Porlamar
5 de diciembre de 2020





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






¡Pobre hospital de Porlamar!
Vergüenza nos da reincidir en lo relativo a la situación del Hospital “Luis Ortega”, de Porlamar, donde el personal -literalmente- hace esfuerzos con las uñas para sacar a flote la dignidad margariteña.
Mélido Estaba Rojas melidoestaba@gmail.com

29 Oct, 2020 | Como otra contradicción elemental del gobierno embustero y pantallero, flota entre los escombros de la desidia el problema de la salud, alentado por la llegada del Covid 19 que esconde su verdadera cara entre cadenas diarias con anuncios exitosos, cuñas que invitan a cumplir normas incumplibles en un país donde los servicios básicos (entre ellos agua y luz) no sirven. Esa alegría rozagante del equipo Ejecutivo, que vemos a diario por los medios, bajo un techo artificial remendado con bonos y bombardeado de precios inaguantables, no tiene nada que ver con la real desgracia que asoma y se planta diariamente en las diferentes capas sociales, para recordarnos que estamos viviendo en el peor régimen de los últimos tiempos.

Vergüenza nos da reincidir en lo relativo a la situación del Hospital “Luis Ortega”, de Porlamar, donde el personal -literalmente- hace esfuerzos con las uñas para sacar a flote la dignidad margariteña, en el empeño de brindar salud en un ambiente donde todo falta menos la propaganda de los sectores gobierneros, apoyados en la trampa que niega recursos a las verdaderas autoridades regionales y se las entrega a otros que son impuestos por obra y gracia del poder supremo. Seguros estamos que los enfermos afiliados al grupo de chupadores no tendrán necesidad de arrimarse al Hospital, pues cuentan con pasaporte directo a la medicina privada; lo maluco está en que es el personaje del pueblo quien debe ser remolcado sobre hojas de lata y trastos de madera o cartón, ante la falta de camillas y ambulancia, para llegar al centro asistencial. Cualquiera que se pasee por las instalaciones del “Luis Ortega”, podrá constatar que su ambiente no es el más aconsejable para prácticas que tengan que ver con salubridad. El personal ha denunciado en algunas oportunidades la lamentable situación, que comienza con el estado de inseguridad al que están expuestos pacientes y familiares; instrumental y accesorios para curas menores son difíciles de localizar, por lo que normalmente los que se arriesguen deben ir provistos de ellos. La basura y desperdicios también son factor de frustración y preocupación al contemplar una institución que en algún tiempo de su honrosa existencia brilló por su desempeño, y regaló el prodigio de su servicio a la colectividad neoespartana. Lastimosamente nos estamos refiriendo a un tema de incalculable importancia en cualquier sociedad medianamente desarrollada, pero debemos quedarnos en la incertidumbre frente a un gobierno que parece carecer de planes y disposición para avanzar, y prefiere sostenerse con el ventajismo que contagia el poder.

Es cierto que si vamos a ser objetivos, tendremos que aceptar que esta infortunada situación se está viviendo en la mayoría de los hospitales del país, y los gremios de la salud han hecho las denuncias respectivas, comenzando por el miserable sueldo que devenga el personal adscrito, citando el estado de abandono y deterioro de infraestructuras, ausencia de tensiómetros, inyectadoras, tapabocas, detergentes, alcohol y otros elementos indispensables para la práctica médica.

La población del estado, con la humildad y disposición que la han caracterizado, repinta su solicitad de auxilio en bien del Hospital “Luis Ortega”, con la esperanza de que los personeros ligados al Ejecutivo Nacional, hagan llegar la queja hasta la cúpula para que no se diga más “Pobre hospital de Porlamar”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Virgen del Valle


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES