Porlamar
11 de mayo de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Científicos urgen implementar políticas de "colonización asistida" para ayudar a la vida silvestre
El venezolano Jon Paul Rodríguez, presidente de Provita, dijo que un resultado deseado de todo el trabajo que hacemos es que los tomadores de decisiones y los gobiernos implementen acciones de conservación basadas en evidencia.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA

el cambio ambiental rápido está desafiando los enfoques tradicionales de gestión de la conservación / Foto: CORTESÍA

29 Abr, 2021 | Un equipo de científicos recomendó que el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CBD, por sus siglas en inglés), que celebra su 15a reunión de la Conferencia de las Partes (CoP 15) en octubre en China, inicie un proceso para establecer estándares globales para la “colonización asistida”, una práctica que implica trasladar físicamente la vida silvestre a nuevas áreas para reducir el riesgo de extinción por el cambio climático.

En un artículo publicado en la revista Science, un grupo de científicos —que representan a organizaciones conservacionistas e instituciones académicas de todo el mundo— consideró que la CoP15 del CBD debería definir pautas y protocolos y así establecer una evaluación de riesgo-beneficio para que los países se involucren conjuntamente al considerar este tipo de acciones, al mismo tiempo que las estrategias de conservación existentes no se conviertan en impedimentos por falta de previsión y planificación.

Entre los autores están Jedediah F. Brodie, de la Universidad de Montana; Susan Lieberman, de Wildlife Conservation Society (WCS); Axel Moehrenschlager, del Grupo Especialista en Translocación para la Conservación de la Comisión de Supervivencia de Especies (CSE) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y del Zoológico de Calgary; Kent H. Redford, de Archipelago Consulting; el venezolano Jon Paul Rodríguez, presidente de la CSE de la UICN y de la ONG ambientalista Provita; Mark Schwartz, de la Universidad de California, Davis; Philip J. Seddon, de la Universidad de Otago y James E. M. Watson, de la Universidad de Queensland.

La “colonización asistida” podría incluir el traslado de especies hacia regiones más cercanas a los polos, en ubicaciones de mayor altitud, en las profundidades marinas o hacia regiones de refugio que podrían estar fuera de su área de distribución actual o histórica.

Para muchas especies estos movimientos se ven obstaculizados actualmente por las barreras que representan la agricultura, las ciudades, las carreteras y otras infraestructuras y perturbaciones humanas. La “colonización asistida” podría facilitar la conservación de especies al mover individuos de especies que no pueden dispersarse lo suficiente alrededor de estas barreras, permitiéndoles escapar de refugios climáticos cada vez más reducidos y establecer poblaciones en nuevos lugares que tengan las condiciones necesarias para la supervivencia de la población.

Si bien algunos científicos argumentan que la “colonización asistida” nunca debe usarse debido al riesgo de introducir especies invasoras, los autores argumentan que este es el momento de iniciar una evaluación formal de los enfoques regulatorios para la “colonización asistida”, junto con una guía reguladora sobre su implementación.

Actuar rápido ante el cambio climático

“La combinación de cambio climático y destrucción del hábitat será demasiado para muchas especies”, dijo Brodie, autor principal del estudio. "Necesitamos un marco para ayudar a las especies a moverse hacia donde necesiten ir para escapar del cambio climático, al tiempo que minimizamos la amenaza de introducir especies que pudieran volverse invasoras”.

Rodríguez, quien también es investigador en el Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), apuntó que “un resultado deseado de todo el trabajo que hacemos es que los tomadores de decisiones y los gobiernos implementen acciones de conservación basadas en evidencia. Esto requiere que la investigación científica sea ‘reempaquetada’ para múltiples audiencias, sintetizada y adaptada a los contextos locales”. A su juicio, crear pautas internacionales que reflejen el consenso de académicos, profesionales, comunicadores y comunidades locales, por ejemplo, “es una brecha importante que debe abordarse”.

Por su parte, Lieberman, coautora del estudio, señaló que “muchos gobiernos aún no han establecido regulaciones o marcos de políticas en torno a la colonización asistida, pero la necesidad de tales esfuerzos es cada vez más urgente. El ritmo acelerado de las emergencias climáticas y de biodiversidad requiere la participación de muchas partes interesadas y sectores de la sociedad. El liderazgo internacional a través del CBD, que reúne a expertos, puede proporcionar un modelo para las políticas nacionales”.

“Cada vez más, se deben tomar decisiones de vida o muerte para ayudar a salvar especies. La colonización asistida es una poderosa herramienta de traslocación de conservación que puede ayudar a prevenir la extinción de plantas y animales en todos los ecosistemas de la Tierra. Como muchas innovaciones, debe emplearse cuidadosamente para maximizar los beneficios profundos para la naturaleza y la humanidad", dijo Moehrenschlager.

“Las ideas para la acción se adelantan sistemáticamente a las políticas para guiar la acción responsable”, dijo Schwartz, al tiempo que acotó que, en la medida en que se adopta la gestión de la biodiversidad en un planeta que cambia radicalmente, “ahora es el momento de la gobernanza global sobre cómo participar responsablemente en la colonización asistida, incluso cuándo no implementar tales acciones".

Seddon, otro de los coautores del estudio, señaló que “el cambio ambiental rápido está desafiando los enfoques tradicionales de gestión de la conservación, como la restauración de ecosistemas”. Por lo que considera necesario “reconocer que los sitios históricamente adecuados para algunas especies no han podido o serán incapaces de soportar poblaciones viables en un futuro cercano, y las barreras a la dispersión natural, muchas de las cuales han creado los humanos, atraparán algunas especies y las condenarán a la extinción a menos que intervengamos. Necesitamos poder ayudar a esas especies varadas a acceder a áreas adecuadas de hábitat, dondequiera que se encuentren”.

Por último, Watson apuntó que “la forma en que hacemos la conservación actualmente no funcionará para muchas especies en todo el mundo, independientemente del nivel de ambición descrito en la agenda del cambio climático y la biodiversidad. El cambio climático, junto con la muerte y los impuestos, son las únicas certezas verdaderas a las que nos enfrentamos, y las naciones de todo el mundo ahora necesitan orientación sobre la mejor manera de lidiar a la hora de ayudar a las especies a sobrevivir a la actual crisis climática”.

Los autores señalan que, en muchos casos, los traslados por la colonización asistida pueden cruzar fronteras internacionales, lo que aumenta la necesidad de un organismo global, incluida la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), para establecer pautas de mejores prácticas en la toma de decisiones.

Las negociaciones en curso antes de la CoP 15 marcarán el rumbo de la conservación internacional para las próximas décadas, brindando una oportunidad crítica para armonizar políticas y establecer prioridades para la conservación de especies y la adaptación al cambio climático. La CoP15 de la CBD también tiene la oportunidad de reconocer que las soluciones a la rápida pérdida de biodiversidad e integridad de los ecosistemas causada por el cambio climático pueden mitigarse mediante la colonización asistida, pero ahora se necesitan directrices y mejores prácticas.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES