Porlamar
19 de mayo de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El aggiornamento de Gustavo Petro
El candidato del Pacto Histórico, no oculta las diferencias que ha tenido con Prada, pero asegura que ambos se han encontrado “en la paz”. El jefe de debate llega acompañado de otros políticos del Partido Liberal, el Partido de la “U” y de Cambio Radical.
José Gregorio Rodríguez jotaerre577@gmail.com

5 May, 2022 | Hace un mes, el pasado 6 de abril, el candidato a la presidencia de Colombia, Gustavo Petro, anunció que el abogado Alfonso Prada sería su jefe de debate, lo que en el caso venezolano equivale a ser el jefe de campaña.

Lo curioso de este nombramiento es que, en los tiempos de Juan Manuel Santos, este personaje se desempeñó primero, como director general del Servicio Nacional de Aprendizaje de Colombia (SENA), y terminó siendo secretario general de la Presidencia, convirtiéndose en el “hombre de confianza” de Juan Manuel Santos, siendo a la fecha su abogado personal.

De su pasantía por el Sena, salió envuelto con varios señalamientos en su contra que finalmente no prosperaron, pero que integrantes de la campaña de Petro no le perdonaron en su momento.

Este “paso” de Prada, allana el camino para que más personas del denominado “santismo”, por su vinculación con el ex presidente Santos, incluidos parlamentarios y ex funcionarios de su gobierno, apoyen al candidato presidencial del Pacto Histórico.

El señor Prada se une a una campaña en la que hay varias personas que lo han criticado fuertemente, como el senador electo como cabeza de lista del Pacto Histórico, Gustavo Bolívar, quién aseguró en el año 2017, que Prada “se robó el Sena” cuando fue su director, pues la Contraloría le encontró 161 irregularidades a la gestión.

Otro crítico de Prada que es del “estado mayor” del Pacto Histórico, es Wilson Arias, quien en julio de 2020 lo denunció por varios casos: “Nueve procesos activos por presunta corrupción, detrimento patrimonial, contratación amañada y hasta tráfico de influencias tiene Alfonso Prada Gil, ex director del Sena”, escribió Arias en Twitter en esa oportunidad.

El señor Prada, ahora forma parte del círculo íntimo de estrategas de Petro, en el que también destacan Armando Benedetti, un veterano político al que le gusta la confrontación y el español Antoni Gutiérrez-Rubí, que se desempeña como asesor de comunicación, de quien se dice es “discreto y perfeccionista”.

Según varias fuentes regularmente bien informadas, bastante serias y con importantes vinculaciones en la izquierda colombiana, Prada asegura no estar ahí para cuidar del temperamento del candidato, pero su trabajo tiene mucho de eso, aunque diga lo contrario: “Usted no se llama Gustavo ni se apellida Petro”, le insisten en decir últimamente los que le rodean, entre los que se encuentra Prada, “usted es la correa de transmisión del cambio. Despréndete de todo, hasta de ti mismo”.

Cuando le preguntan sobre su papel al lado del candidato de la izquierda colombiana, responde lo mismo: “no pretendo atemperar a Petro, ni ser su equilibrio emocional”.

Petro se ha rodeado de estrategas que poco tienen que ver con él y su supuesta concepción del mundo. Prada, secretario de Presidencia del ex presidente Juan Manuel Santos durante su último año de Gobierno, forma parte de la élite bogotana que tanto ha criticado Petro.

Según reseña un periodista de El País de España que entrevistó a Prada en días pasados, en el salón de su apartamento no hay referencias obvias al lugar político del que proviene quién ahora es su candidato. En su sitio están las memorias de Winston Churchill y uno de los libros de Yuval Noah Harari. Además, resaltan retratos suyos con Joe Biden y Carlos de Inglaterra. “Son muy injustos los ataques a Petro, los que quieren construirle el imaginario de izquierda radical. Quisiera jugar un rol de desmitificar, de desmentir todo eso. Porque yo soy un ‘man’ más del establecimiento”, afirma tajantemente el flamante jefe de campaña.

En la entrevista que refiero se lee: “Al provenir Prada del círculo del presidente Santos, algunos interpretaron que el premio Nobel de la Paz allanaba el camino para darle su apoyo a Petro. No hay indicios de que eso vaya a ocurrir. Hay santistas (un movimiento político-cultural que no existe, pero que está en todos lados) también con Fico y Fajardo, el candidato de centro. El rumor con Prada se intensificó porque además es su abogado personal. Santos, sin embargo, no ha dicho esta boca es mía (…) Solo que a veces suena el teléfono en el bolsillo de Prada y al ver el número en la pantalla no le queda otra que interrumpir la conversación para responder: dígame, presidente”.

Para Prada se trata de “comunicar bien”. Por ejemplo, sus rivales a veces acusan a Petro de querer expropiar tierras a los latifundistas, algo que suena demasiado a chavismo. “Solo queremos poner a trabajar las tierras. Él nunca habló de expropiar. Si un predio es improductivo y afecta el interés general, le vamos a poner impuestos para que compense. Si no paga, véndelo. Es una manera muy diferente de presentarlo”.

En el reportaje de marras, muy útil para examinar la coyuntura, el reportero señala que, existe algo de “perdón” y segundas oportunidades entre Prada y Gustavo Petro, recordando que cuando uno era alcalde y el otro era congresista por Bogotá, polemizaron a cuenta del Metro. Petro lo quería subterráneo, Prada sobre tierra, en la línea de un alcalde anterior con quien él trabajó, Enrique Peñalosa, archienemigo de Petro. Tuvieron sus más y sus menos, como no, por Twitter. “Esos choques hasta nos legitiman”, argumenta ahora Prada. “Son cosas absolutamente menores frente a la lucha contra la pobreza, la protección del medio ambiente y el desarrollo económico con justicia social. Estoy tranquilo, creo que él es el camino”.

Para Francia Márquez, la fórmula a la vicepresidencia de Petro, la incorporación de Prada supone regresar al camino del diálogo en una futura presidencia: “Este Gobierno hizo trizas la paz y ha condenado a vivir en la violencia a nuestras comunidades. Cambiar eso es nuestro mayor desafío”.

El candidato del Pacto Histórico, no oculta las diferencias que ha tenido con Prada, pero asegura que ambos se han encontrado “en la paz”. El jefe de debate llega acompañado de otros políticos del Partido Liberal, el Partido de la “U” y de Cambio Radical.

Petro está intentando ganar en primera vuelta y para eso suma pequeñas alianzas y nombres que le abran la puerta a una mayoría en Colombia.

Sin embargo, el “nuevo look político” de Gustavo Petro no ha impedido ni el ataque del Comandante General del Ejército colombiano, ni las amenazas de muerte anunciadas por el grupo delictivo denominado La Cordillera, que lo obligaron a suspender su gira de campaña de esta semana por el “eje cafetero” de Colombia.

Sin embargo, el candidato del Pacto Histórico a pesar de su “aggiornamento”, sigue siendo percibido como un peligro para las élites que han detentado el poder por siempre en la hermana república.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES