Porlamar
23 de enero de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






No podrán con la Universidad
Los gobiernos del llamado Socialismo del siglo XXI que han encabezado Chávez y Maduro ha realizado y realizan una ofensiva contra la Universidad y lo que ella representa.
Luis Longart Guerra

12 Ene, 2021 | Hemos visto con dolor y estupor los sistemáticos destrozos que se vienen cometiendo contra las instalaciones de las Universidades autónomas y democráticas. Un bárbaro ataque a la ciencia y a la inteligencia. Las Universidades son centros para la discusión de las ideas en un marco de libertad y lenguaje civilizado. La Universidad ha sido, es y será siempre un factor determinante e irreductible en la lucha por el cambio y la transformación nacional.
El régimen parece que tiene como objetivo la destrucción y desaparición de las universidades autónomas. No tiene otra explicación los actos vandálicos que vienen ejerciendo bandas criminales con total impunidad para desmantelar equipos de variado uso, cableado, incendio y destrucción de instalaciones en la Universidad Central de Venezuela (UCV), Universidad de Los Andes (ULA), Universidad del Zulia (LUZ), Universidad de Carabobo (UC) y Universidad de Oriente (UDO).
Estos repudiables hechos se unen a la incesante campaña de desprestigio y cerco económico a nuestras casas superiores de estudio, a cuyos Claustros no se les ha permitido la renovación de sus autoridades como lo establece el principio de Autonomía Universitaria, ni se les ha dotado de los recursos suficientes para mantener una educación digna y de calidad, sueldos adecuados a sus docentes, el mantenimiento de sus infraestructuras, el mejoramiento de sus comedores y becas estudiantiles, sus estudios de posgrado, y el financiamiento de sus proyectos de investigación y extensión universitaria.
Los regímenes autoritarios siempre han tenido a la Universidad como un temible adversario de sus tropelías. Así, en el gobierno de los Monagas en 1849, el Poder Ejecutivo dictó un instrumento legal que estableció: “remover de sus cátedras a los catedráticos que fueran desafectos al gobierno o del espíritu democrático del sistema de la República”. “Los universitarios indignados y enardecidos contra el gobierno de Guzmán Blanco derribaron sus estatuas denominadas “El Saludante” y “El Manganzón”, situadas la primera, en la esquina de San Francisco y la otra, en El Calvario en Caracas. Cipriano Castro, en 1905, suprimió la Universidad del Zulia y la Universidad de Carabobo. El general Juan Vicente Gómez cerró la Universidad de Caracas y el General Marcos Pérez Jiménez agredió y allanó la Universidad Central de Venezuela.
Pero, no sólo en los regímenes autocráticos se ha mancillado a la Universidad. En los gobiernos de Betancourt, Leoni y Caldera, las universidades fueron allanadas y se violó en muchas oportunidades el principio de autonomía universitaria.
Los gobiernos del llamado Socialismo del siglo XXI que han encabezado Chávez y Maduro ha realizado y realizan una ofensiva contra la Universidad y lo que ella representa, que implica la asfixia económica, el desprestigio de su institucionalidad, la creación de instituciones paralelas, el abuso de poder para violar su sistema de admisión y su grosera intromisión en la política de elección de su gobierno que hasta ahora no ha permitido la renovación de sus autoridades rectorales en ninguna universidad autónoma y democrática. Pero, no sólo se agrede a la Universidad pública, también se ataca a las universidades privadas congelando sus matriculas e impidiendo el libre desenvolvimiento de sus actividades.
Los universitarios debemos hacer esfuerzos por repensar a nuestra Universidad, hay que generar cambios para estrechar aún más sus vínculos con la sociedad y transformarla en un ente activo del desarrollo nacional. Este enorme daño causado al patrimonio e infraestructura de nuestras universidades será difícil repararlo, es verdad, pero existe todavía existen suficientes recursos humanos y morales capaces de lograr la recomposición de nuestras casas superiores de estudio que tanto bien le han hecho al país y a su gente. Venezuela cuenta con su Universidad siempre valiente, digna y que no se rinde.
Un minuto de Transparencia: “La Corrupción odia lo que no está corrupto.”. Paul Frank.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES