Porlamar
12 de junio de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 25°C






Se acuerdan de Santa Bárbara cuando truena
Lo que quiero es llamar la atención sobre el uso utilitario que se le quiere dar al CNP, una institución olvidada por aquellos que hoy se proclaman como defensores de la democracia, esos que pretenden ser luz en la calle y oscuridad en casa.
Marcos Tineo M. tineo.marcos@gmail.com

28 May, 2021 | Tras varios días de estar incomunicado, leo en un chat de periodistas que uno de ellos solicita respaldo para representar al Colegio Nacional de Periodistas, seccional Nueva Esparta, en una comisión o comando intergremial con el objetivo de defender la democracia mediante la promoción de unas elecciones primarias a fin de escoger candidatos únicos a la gobernación y a las alcaldías de Nueva Esparta.
La propuesta es válida y merecería pleno apoyo si no llevara implícita una fuerte dosis de parcialidad que simplemente busca poner las siglas de CNP al servicio de intereses políticos particulares, pues como todos sabemos hay aspirantes a esos cargos que quieren medirse en primarias y otros que no.
Yo no voy a entrar en el debate de si es bueno ó no hacer primarias porque a mi manera de ver las cosas, los dos sectores que se dicen oposición sencillamente le está haciendo el juego al madurismo, cuya ilegitimidad será validada con esta participación en un proceso electoral que está viciado desde la constitución del árbitro electoral, la convocatoria, el asalto a los partidos políticos, y por la falta de credibilidad en el registro electoral, la participación parcial y arbitraria de las llamadas milicias y colectivos y de toda una sarta de irregularidades que, como se puede prever, no serán corregidas antes de los comicios anunciados para noviembre.
Lo que quiero es llamar la atención sobre el uso utilitario que se le quiere dar al CNP, una institución olvidada por aquellos que hoy se proclaman como defensores de la democracia, esos que pretenden ser luz en la calle y oscuridad en casa.
Esos que solo recuerdan al Colegio para pagar la pírrica cuota de afiliación para poder participar en los concursos para optar a premios de periodismo, o para usar el peso institucional con el fin de obtener algún tipo de privilegio o favor particular.
¿Dónde estaban esos defensores de la democracia y la institucionalidad cuando la sede del CNP en la entidad era invadida por malandros y sigue tomada tras la destrucción de su patrimonio y de arrasamiento de una biblioteca pública que allí funcionaba? Tres años de invasión sin que la famosa intergremial se pronunciara y accionara en defensa de uno de sus asociados.
¿Dónde están los alfredistas, los morelistas, los dantiscas y mariselistas que no han movido una paja del suelo ante semejante atropello? Y lo que es peor, ¿dónde están los colegas que hoy pretenden protagonizar la lucha por la democracia mientras se muestran indiferentes ante la invasión de la sede gremial?
Por eso vino a mi memoria la referencia a Santa Bárbara que como dice el sabio pueblo, es recordada sólo cuando los truenos azotan el firmamento. A modo de conclusión, diré que para defender a la democracia y de paso, recuperar la sede del CNP, será más útil invocar al Chapulín Colorado, quien por lo menos nos hará sonreír.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES