imposibilitado para movilizarse por discapacidad en sus piernas, el respetable amigo mandaba a detener el vehículo en una lomita desde donde se dominaba la playa en la que se varaban los botes luego de la faena. Allí se distinguía clarito la nave del gran “Cucho”, destacando por sus colores relucientes y el nombre “El Bienvenido” acicalado en la proa y adorado por alcatraces y guanaguanares pedigüeños. Desde acá el ñeco de Facho gritaba con brío: “ Cuchoo… a Cuchoo”. Y desde allá siempre estaba latente la amistad y el respeto del pescador con semblante de sonrisa jatera, respondiendo al estilo playero “Ya voy Ñecoo”, y recalaba corriendo por la veredita con la frescura olorosa de su entrega diaria.
Uno de esos días con olor a virus, el amigo “Cucho” no pudo asistir a la tarea pesquera y se justificó ante sus compañeros de brega para que le cuidaran su inasistencia. Por esas decisiones solidarias entre los hombres de mar, correspondió a Juan “Chencho” ocupar la jefatura del “Bienvenido”. Así que hizo su viaje en busca del cardumen, elevó las nasas y se vino rumbo a La Galera, bajo el consentimiento de la brisa juangrieguera. Bien tempranero, cuando estaba en pleno uso de sus habilidades pesqueras, doblado entre la embarcación seleccionando la cosecha marina, escucho las voces que venían desde la lomita. Afinó la vista, allá en la tenue barranca estaba el carro estacionado, y desde el puesto del copiloto se movía ágilmente la mano blanca del “Ñeco” que hacía señas mientras gritaba: “A Cuchooo… Cuchoo”. Ante la insistencia proveniente del carro detenido y desconociendo el trato, Juan “Chencho” detuvo su labor, se enderezó entre el bote, hizo un parlante con sus manos y queriendo anunciar que Él no era el dueño del bote, grito “No es Cucho…no es Cucho”, a lo que “El ñeco”, sin explicación cierta de lo que pasaba, replicó a todo pulmón “Y si no escuchas ¿pa´que carajo respondes?...¡No joda!




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Virgen del Valle


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES