Porlamar
24 de abril de 2024





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Ruedan las caretas
Vuelven por sus fueros y le reclaman al mundo entero que intervenga en Venezuela y aplique más sanciones económicas para hacer “la vida cuadritos” a los ciudadanos de a pie.
JOSÉ GREGORIO RODRÍGUEZ R. jotaerre577@gmail.com

1 Feb, 2024 | Es impresionante ver cómo ha ido desapareciendo la Plataforma Unitaria como referencia política desde que subordinó su accionar a los caprichos de la señora María Corina Machado, momento a partir de cual no ha hecho sino terminar de desdibujar lo que le quedaba de perfil propio y asumir la “política” de los sectores más radicales del extremismo partidista venezolano.
Esto se veía venir desde cuándo convocó las elecciones primarias de ese sector para escoger candidato presidencial y aceptar todas las condiciones impuestas por la entonces precandidata presidencial y sus seguidores.
La elección primaria fue una iniciativa política de la PU, que empezaron a “cocinar” desde el momento en que los integrantes de esa coalición partidaria decidieron regresar a la ruta electoral y participar en la elección de gobernadores y alcaldes de noviembre de 2021.
Es después de esas mega elecciones regionales y municipales del 21NOV21, que en la PU se produce el primer "cisma" a propósito de la "defenestración" de Juan Guaidó, como "presidente interino” de la República y de la AN, y cuando todo hacía suponer volvían por completo a la ruta electoral, nuevamente fueron "poseídos" por la anti política y no se atrevieron a actuar con contundencia. Para decirlo en lenguaje popular, "mataron al tigre y le tuvieron miedo al cuero". Dejaron "vivita y coleando" la ficción de la AN de 2015 y de alguna manera firmaron su sentencia de extinción.
En ese tiempo las relaciones de la PU con la señora Machado eran “frías y distantes” hasta que, en marzo de 2023, decidió participar en las primarias. Hasta ese momento, no creía en la ruta electoral. Lo que vino después ustedes lo conocen y no lo voy a repetir con detalles.
A la PU le pasó como a quienes organizan una fiesta y luego que la tienen montada con los extremos logísticos cubiertos (comida, bebida, hielo, música y hasta karaoke), se les "colea" alguien a quien no pueden impedir la entrada y que además de comerse y beberse lo que había, se convierte en el alma de la “rumba” porque se apodera hasta del karaoke, para cantar mejor y con más fuerza que los propios organizadores e invitados originales.
Es así como, MCM se agarra las primarias, pone las condiciones, se deshace de todo lo que le perturba el camino y se alza con la candidatura presidencial.
Comienza a accionar “empoderada” como candidata y máxima líder de la PU y cuando le toca la primera aparición “de campaña”, los pone a jugar banco y se aparece con otro equipo que ya existía, la Gran Alianza Nacional (GANA), fundada en marzo de 2017 por Enrique Aristeguieta Gramcko y Nitú Pérez Osuna, periodista que aseguró en esa oportunidad que “GANA surge porque en Venezuela se murió la ilusión de una salida electoral. Por muchos años, en este país nos han vendido la idea de que de la dictadura se sale de forma electoral, y ya se cerró esa vía”.
No solo apoderó de la PU y la sacó del juego en su primer movimiento al aparecer montada sobre el autobús de GANA, sino que además privilegia el acompañamiento de la gente de Voluntad Popular, protagonistas junto con ella de la violencia callejera encarnada por la Salida en 2014 y La Salida (II) en 2017.
Sigo resumiendo, la PU firmó en Barbados un acuerdo con el gobierno nacional, con la facilitación del Reino de Noruega, en el cual queda claramente establecido el mecanismo para apelar las inhabilitaciones políticas de varios dirigentes de la oposición, procedimiento que es propuesto y redactado por la propia delegación opositora, pero, como el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no le es favorable, MCM invoca la solidaridad internacional, e igualito que sucedió en el pasado reciente, desde algunos países y organizaciones de ex presidentes, ex altos funcionarios de gobiernos extranjeros, y la OEA del señor Luis Almagro, comienza una campaña de intromisión abierta en los asuntos de Venezuela, desconociendo la decisión del máximo tribunal de la nación y de los procedimientos establecidos en los acuerdos de Barbados.
Nuevamente la amenaza de los EEUU y sus aliados de revivir sanciones que parcialmente se habían suspendido y de aplicar nuevas medidas coercitivas, se cierne sobre el país, presagiando un nuevo período de sufrimiento para el pueblo venezolano.
Sin embargo, en esta oportunidad la sociedad venezolana reacciona, y el Foro Cívico, Fedecámaras, partidos políticos democráticos y nacionalistas, académicos, intelectuales, voceros de la sociedad civil y ciudadanos del común, son quienes se pronuncian contra una “nueva dosis” de sanciones, e invocan la unidad nacional.
Decide entonces la Asamblea Nacional (AN) tomar la iniciativa y convocar a un amplio encuentro nacional para que la sociedad venezolana defina el cronograma electoral de 2024, año constitucionalmente establecido para la elección presidencial y, su presidente, Jorge Rodríguez, invita para el lunes 5 de febrero “a las precandidatas y precandidatos presidenciales que quieran, a los partidos políticos, a los movimientos de electores que quieran, a las empresarias y a los empresarios, a los campesinos, a los trabajadores de la cultura, a los escritores, a los músicos, a los artistas plásticos, a los profesores universitarios, a las maestras de escuela, a todas y a todos, para que juntas y juntos elaboremos el calendario electoral, la propuesta de todo el pueblo de Venezuela”.
De alguna manera, en este momento se protagoniza una seria disputa entre la sociedad plural y democrática venezolana, y quien parece representar al final del quinto lustro del siglo XXI, el pensamiento de la “monarquía absoluta” del rey Luis XIV, quien en un discurso pronunciado en el parlamento francés el 13 de abril de 1655 proclamó “el Estado soy yo”, y nos dice que, en la Venezuela de 2024, “si yo no soy candidata no puede haber elecciones”.
Ruedan las caretas y comienzan a reagruparse los principales protagonistas del “foquismo del siglo XXI” escenificado en nuestro país en tiempo reciente ¿Será que piensan nuevamente apelar a la violencia y el desconocimiento de las instituciones del Estado venezolano?
Vuelven por sus fueros y le reclaman al mundo entero que intervenga en Venezuela y aplique más sanciones económicas para hacer “la vida cuadritos” a los ciudadanos de a pie.
No me extraña ese proceder, la verdad son los mismos que siempre han actuado de esa manera porque se sienten “guapos y apoyados” por agentes extranjeros.
Definitivamente, tuvo razón el historiador, abogado, analista, gran conversador y mejor amigo, Rafael Simón Jiménez, quien en una entrevista de TV con Kico Bautista, el 1 de marzo de 2023 dijo: “María Corina ha sido copartícipe, propulsora y protagonista de todos los errores que se han cometido a lo largo de estos 23 años y sin embargo tiene la habilidad e inteligencia para deslindarse de ellos y acusar a quienes estuvieron con ella, de responsables”.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES