Porlamar
17 de abril de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






XX Aniversario de la Asociación De Palmeros de la Basílica Menor Ntra. Sra. del Valle del Espíritu Santo
Precisamente tal dia como este 19 de marzo nuestra Asociación de Palmeros de la Basílica menor Ntra. Sra. del Valle celebra sus veinte años de fundada.
Fernando Fernández Fermín / Miembro Asociación de Palmeros de la Basílica Menor Ntra. Sra. del Valle del Espíritu Santo.

18 Mar, 2021 | Este viernes 19 de marzo es el día de San José, esposo de la virgen María y padre putativo de Jesús. El papa Francisco ha decretado este año 2021 para horrar al patrón universal de la iglesia católica de manera muy especial, por cuando en esta época de pandemia nuestras vidas están tejidas y sostenidas por personas comunes, generalmente olvidadas y San José es el modelo por excelencia de este servicio discreto.

Precisamente tal dia como este 19 de marzo nuestra Asociación de Palmeros de la Basílica menor Ntra. Sra. del Valle celebra sus veinte años de fundada. Esta organización es portadora de tradición y costumbres religiosas heredadas de los colonos, la cual que se hizo mestiza con la veneración a nuestra patrona. Fue fundada por la combinación de dos situaciones muy concretas: una la de preservar el equilibrio ecológico del Parque Nacional Cerro Copey y la otra para organizar a los contingentes de personas que sin preparación alguna o poco criterio conservacionistas, eran enviados por la iglesia a la búsqueda de esos ramos. La resolución de esta contrariedad sobre el uso del área protegida, permitió la regulación de la actividad palmera con la participación de la Diócesis de Margarita y el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales Renovables, a través del Instituto Nacional de Parque y Monumentos Nacionales INPARQUES, lográndose el otorgamiento de permisos que garantizan de una manera razonada y altamente concienzuda, la poda de la palma real (“Euterpe Precatoria Longevaginata” y alternarla con palmas de otro género como la “carana”, extraída fuera del ámbito del parque. Este acto reflexivo de organizarnos y mejorar las condiciones, técnicas y prácticas con buenas normas, implicó el inicio de un trayecto que impacto positivamente y conllevó evolutivamente a pasar de taladores, depredadores o simples “buscadores de palmas” a convertirnos en, podadores conscientes y cuidadores del medio ambiente. Este cambio de actitud personal y colectivo, conllevó a que la Fundación Centro de la Diversidad Cultural de nuestro país, nos propusiera ante la UNESCO, para optar como patrimonio de la humanidad. Esto se logró reuniéndonos a las tres Asociaciones de Palmeros legalmente establecidas en Venezuela, que son la de Chacao, La Asunción y El Valle del Espíritu Santo. En jornadas de trabajo se reunieron los de Caracas y nosotros los Valleroespirituanos junto a los asuntinos hicimos lo propio en la capital del estado, para levantar la información rigurosa que exige la Unesco para su estudio y consideración. El resultado, el expediente sobre el Programa biocultural para la salvaguardia de la tradición de la Palma Bendita en Venezuela. Con ese instrumento ingresamos a las Listas del Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad en el registro de Buenas Prácticas, esto sucedió en Colombia el 13 de diciembre de 2019.

Los miembros fundadores de la Asociación de Palmeros de El Valle del Espíritu Santo fueron los hermanos: Pedro Marcano, Francisco Caraballo, Asunción León, Humberto Rosario, Alexis Luna, José Goyo Guerra, José Isabel Chavé Marcano, Narciso Emilio Suniaga, Domingo Gómez, y Ángel Custodio Marcano y su primera Junta Directiva la conformaron: Pedro Marcano en la Coordinación General; Alexis Luna, Coordinador de Relaciones Públicas; Francisco Caraballo; Coordinador de Tesorería; Humberto Rosario, Coordinador de Secretaría y Asunción León, Coordinador de eventos.

Con las experiencias y el tiempo transcurrido los palmeros, palmeras y palmeritos nos hemos convertidos en garantes de buenas prácticas, haciendo uso racional de los recursos naturales del planeta, realizando charlas sobre educación ambiental a escolares, estudiantes de secundaria y bachilleres, manteniendo viveros para reforestar áreas afectadas, orientando a la feligresía en el uso racional de la pequeña porción de ramo que se le entregue, realizando jornadas de limpieza en las vertientes y serranías del Cerro Copey, recolectando semillas autóctonas y esparciéndolas en el cerro, entre otras actividades. Viva la tradición palmera.

La Cruz Grande, 14 de marzo de 2021




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES