Porlamar
6 de marzo de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






¡Que a que no me ganan voy!
Pero como todo esto parece que se trata de “peines”, yo no puedo dejar la oportunidad de participar en ese sainete, aunque lo que voy a proponer lo hago convencido de que obtendría un resultado extraordinariamente exitoso.
Marcos Tineo M. tineo.marcos@gmail.com

6 Feb, 2021 | Cuando leí lo del reto de Maduro a Guaidó, no sabía si reír o llorar al verme obligado, junto a mis compatriotas, a presenciar el sainete en que se ha convertido la política vernácula, principalmente por las actuaciones y discursos de los voceros del régimen y su partido.
¿Será tan ingenuo el dirigente opositor como para pisar ese “peine”? ¿Dejará de lado el reconocimiento que ha tenido de decenas de países para aspirar a ser gobernador y participar en unas elecciones regidas por un CNE (el actual o el que designe la Asamblea madurista, a la sazón el mismo musiú) tan cuestionado y en condiciones que aseguran el triunfo del oficialismo?
Por otro lado, ¿Cómo queda la señora Varela quien ya mostró las esposas que colgará a Guaidó apenas lo vea? ¿Lo va a detener en plena campaña contradiciendo a su jefe político que, supongo yo, le dará inmunidad para que participe en ese proceso?
¿Saldrá algún “alacrán” tipo Falcón o Bernabé a disputarle a Juancho el derecho de ser quien recoja el guante de Maduro?
Ya me imagino que, para reforzar el reto, en estos días oiremos frases como: “Si sujeto gana me voy de Miraflores”.
Como verá lector, un libreto qué si lo hubiésemos visto en la Rochela tiempo atrás, puesto en escena por Pepeto y el inmortal Jorge Tuero, nos hubiéramos muerto de la risa. Pero lo estamos presenciando en la cotidianidad de la política vernácula, en un país cuyos habitantes enfrentan a diario las más duras calamidades y que, hoy por hoy tienen pocas esperanzas de superarlas.
Pero como todo esto parece que se trata de “peines”, yo no puedo dejar la oportunidad de participar en ese sainete, aunque lo que voy a proponer lo hago convencido de que obtendría un resultado extraordinariamente exitoso.
Yo, quien suscribe, que no tengo partidos ni respaldo nacional e internacional, ni recursos económicos (apenas mi pensión, mis manos, mi cerebro y unos pocos seguidores en las redes sociales) reto al más encumbrado dirigente bolivariano “mesmo”, a disputarme la Presidencia de la República. Solo pongo tres condiciones: 1) Que sean unos comicios libres, 2) Que el proceso, a efectuarse en un lapso no mayor de tres meses contado a partir de la aceptación, esté regido por un árbitro independiente y 3) que los medios de comunicación tengan libre acceso a la información y que no haya censura de ninguna naturaleza.
Ahora dígame lector, ¿Quién sería el ingenuo? ¿Yo por hacer esta propuesta o ellos por aceptarla? Por mi parte estoy convencido qué a que no me ganan voy.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES