Porlamar
9 de diciembre de 2021





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Maradona: Un año después de su muerte, el último ídolo argentino todavía no puede descansar en paz
Los escándalos siguen rodeando al mejor jugador de la historia del futbol argentino.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA

Maradona sigue en el recuerdo de los argentinos. / Foto: CORTESÍA

25 Nov, 2021 | Moscú. Una disputa legal por su herencia. Una investigación para determinar la causa real de su muerte y descubrir y condenar a los culpables. Acusaciones cruzadas entre familiares, amigos, médicos y abogados. Una mujer que lo acusa de explotación sexual infantil.

El debate permanente entre quienes sólo quieren venerarlo como futbolista y quienes recuerdan que también fue un maltratador de hijos, hijas y parejas.

Y la consolidación del mito a través de series, libros, homenajes, nuevos escándalos y revelaciones, como que fue enterrado sin el corazón, señala RT.

Este es el panorama que rodea la inabarcable historia de Maradona un año después de una muerte sorpresiva que generó una conmoción que no termina.

El 25 de noviembre de 2020 es una de esas fechas que quedarán impresa de manera definitiva en la memoria de la sociedad argentina. Al medio día en redes sociales comenzó a correr el rumor de que Maradona había muerto. Un rato más tarde, la noticia se confirmó y alteró por completo la cotidianidad del país.

Y cómo no.

Había fallecido el máximo ídolo popular, el campeón del Mundial México 86, el carismático, el genio de la pelota, el provocador, el que no temía hablar de política y defender a la izquierda, el amigo de Fidel Castro, Hugo Chávez y Evo Morales.

A la muerte le siguió un velorio masivo y caótico. Una doliente procesión formó largas filas en la Casa Rosada. En plena pandemia y sin vacunas todavía a la vista, las multitudes se agolparon para despedir al '10', a 'D10S', al 'Pelusa', al 'pibe de oro' que los había hecho tan felices a fuerza de goles.

La zozobra colectiva fue acompañada de inmediato por múltiples causas judiciales, ya fuera para investigar las causas de su muerte o para repartir la herencia. Ambos casos todavía están a debate en tribunales.

Maradona murió a los 60 años, con problemas de depresión y adicción al alcohol y los medicamentos. Desde el principio quedaron firmes las sospechas de que su equipo médico había actuado con negligencia.

Por eso, un año después hay siete personas procesadas que tendrán que enfrentar un juicio en el que serán acusadas del delito de "homicidio simple con dolo eventual". Si son encontrados culpables, podrían sufrir penas de hasta 25 años de prisión.

Se trata del neurocirujano Leopoldo Luque, quien era su médico personal; la psiquiatra Agustina Cosachov, el psicólogo Carlos Díaz, la médica Nancy Forlini, el coordinador de enfermeros Mariano Perroni y los enfermeros Ricarlo Almirón y Dahiana Madrid.

Las acusaciones se basan en un peritaje forense que concluyó que el personal actuó de manera deficiente ya que Maradona estaba en una casa alquilada que no cumplía los requisitos mínimos de una internación domiciliaria y que el ídolo agonizó durante 12 horas en soledad, sin que nadie lo atendiera.

"El actuar del equipo de salud que atendía a Diego Armando Maradona fue inadecuado, deficiente y temerario. Fue abandonado a su suerte", aseguró un documento que también advirtió que la muerte podía haberse evitado.

El peritaje reveló el profundo deterioro de salud del exjugador, quien ni siquiera estaba en pleno uso de sus facultades mentales como para tomar decisiones acerca de su salud. Padecía hipertensión arterial, obesidad, insuficiencia renal, problemas en el corazón (de hecho, la causa de la muerte fue insuficiencia cardíaca), infecciones urinarias, anemia crónica, hipertrigliceridemia y pulmones deteriorados por el tabaco.

A la investigación sobre las condiciones en que murió Maradona, se añade la causa que involucra el reparto de millones de dólares en propiedades, joyas, pelotas, camisetas oficiales de cientos de clubes y selecciones, cuentas bancarias, regalías por el uso de su nombre y bienes extravagantes como un tanque anfibio del Ejército en Bielorrusia o negocios como un café en Dubai.

La justicia ya determinó que la herencia se dividirá entre Dalma y Gianinna, las dos hijas que Maradona tuvo con Claudia Villafañe; Diego Armando Jr. y Jana, los hijos extramatrimoniales que tuvo con la italiana Cristiana Sinagra y con la argentina Valeria Sabalaín; y Diego Fernando, su hijo menor que apenas tiene ocho años y que es producto de su relación con Verónica Ojeda.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES