Porlamar
19 de mayo de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






50% de las consultas ginecológicas se refieren al sangrado uterino abundante
El gineco-obstetra Javier Ortiz, explica que en algunos países es considerado un problema de salud pública y es la causa de ausentismo laboral, conflictos de parejas, emocionales y psicológicos.
Redacción | @elsoldmargarita

Foto: CORTESÍA

Es importante identificar las causas del sangrado abundante / Foto: CORTESÍA

9 May, 2022 | Pese al avance de la tecnología y de nuevos canales de comunicación digital hay temas de salud que aún se mantienen en la sombra, tal como lo es el sangrado uterino anormal o abundante, que afecta a más del 50% de las mujeres en edad reproductiva en Venezuela.

Aunque la cifra no es oficial, el doctor Javier Ortiz Fumero, ginecólogo y obstetra de la Unidad de Salud Femenina del GMSP, especialista además en cirugía endoscópica ginecológica, explica que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima entre 8 y 27% la prevalencia del sangrado uterino anormal a nivel mundial; sin embargo, las proyecciones en el país son mayores.

“El 73% de las pacientes entre 10 y 54 años refieren sangrado abundante en sus últimos 6 ciclos menstruales y, 5 de cada 10 pacientes, vienen a consulta por sangrado anormal; por lo que se estima que estos casos ocupan entre 30 y 50% de las consultas”, según refiere el doctor Ortiz, quien además es vicepresidente de la Sociedad Venezolana de Cirugía Endoscópica y Ginecológica.

Ausentismo laboral por sangrado

Detalla el especialista que el sangrado uterino abundante es considerado un problema de salud pública en muchos países y es la causa de ausentismo laboral, problemas de parejas, emocionales y psicológicos muy importantes.

“En la India, por ejemplo, el sangrado abundante es una de las causas de ausentismo laboral más importante en ese país. En Latinoamérica y Venezuela es necesario instruir a las mujeres desde temprana edad, para que sepan cuál es la realidad de un sangrado normal menstrual”.

Uno de los grandes retos a enfrentar según el doctor Ortiz, es la creencia familiar que señala que si mi abuela y mi mamá tuvieron sangrado abundante eso era lo normal. “No podemos normalizar un sangrado abundante o un trastorno menstrual.”

¿Menstruación anormal?

El especialista de la Unidad Femenina del GMSP refiere que, en promedio, una mujer tendrá 40 años de su vida con el sangrado cíclico y es en ese tiempo que los ginecólogos deben identificar si existe algún trastorno.

“La mitad de las pacientes presentan sangrado anormal y no saben que es anormal. Llegan al consultorio muy anémicas, con 4 o 5 de hemoglobina. El sangrado uterino anormal es el problema ginecológico más frecuente y constituyen entre el 30 y 50% de las consultas ginecológicas”.

Para identificar un sangrado normal el experto comparte algunas características:

· La frecuencia, normal de 24 a 38 días. Menor o mayor es patológico

· En cuanto a la duración, más de 8 días es prolongado

· La regularidad menor o mayor de 9 días es motivo de consulta

· Volumen diario en promedio debe ser entre 5 cc y 80 cc.

“Si una paciente pierde más de 80 cc por cada día, en 7 días estará perdiendo sobre los 300 cc, y eso conlleva un proceso de síndrome anémico crónico. El sangrado menstrual abundante y el sangrado intermenstrual, que se presenta entre regla y regla, no es normal”.

Según refiere el doctor, si una mujer cambia una toalla sanitaria con coágulo de sangre o se llena en un periodo menor de 2 o 3 horas por día, ya es considerado un sangrado menstrual abundante.

En la Unidad Femenina del GMSP dispone de diversas técnicas para diagnosticar las causas de los sangrados uterinos abundantes, como son ultrasonido, sonohisterografía y también histeroscopia que permite detectar pólipos.

Detalla que la identificación de la causa es fundamental y entre algunas destacan la presencia de pólipos, adenomiosis, hiperplasia, trastornos endometriales, coagulopatías, trastornos ovulatorios, provocadas por fármacos e incluso por cirugías como las cesáreas.

“Este tipo de sangrado puede incidir en la calidad de vida de la mujer, limita su actividad física, emocional y social. Es un problema de salud pública que aparta a la mujer de su entorno social y además puede agravarse si viene con otros síntomas como el dolor y la anemia”, precisó el galeno.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES