Porlamar
23 de enero de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






"Compartiendo las letras del hermano poeta Luis Villasmil"
En Luis Villasmil, la vida no solo me ha dado un amigo, no, me ha concedido un hermano musical con su cajón infaltable, un chef de altura que me guía y me enseña y un colega poeta que me sorprende con verso y prosa.
Juan Ortiz

Foto: CORTESÍA. Juan Ortiz

Juan Ortiz y Luis Villasmil / Foto: CORTESÍA. Juan Ortiz

13 Ene, 2021 | Todos tenemos algo de poeta, siempre lo he dicho. Y es que la vida misma es poesía: cada cosa vivida, cada paso dado, cada oficio ejercido, cada amor bien amado, cada hermano en el camino encontrado, cada hombre que logra sobrevivir a sí mismo y sonríe.

En Luis Villasmil, la vida no solo me ha dado un amigo, no, me ha concedido un hermano musical con su cajón infaltable, un chef de altura que me guía y me enseña y un colega poeta que me sorprende con verso y prosa; aunque a veces tengo que corretearlo para que escriba, porque algo en él no le deja terminar de creer que es un poeta, y de los buenos.

Lo que aquí comparto es parte de su obra reciente, poesía sentida, prosa del alma. Te celebro, Luis, y bendigo cada letra sacada de los precipicios habituales de la existencia, también de las querencias hondas a tu gente, a esa a la que te entregas transparente a dar lo mejor, siempre. Dios te bendiga, poeta.

/////

"Segundos Iracundos"

...

Y reza en silencio la noche

con la luna acobíjada en nubarrones negros

los árboles se niegan a bailar con el viento

y los insectos visten de tristeza en procesión lúgubre.

Hay luto por las vidas no vividas

las que se pierden en las manías del tiempo.

Las que no corren sino se arrastran

con rodillas ensangrentadas por la grava del camino.

Se rompen los vidrios en silencio

los de las verdades tardías

los de las lágrimas a destiempo

la del ardor en piel cruda del arrepentimiento.

Y hay unciones que curan almas

entre paredes de imágenes

pero los ladrillos del corazón se resquebrajan con en cincel del amor

Y en el aturdidor silencio de la soledad

solo duermes cuando la compasión llega

y el dolor cesa por segundos iracundos

que se niegan a quedarse inmóviles

para irse a bailar con los pensamientos.

Y me imagino viejo, plateado de canas y barba como Reveron

a la orilla de una playa oscura

con farol de luna llena

y deseos en forma de luceros

con la calma apaciguadora

del susurro de las olas.

///////

"Feliz como un niño"

...

Cuando la vida se cuenta

con los dedos de una mano

la sencillez de las nubes

se convierte en personajes

Se vive en un mundo de colores

y las sonrisas son tan comunes

cómo la respiración misma

la libertad del ser no se encarecela

en responsabilidad de adultos

Solo se juega al trompo, la perinola

“Chipi hueca gano yo”

me enseñó mi prime Kike a decir

mientras mis metras golpeaban las otras.

Volar un papagayo era cómo acercarse a las nubes.

Así, revolcarse en el barro

feliz como cerdo

y llegar a bañarse en la manguera.

Y de pronto nos convertimos en un ciego frente a un libro abierto

con gríngolas que nos oscurecen la felicidad

dedicados a ser un número más que paga números con presidentes muertos

viviendo media vida si acaso y esperando la paz de la muerte

Los ojos atestiguan el correr del reloj de arena de playa

la arena misma de esas costas donde tanto jugué.

Y vivimos por los hijos más que por nosotros mismos,

sin entender el desfavor que le hacemos.

Hasta que la vida te estremece

con un golpe en el páncreas

y con pinzas dolorosas te abre los ojos para que realmente mires

y te des cuenta de que los colores siguen allí

y que la malcriadez monocromática

fue un invento de tu rabia

ante lo difícil de seguir siendo feliz como un niño.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES