Porlamar
26 de enero de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Para ser un héroe al bate puedes fallar hasta el 70%
El cubanote de Pinar del Río, Tony Oliva, ahora en sus 82 años, era muy deficiente a la defensiva y no había designado. Pero como bateador, sonaba línea la mayoría de las veces que hacía swing.
Juan Vené jbeisbol5@aol.com @juanvene5

Foto: CORTESÍA

Don Mattingly ganó nueve Guantes de Oro / Foto: CORTESÍA

4 Ene, 2021 | La actividad deportiva más difícil del mundo, es batear. Eres tú, armado con un delgado bate, frente nueve contrarios empeñados en hacerte out.

Luis Manuel Hernández fue estelar bateador, glorioso lanzador y muy útil como segunda base en la pelota doble A de Caracas, cuando los equipos de esta categoría podían ganar y perder frente a los mejores rósters profesionales de Latinoamérica. Él me dijo para esta columna…:

“Batear es lo más difícil del deporte. Quien pega 30 hits en 100 intentos, o sea, que si se falla en setenta veces de cada 100, se logra promedio de 300, que es lo más ansiado. El bateador es un personaje solitario, enfrentado a un lanzador, con ayuda de un catcher, combinados para producir lanzamientos con variantes y a diferentes velocidades cada vez. Y el bateador, con su delgado madero, debe conectar una pelota, en extremo pequeña, si se le compara con las de fútbol, basquetbol o polo, la cual es lanzada apenas a 60 pies seis pulgadas. Eso exige muchas habilidades, como coordinación vista-manos, el instinto para seguir la trayectoria de la bola y decidir cuándo atacar.

“Lanzar es menos difícil, si tienes buenas piernas y brazo saludable, cierta velocidad, control, variedad en lo que tiras y memorizas las características de cada bateador. Pero, si se te embasan 70 de cada cien bateadores, eres horrible pítcher.

“Ahora, como infielder, requieres buena vista y colocación para cada bateador. Si dejas pasar 70 de cada 100 roletazos o si tiras mal en 70 de cada 100 oportunidades, te mandarán bien lejos.

“Sí. Lo más difícil del deporte, es batear”.

Muy agradecido por esta valiosa clínica del beisbol, dictada por el profesor Luis Manuel Hernández.

El cubanote de Pinar del Río, Tony Oliva, ahora en sus 82 años, era muy deficiente a la defensiva y no había designado. Pero como bateador, sonaba línea la mayoría de las veces que hacía swing. En cinco temporadas fue líder en incogibles, incluso en 1964 con 217 y 1970 con 204; campeón de bateo tres veces, y en 13 oportunidades bateó sobre 300. Sus totales, 304 de promedio, 220 jonrones, 947 impulsadas en 15 temporadas. Fue candidato Hall de la Fama por 15 años y su mayor porcentaje de votos fue de 40.7% en 1992.

Jim Kaat fue premiado con 16 Guantes de Oro y en 15 años de candidato al Hall de la Fama, no pudo alcanzar mayor votación que la de1993, del 29.6%.

Don Mattingly ganó nueve Guantes de Oro, tres Bates de Plata, un título de Más Valioso, a la vez que obtuvo votos para esta última distinción en siete temporadas. En sus 15 años de candidato al Hall de la Fama, la mejor votación que logró fue del 28.3% en 2001.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES