Porlamar
18 de enero de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El liderazgo de Guaidó
Nadie como Guaidó ha ejercido con valor y coraje sus funciones, nadie ha resistido las presiones a que ha sido sometido este joven líder, que ha soportado todas las arremetidas y burlas de la camarilla oficialista
LUIS LONGART GUERRA

27 Dic, 2021 | El balance para las fuerzas democráticas en este año 2021 no ha sido positivo, salvo algunos éxitos transitorios y circunstanciales desde el punto de vista político-electoral. Seguimos atrapados con el ejercicio de un régimen autocrático que mantiene secuestrados a los poderes públicos y cuyo propósito fundamental es mantenerse en el poder a toda costa y riesgo, como se expresa claramente con la diáspora de venezolanos que ya alcanza los seis millones convirtiéndose en la segunda más alta del plantea, después de Siria y con el desarrollo de una inocultable crisis que afecta la vida diaria de todos los que habitamos esta tierra de Dios.
Esta última semana de diciembre será escenario para que la legitima Asamblea Nacional debata todo lo referente al Estatuto de Transición que tiene que ver con el interinato de Guaidó, su permanencia o no como presidente del Parlamento, y otros aspectos claves para el mantenimiento y refuerzo de una política de contrapeso al régimen autoritario de Maduro.
Han surgido voces, como la de Julio Borges, que pregonan el fin del gobierno interino de Guaidó. Respetando las razones aducidas por Borges, considero que tal planteamiento es un absurdo, que sólo tendría al régimen como beneficiario.
Nadie como Guaidó ha ejercido con valor y coraje sus funciones, nadie ha resistido las presiones a que ha sido sometido este joven líder, que ha soportado todas las arremetidas y burlas de la camarilla oficialista, pero que se mantiene en el país luchando con apoyo de la mayoría opositora y del mundo democrático internacional.
En vano han sido los esfuerzos del régimen por tratar de sustituir su liderazgo por unos "dirigentes" que han vendido su alma al diablo y se benefician de manera consciente de las maniobras del régimen a través de sus decisiones en el irrito tribunal supremo de justicia y organismos, como esa vergüenza que llaman “contraloría general”.
Desde el punto de vista económico, algunos hechos, como la dolarización de las actividades, ha logrado cierto incremento en la producción incluida la industria petrolera, y se haya desacelerado un poco la brutal inflación, pero en líneas generales todo continúa igual y mientras no haya cambio político no habrá cambios sustanciales en la vida de los venezolanos.
Con relación al liderazgo de Guaidó estoy absolutamente de acuerdo con lo expresado por el profesor universitario Vladimiro Mujica en un artículo publicado en El Nacional: "Guaidó debe asumir no sólo su condición de presidente encargado, sino la de toda la nación” y también dentro de esa condición, “involucrarse de lleno en la elección de Barinas, independientemente, o precisamente por ello, de que el régimen pretenda robársela". “Esta elección se gana en las urnas o evidenciando que el régimen comete fraude. Pero para ello es indispensable la participación unitaria del país democrático convocado por su líder”.
Guaidó debe mantener un cuidado extremo con la administración de los bienes y activos de la Nación que hoy están bajo su control. En un país donde la corrupción es moneda de curso legal, tal comportamiento es esperable y previsible e investigar lo que haya de investigarse sin hacer concesiones de ningún tipo al respecto.
Otro aspecto fundamental, a mi juicio, es que Guaidó debe pronunciarse frente al Referéndum Revocatorio, Tal instrumento está establecido en la Constitución Nacional como un derecho a la participación política de los venezolanos, independientemente de los recursos políticos y judiciales de que pueda echar mano el régimen para impedir su realización.
Es necesario que Guaidó se pronuncie sobre este aspecto vital para el provenir democrático de la patria de Bolívar. El Referéndum Revocatorio, es una oportunidad de oro, a mi juicio, para unir a todos los venezolanos que aspiran un cambio constitucional, democrático y electoral. Es hora de unir a todos los venezolanos en torno a una política justa y coherente y si hoy existe una línea política común que puede lograr unir a todos los venezolanos es precisamente la salida de Maduro. Así lo creo y así lo escribo. ¿Y usted que cree?




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | Semanario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES