Porlamar
28 de noviembre de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Avril Lavigne estrena sencillo "Bite me"
La princesa del Punk regresa a los escenarios con un tema con un sonido similar al de sus inicios. En el video la acompaña Travis Barker de Blink-182.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA

La cantante, Avril Lavigne / Foto: CORTESÍA

14 Nov, 2021 | Avril Lavigne o la chica que fuimos asoma en el tiempo de descuento de 2021. Casi dos décadas después de su primer LP, Let Go, y con un arrollador regreso de las tendencias de los dos mil a nuestro alrededor, la canadiense regresa con Bite Me, un sencillo que canta con descaro a un tema recurrente en su discografía: el del desamor y el empoderamiento tras una ruptura. Su sonido, además de recordar a las raíces instrumentales de la década de oro del pop-punk, incorpora los coros desenfadados marca de la casa Lavigne. Pero además, el top estilo corsé de la portada, la falda de estampado tartán, las botas de cordones de caña alta y, sobre todo, esa icónica mirada ahumada enmarcada por una melena con la raya en medio, es una invitación a la memoria para algunas chicas cuya adolescencia transcurrió en derroteros estéticos diferentes al de las estrellas femeninas del pop que sonaban también en sus inicios.

Según la artista, Bite Me formará parte de su séptimo álbum de estudio, entre las manos del productor y batería de Blink-182, Travis Barker. En un contexto en el que vuelve a recuperar vigencia el universo visual de la década de los dos mil, sus fans empezábamos a temer que Lavigne no llegara a tiempo para subirse a esta ola, una que le corresponde por derecho. Porque, en el año que conseguimos liberar a Britney, era justo recordar a quien su fama le hizo merecer también un tratamiento mediático de su imagen abusivo sin que, veinte años después y con un #metoo a nuestras espaldas, hayamos logrado extender esa misma mirada amable hacia ella.

Reducida a una anécdota, a menudo cómica, (la banda sonora en los auriculares de Meg Griffin), tendemos a olvidar que conquistó el mundo desde un diminuto pueblo costero de Ontario llamado Napanee. Lo hizo adueñándose de estéticas y también de un género musical con herencias del punk que todavía permanecía vetado para las chicas. Porque en los albores de este siglo, los adolescentes que tomaron los garajes de los suburbios de Estados Unidos con sus instrumentos, sus pantalones caídos y sus pelos puntiagudos, gestaron una respuesta contestataria contra el conformismo burgués de las clases medias, escribieron himnos que hoy podrían servir como parte del movimiento de concienciación en salud mental, pero olvidaron incluir en su cruzada por la sensibilidad a sus hermanas, novias y amigas (si las tenían). Avril apareció para representarnos a todas las que, con todo el respeto a las texturas y sonidos del pop mainstream de entonces, no nos identificábamos con esa feminidad, puede que pecando de masculinizar nuestras formas para sentir más respeto por nosotras mismas.

Y, rompiendo las paredes de cristal del garaje, Avril se hizo famosa. Extremadamente famosa. Lo suficiente como para que Los Sims incluyeran a la joven artista como NPC en su expansión Get Famous, codo con codo junto a Marilyn Monroe. Lo suficiente como para que cuando salía con Brody Jenner, Kim Kardashian se hiciera fotos junto a ella presumiendo de cuñada celebrity. Lo suficiente como para protagonizar una de las teorías más locas de internet, carne de terraplanistas, que sostiene que desde 2003 su identidad ha sido usurpada por una actriz llamada Melissa Vandella. Pero también lo suficiente como para que su música llegase a los Napanees de todo el mundo, pequeños municipios con escasa tradición rockera, y trasladara ese mensaje a las adolescentes que los habitábamos.














Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES