Porlamar
11 de mayo de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Acusaciones sobre derechos humanos en región china de Xinjiang son hipócritas, dice académica brasileña
Sueli Vasconcelos, profesora de Geografía Socioambiental y Geopolítica del Colegio Santa Marcelina en Belo Horizonte, afirmó que la campaña de difamación sobre Xinjiang es un reflejo del nerviosismo de los halcones occidentales ante el crecimiento chino
Xinhua

 Foto: Xinhua

Residentes bailan para dar la bienvenida a los turistas en la región autónoma uygur de Xinjiang (noroeste de China) / Foto: Xinhua

28 Abr, 2021 | Río de Janeiro.- Las bien orquestadas acusaciones occidentales sobre "trabajo forzado" y "genocidio" en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, son notoriamente hipócritas y apuntan con claridad a un objetivo oculto, aseguró una académica brasileña.

En un reciente artículo de opinión titulado "Hipocresía y geopolítica: una breve mirada a los uygures en China", publicado por el diario regional "Estado de Minas", Sueli Vasconcelos, profesora de Geografía Socioambiental y Geopolítica del Colegio Santa Marcelina en Belo Horizonte, capital del estado brasileño de Minas Gerais, se refirió al uso de la hipocresía como arma en la política exterior para desacreditar a un país con un desarrollo rápido.

Una de las historias más populares en los medios occidentales, subrayó, es "la violación de los derechos humanos que supuestamente China comete contra el pueblo uygur en Xinjiang".

"Los acusadores tienen un largo historial de violación de los derechos humanos de los musulmanes y otros pueblos en varias partes del mundo", señaló, y se preguntó, a este respecto, por qué "el mundo occidental permaneció prácticamente en silencio" ante las torturas y abusos de prisioneros cometidos por las fuerzas armadas estadounidenses en 2004 en la cárcel de Abu Ghraib (Irak).

EE. UU. usó "la tortura y la humillacion" contra hombres, mujeres e incluso niños, tras la invasión del país de Oriente Medio, pero "el hecho no causó tantas condenas", advirtió Vasconcelos.

En la actualidad, continuó, el mundo occidental guarda también silencio sobre lo que está sucediendo en la frontera sur de EE. UU. con México, donde los niños inmigrantes son separados a la fuerza de sus padres e incluso arrestados.

Este tipo de defensa selectiva de los derechos humanos es una burla de las verdaderas preocupaciones humanitarias, señaló.

A su juicio, la política y la estrategia exterior de los países deben basarse en el respeto de las diferentes culturas, religiones, idiomas y tradiciones, y el doble rasero en cuestión de derechos humanos debería ser detenido pues es hipócrita.

Para concluir el artículo, Vasconcelos afirmó que la campaña de difamación sobre Xinjiang es un reflejo del nerviosismo de los halcones occidentales ante el crecimiento chino.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES