Porlamar
18 de mayo de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Cerca de 100 de civiles son evacuados de planta siderúrgica en ciudad ucraniana de Mariúpol
El presidente Zelenski informó que el primer grupo de unas 100 personas ya está en camino a una área controlada
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania.. / Foto: CORTESÍA

1 May, 2022 | Cerca de cien civiles fueron evacuados de la planta de Azovstal, un reducto de las últimas fuerzas ucranianas en la ciudad de Mariúpol bajo asedio de las tropas rusas, informó el domingo el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski.

Este anuncio se produjo después de que la ONU confirmó que una "operación de evacuación está en curso" en Azovstal, en coordinación con la Cruz Roja, las tropas rusas y las fuerzas ucranianas, sin dar más detalles, citó AFP.

El área industrial de Azovstal es el último reducto de resistencia ucraniana en la ciudad portuaria de Mariúpol, en el sur de Ucrania, que ahora está controlada por Rusia.

Las condiciones de vida en la red de túneles bajo la fábrica de acero, fueron descritas como atroces. Hasta ahora los esfuerzos de evacuación anteriores habían fracasado.

"Comenzó la evacuación de civiles de Azovstal. El primer grupo de unas 100 personas ya está en camino a una área controlada. Mañana nos reuniremos con ellos en Zaporiyia", dijo Zelenski en su cuenta de Twitter.

El ministerio de Defensa de Rusia indicó que 46 civiles habían salido de la planta el sábado en dos grupos.

Bombardeo "bárbaro"


El destino de los civiles de esta ciudad estratégica ha centrado la atención de los líderes mundiales.

Este domingo, el papa reiteró su petición de que se abran corredores humanitarios seguros durante el rezo del Angelus en la Plaza San Pedro del Vaticano.

"Mis pensamientos están con la ciudad ucraniana de Mariúpol, ciudad de María, bombardeada y destruida de una forma bárbara", dijo el pontífice.

Imágenes de satélite de la firma estadounidense Maxar, tomadas el viernes, muestran la devastación de Mariúpol, con casi toda Azovstal destruida.

La invasión lanzada por Rusia el 24 de febrero ha dejado miles de muertos y millones de desplazados y los países occidentales y sus aliados se han movilizado para entregar ayuda bélica a Ucrania y han impuesto duras sanciones para Rusia.

"No hay que dejarse intimidar por matones", dijo la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, en una rueda de prensa en Polonia, tras visitar Ucrania el sábado, donde se reunió con el presidente Zelenski.

Pelosi -- que es el tercer cargo de representación más importante de Estados Unidos, después del presidente y la vicepresidenta -- expresó la solidaridad "inequívoca" de su país con Ucrania.

"Estados Unidos es un líder en el sólido apoyo a Ucrania en la lucha contra la agresión rusa", tuiteó Zelenski para acompañar un video donde se le ve recibiendo a Pelosi y a la delegación del Congreso a las puertas de la presidencia en Kiev.

Zelenski celebró las "señales muy importantes" dadas por Estados Unidos y el presidente Joe Biden, quien pidió el jueves al Congreso 33.000 millones de dólares más para Ucrania, de los cuales 20.000 millones se destinarán a armamento, casi siete veces más que la cantidad de armas y municiones ya suministradas a ese país desde que comenzó la invasión rusa.

En este sentido, Pelosi prometió que se va a legislar para aprobar la propuesta de ayuda lanzada por Biden.

"Difícil situación en el este"

El conflicto está concentrado en el este y en el sur de Ucrania, aunque hay bombardeos de misiles rusos en todo el país, principalmente con el objetivo de destruir infraestructuras y vías de suministro.

Para los rusos la conquista total de la ciudad portuaria de Mariúpol les permitiría unir los territorios conquistados en el sur, en particular la península de Crimea anexionada en 2014, con las repúblicas separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk en el este.

Precisamente en este flanco oriental el ejército ruso, numéricamente superior a su adversario ucraniano y mejor dotado de artillería, está buscando el control, desde el norte y el sur, para completar su dominio sobre el Donbás.

Zelenski advirtió el sábado que los rusos "han acumulado refuerzos en la región de Járkov, tratando de aumentar la presión en el Donbás".

Se trata de la "segunda fase" de lo que Rusia llama "operación militar especial", tras la retirada de las fuerzas rusas del norte de Ucrania y de la región de Kiev.

Un alto cargo militar ucraniano dijo que conversó con el jefe del estado mayor conjunto estadounidense, Mark Milley, sobre la "difícil situación en el este", particularmente "en las áreas de Izium y Sieverodonetsk, donde el enemigo concentró sus esfuerzos máximos".

Járkov sufrió el sábado numerosos bombardeos de artillería.

Pero las fuerzas ucranianas también han recapturado territorios en los últimos días, en especial alrededor de la ciudad de Járkov.

Una de las zonas recuperadas de control ruso fue la aldea de Ruska Lozova, que según los evacuados estuvo ocupada durante dos meses.

"Nos quedamos en los sótanos sin comida durante dos meses, comimos lo que teníamos", dijo a la AFP un habitante de 40 años.

Introducción del rublo

El ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov, sostiene que la operación militar se desarrolla conforme a lo planeado por Rusia y advirtió a los países occidentales que dejen de enviar ayuda militar a Ucrania.

En las zonas controladas por Rusia, Moscú busca asentar dominio y el domingo introdujo el rublo como moneda corriente en la región de Jersón, aunque también permitirá el pago con divisas ucranianas.

"A partir del 1 de mayo, vamos a incorporar la zona del rublo", informó Kirill Stremousov, la autoridad que gobierna Jerson, citado por la agencia estatal rusa RIA Novosti.

El administrador indicó que va a haber un periodo de cuatro meses durante el cual se podrán usar las monedas ucranianas, pero que después habrá un cambio total hacia el rublo.

Ucrania ha reconocido que las fuerzas rusas han capturado varias localidades en la región del Donbás y pide a Occidente más ayuda militar para reforzar sus defensas.

En tanto, en el frente, los militares ucranianos rotan para combatir el cansancio y sostener sus posiciones en la línea del frente.

"Todo el mundo entiende que tenemos que mantener la línea aquí, no podemos dejar que el enemigo se acerque", explicó a la AFP el lugarteniente Yevguen Samoilov, durante una operación para permitir a su tropa descansar tras dos meses de combate.

"Intentamos resistir con todas nuevas fuerzas", afirmó.



Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES