Porlamar
6 de marzo de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Se apaga Leopoldo
Tras tantas acciones a lo Rambo, López, ya no tan jovencito, propone una nueva Plataforma Unitaria de la oposición. Un cambio de nombre, un nuevo logo, otra consigna.
Pedro Salima / psalima36@gmail.com

4 Feb, 2021 | Resulta cuesta arriba negar que Leopoldo López le ha echado un camión para lograr sentarse en la silla presidencial en Miraflores. Se sabe que convenció a su madre, Antonieta Mendoza de López, para que se agarrara unos resales en Pdvsa a fin de usarlos para formar el partido Primero Justicia. Difícil negar el atrevimiento del jovencito, pues expuso a su progenitora a un despido y a prisión. Madre es madre. En abril de 2002, en medio de aquel Golpe de Estado, se apresuró a coger cámara cayéndole a pescozones al detenido y esposado Rodríguez Chacín. Pudo provocar un linchamiento dados los ánimos caldeados y el furor antichavista; además que un regreso, tal como sucedió al final, de Chávez lo ponían bajo la mira de un militar cuyos antecedentes no eran los de un santo. Más tarde se puso al frente de las primeras guarimbas, con su respectiva foto de combatiente por la libertad, tipo Rambo. Agotado este capítulo, al tiempo de anunciar al mundo que llevaba la sangre de Bolívar en sus venas. Con ese pedigrí se presentó a las primarias de la oposición. Corrió, dio saltos, hizo morisquetas. Perdió, pero le puso corazón. Agreguen a este historial que inscribió a su partido en la Internacional Socialista, se anunció de izquierda. Imposible pedirle más. Tras la marcha física de Chávez y el triunfo electoral de Maduro, saltó con su propuesta de «La salida». Un rebrote de las guarimbas, pero con una versión más fuerte. Ante la derrota, opta por imitar a Chávez. Se entrega para que lo encarcelen y de allí a Miraflores. En prisión se puso una cruz en el pecho para internacionalizar una imagen de Cristo. Se proyectó como el Nelson Mandela venezolano. Armó un templete para que un pupilo suyo se autoproclamada Presidente Interino de Venezuela. En una acción cinematográfica se libera de la casa por cárcel para aparecer a lo Rambo al frente de unos militares para liberar a Venezuela. Otro fracaso, pero no se le puede negar la osadía, la inventiva, su capacidad para armar escenografías. Su fuga de Venezuela para presentarse en España, así, de sopetón, no deja de ser otro acto espectacular.

Pero la buena vida, el acomodo, hace mella en cualquiera. Veamos. Tras tantas acciones a lo Rambo, López, ya no tan jovencito, propone una nueva Plataforma Unitaria de la oposición. Un cambio de nombre, un nuevo logo, otra consigna. Y ya. Alimenta la propuesta con una solicitud de mayor presión internacional. Más sanciones. O sea, más de lo mismo. Casi que la forma de un acta de claudicación.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES