Porlamar
19 de mayo de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






11 de abril de 2002
Esta multitudinaria manifestación fue brutalmente reprimida por la Guardia Nacional y fundamentalmente por grupos armados oficialistas apostados en Puente Llaguno
LUIS LONGART GUERRA

26 Abr, 2022 | En este artículo haré referencia a esta fecha inscrita en la historia política contemporánea venezolana. Una fecha donde cada quien puede tener su posición particular dependiendo, claro está, de la visión que se tenga de ese acontecimiento.
Se acaba de cumplir 20 años de la más grandiosa y hermosa movilización popular de nuestra vida política. La marcha arrancó en Chuao hasta el centro de Caracas, teniendo como epicentro el Palacio de Miraflores, solicitando la renuncia de Chávez, cuyo gobierno ya daba evidentes signos de autocracia y personalismo aberrantes para una sociedad democrática.
Esta multitudinaria manifestación fue brutalmente reprimida por la Guardia Nacional y fundamentalmente por grupos armados oficialistas apostados en Puente Llaguno y francotiradores agazapados en los edificios aledaños causando la muerte a 19 personas y numerosos heridos.
Ante tal masacre, el Alto mando militar de entonces decidió no acatar la orden de Chávez para sacar tropas militares, y, por el contrario, le solicitó su renuncia. Ya en la noche de ese mismo día, el general Lucas Rincón se presentó en cadena de radio y televisión y declaró: “Se le solicitó al Presidente de la República la renuncia, la cual aceptó.”.
Hace apenas unos días, se conoció una declaración de Enrique Mendoza, jefe de logística y movilización de los sectores democráticos que organizaron esa extraordinaria marcha , expresando que “ algunos sectores empresariales, propietarios de canales de televisión, y un grupo de abogados tenían una agenda particular “ que trajo como consecuencia los “famosos decretos “de Carmona disolviendo la Asamblea Nacional y otras instituciones del Estado, asunto que no fue consultado ni aceptado por los partidos democráticos , ni por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y otros sectores, ya que se sustituía a un gobierno autocrático por otro y ese no era el objetivo de esa jornada ni de nuestra lucha.
Quien suscribe, participó en esa marcha y fue testigo de los criminales ataques contra la misma, observando como caían a mi alrededor manifestantes muertos y otros heridos a consecuencia de los disparos de las armas en poder de los oficialistas, solo repelidos por un camión blindado de la Policía Metropolitana que venía resguardando a los marchistas y que luego quedó estacionado en la Avenida Baralt.
Vista la declaración de Mendoza le atribuyo toda veracidad por la seriedad del personaje. y además porque Pastor Heydra (QEPD) y quien suscribe, para entonces, diputados a la Asamblea Nacional por Nueva Esparta estuvimos siempre en contacto con las dirigencias de AD y el MAS y la respuesta en ambas organizaciones políticas fue que Carmona se negaba a recibir a los representantes de los partidos democráticos en el Palacio de Miraflores . Lo demás es historia conocida, ante tal absurdo, los propios militares decidieron restituir a Chávez en el gobierno.
El balance que tenemos hoy es una oportunidad de oro perdida para rescatar la democracia que quedará en la historia como de los graves errores que hoy seguimos pagando con más autocracia y personalismo , cuando no se permitió a la dirigencia política ejercer su papel de organizar y ejercer el gobierno de un país.
Ya han transcurrido 20 años de 11 de abril de 2002, y ahora, estamos en tiempos peores. Tiempo perdido, que se fue y no volverá, que no se supo aprovechar para el bien del pueblo venezolano que demostró y sigue demostrando en la calle su vocación democrática, heroísmo y valentía.
Afortunadamente, ya todos los factores democráticos reconocen que es tiempo de diseñar y fortalecer una política unitaria como la expresada en Barinas este mismo año, para la cual debemos prepararnos y organizando a la inmensa mayoría de los venezolanos, hastiados de tanta desidia, incapacidad y corrupción.
Todos los proyectos políticos democrático deben ser puestos al servicio de la unidad sincera y realista, sin personalismos, sectarismos y teniendo como norte los intereses de los venezolanos que merecemos una vida más digna, justa, próspera y alineada con los nuevos tiempos. Que así sea.
Minuto de Transparencia: “La corrupción de la política empieza por la corrupción del lenguaje. “George Orwell.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES