Porlamar
5 de diciembre de 2022





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Hablemos de Igor Vecchini: la voz del metal margariteño que está marcando pauta en Chile
Hoy por hoy veo con mucho agrado y orgullo cómo este joven margariteño de 34 años ha ido forjando una sólida carrera en el metal. Su proyecto personal, “Vecchini”, destella un estilo propio muy denso, bien trabajado, contundente y que no ha dejado indiferentes a quienes lo escuchan.
Juan Ortiz

Foto: CORTESÍA

Igor Vecchini / Foto: CORTESÍA

24 Nov, 2022 | A Igor Vecchini lo conozco de la universidad. Coincidimos una que otra vez en la plaza de Guaripete de la Udone, guitarra en mano, en esas gratas reuniones estudiantiles. Pasaron los años, la vida hizo lo suyo, a ambos nos tocó emigrar y perdimos contacto. Sin embargo, las redes propiciaron un grato reencuentro en el que fuimos fortaleciendo el nexo: un día se charlaba sobre videojuegos, otro sobre música, y así.
Hoy por hoy veo con mucho agrado y orgullo cómo este joven margariteño de 34 años ha ido forjando una sólida carrera en el metal. Su proyecto personal, “Vecchini”, destella un estilo propio muy denso, bien trabajado, contundente y que no ha dejado indiferentes a quienes lo escuchan.
Particularmente yo he quedado prendado de las adaptaciones que ha hecho de canciones pop al metal. Escuchar temas como “Feeling Good” de Michael Bublé, “Hello” de Adele, “Drive Me Crazy” de Britney, “Careless Whisper” de George Michael, “Beat it” de Michael Jackson o “Tierra mala” de Los Chinches del Vallenato en versión metal ha sido: alucinante. Y es que la voz de Igor es perfecta para este género, pues tiene un colchón de aire amplio que le da una potencia enorme a su canto gutural, sin dejar de lado la afinación y el sentido.

Inicios en la música

Igor estuvo desde muy niño (5 o 6 años) en la orquesta de Nueva Esparta, el instituto Modesta Bor, en Guaraguao. Confiesa que no le gustaba, él quería ver comiquitas y jugar futbolito por las tardes. Pero allí estuvo unos 7 u 8 años: formó parte de la orquesta infantil, juvenil y por una ocasión de la juvenil de oriente.
Se distanció de la música académica aproximadamente a los 13 años, “Aunque realmente nunca fui de los académicos…”, comenta, entre risas. Por influencias de su madre, su hermano y MTV, el joven fue inclinándose hacía el lado del rock y el metal. No obstante, confiesa que entre los primeros discos que escuchó estuvieron: “Aries”, de Luis Miguel; “Grandes Éxitos”, de Queen; “Sandy & Papo MC”, e, incluso, “Tierna la noche”, de Fey.
Empezó a aprender a tocar guitarra luego de escuchar discos de Iron Maiden, Korn e In Flames. “En mi casa mi mamá tenía una guitarra acústica que le costó 2000 bolívares en su juventud. Siempre estuvo allí esperando el atrevimiento de alguien para hacerla sonar”, comenta.


Primeros pasos en el mundo de las bandas
A los 15 años, Igor se fue con su hermano y una banda de rockeros viejos al que sería su primer toque. Fue como parte del público. El lugar: el hotel Omni. “Me gustó mucho la movida, pero yo quería tocar; así que me dije que la próxima vez que fuera sería a tocar…, y así fue”, explica, nostálgico y con cierta emoción. Tiempo después surgió la agrupación que haría realidad dicho sueño, y esta no fue otra que la banda de heavy metal “Beowulf”. Esta fue conformada por el hermano de Igor, Daniel Barrios y Gino Cambria.
Vecchini confiesa que sentía que todavía no tenía la habilidad para ser el guitarrista en esa banda (“¿O tal vez sí?”, se cuestiona). “Por tal motivo, me metí en el bajo, pero sin bajo —risas—, pues no tenía el instrumento”. Pero eso no lo detuvo, el joven soñador practicaba con la guitarra, el instrumento clásico de su generación. En ese entonces el repertorio eran 2 temas propios, un cover de Iron Maiden —“Hallowed By The Name”— y otras dos canciones de Moospell: “No More Lies” y “Alma Mater”.


Nacimiento del proyecto Eclipse Nupcial
“Al mismo tiempo, un grupo de amigos del liceo fundamos Eclipse Nupcial, una banda con estilo de metal moderno y tendencias heavy metal. Estábamos conformados así: Wilkar Diaz en la guitarra rítmica (léase bien: la mejor del metal margariteño), Román Arias en la guitarra, Luis Arias en la batería, Francesco Antonelli era el crack del teclado, Analex Villarroel era la voz y yo estaba en el bajo”. El grupo estuvo bastante influenciado por Lacuna Coil y Nightwish. Fue una banda muy bien recibida en aquella época en los espacios underground margariteños, a pesar de que sus integrantes eran bastante jóvenes. Tuvieron un par de conciertos en el icónico bar “Brazil Rock” a casa llena, y ninguno con una cédula que pudiera respaldar su asistencia esas noches en el local.

Su incorporación a Astraria
Más adelante, Eclipse mutó a Unholy Vortex (death/thrash). Igor estuvo allí por un tiempo, pero, por diferencias con algunos nuevos integrantes, decidió apartarse. Fue en ese entonces que Vecchini pasó a ser parte de la emblemática agrupación margariteña Astraria (death metal), junto a Ranky Zabala (bateria), Jonathan Espinoza (guitarra), Daniel “Guamache” Rodriguez (guitarra) y Enrique Montero (voz). Nuevamente, Igor fue el encargado se ser bajista. A dicha banda le fue muy bien a nivel regional y nacional. El conocimiento de Espinoza en la ingeniería de audio permitió que sacaran varios sencillos y algunos EP en tiempos donde resultaba muy difícil darse a conocer.
Con Astraria, Igor tuvo la oportunidad de tocar muchas veces en la Isla de Margarita, Puerto La Cruz, Cumaná, El Tigre, Tinaquillo (“No preguntes cómo llegamos allá”, me dice, entre risas), e, incluso, Apure (“Tampoco preguntes”, más risas).


Su primer proyecto personal: Remembrance
Llegado el momento, Vecchini se armó de valor y decidió llevar a cabo un proyecto donde pudiera expresarse más, sacar a flote ese “yo” que no afloraba desde la posición de bajista. Fue así como nació Remembrance (Across The Ruins, actualmente). En esta oportunidad, Igor asumió por primera vez el papel de guitarrista. El género de la agrupación era death metal melódico, uno de sus sueños, “De mis mayores amores”, expresa. La banda estuvo conformada originalmente por Alex Duben (guitarra), Jairo Muñoz (bajo), Ranky Zavala (batería), Emilio “Shur” Ruiz (voz), e Igor en la guitarra. Más adelante, Ranky fue sustituido por Ricardo Martinez (baterista actual); Shur, por José Camacho, y, al día de hoy, Vecchini es el responsable de la voz y la guitarra.
Con Remembrance todo se dio de manera orgánica y progresiva. Si bien la inexperiencia se notó, también fue así con el crecimiento. Igor quiso trabajar de la forma más ordenada y estratégica posible, tratando de romper los esquemas de las agrupaciones de metal tradicionales de la localidad. De a poco, las metas se fueron logrando. Cuando lanzaron su primer sencillo y EP titulado “Soulless”, la recepción fue descomunal. Sin darse cuenta, Remembrance había cultivado un público joven fiel que les apoyaba en cada presentación. Los resultados regionales causaron un impacto considerable a nivel nacional, lo que les dio la oportunidad de presentarse en Caracas, El Tigre, Cumaná y Puerto La Cruz.


El primer videoclip: “Soulless”
Con el transcurrir de unos meses, en plena efervescencia del triunfo, Remembrance sacó el videoclip de “Soulless”. Este fue dirigido por Rubén Rojas y José Vecchini —hermano de Igor—. Este fue, quizá, el primer videoclip de una agrupación de metal margariteña. Ahora bien, en caso de que no haya sido el primero, sí que fue el de mayor calidad que se haya grabado hasta ese entonces. Y, aunque fue amateur, le pusieron un empeño enorme en la producción.


2016: la migración a Chile
Actualmente, por razones propias de la migración, Remembrance se encuentra en Santiago de Chile, pero ahora bajo el nombre de Across The Ruins. La pandemia fue inclemente, por lo que los integrantes de la banda tuvieron que parar abruptamente todas sus actividades. Hoy por hoy no hay planes a futuro en dicho proyecto.


Influencias

Al respecto, Vecchini comenta: “Debo admitir que nunca he sido un metalero purista, me salto muchas agrupaciones que deberían ser parte del catálogo. Soy más de casarme con el sonido de ciertas agrupaciones o artistas que con estilos específicos, puesto que esto último me parece poco dinámico. He escuchado cientos de bandas, pero dentro de mi catálogo fijo están agrupaciones y artistas como: In Flames, Dark Tranquillity, Linkin Park, Papa Roach, Korn, Iron Maiden y Metallica.
“A nivel general, escucho bastante pop norteamericano o extranjero. En esos espacios se encuentran muchas joyas que creo que tienen mucha originalidad al momento de transmitir diversas emociones.
“También aprendí a apreciar mucho el rap (no tan actual) y el trap. La capacidad de composición, improvisación y ajuste de métrica de esa gente es una perla. El estilo de los beats de estos géneros creo que fue lo que le abrió la puerta a lo que conocemos hoy como producción moderna. Esto ha dado la posibilidad a pequeños artistas de poder grabar y mostrar su música bajo cualquier circunstancia”.


Composiciones
“La inactividad de mi banda actual y el tiempo que pasé alejado de la música por temas de migración me dejaron con demasiadas cosas que decir. Así que la reinvención, la adaptación y el aprendizaje llegaron a mí, y tomé la decisión de sacar mi proyecto solista: ‘Vecchini’ (súper original, je, je). En este pequeño lapso he ido aprendiendo y abriéndome camino en la producción musical y la mezcla digital”.
“La intención de este proyecto era poder ser más dinámico, probar nuevos sonidos y no ponerme una barrera de estilo musical que me limitara en cada momento. Si bien me movería dentro de las ramas del metal —que es mi estilo nativo y el que he aprendido a desarrollar de forma orgánica—, quería tomar decisiones que hicieran el sonido novedoso e inesperado. Por ende, trato de exprimir al máximo mis capacidades vocales y de composición, lo cual es bastante difícil debido al parlante de metro que me dio la vida por voz”.
“Con Vecchini he hecho dos EP. De aquí destacaría temas de mi autoría como: ‘Nihil’, ‘Dividido’, ‘Millenial’, ‘S.P.I.A.L.M’ y ‘Errático’. De este último hice un remix con Laprea, otro crack que la vida me cruzó y con quien pude trabajar”.
“En las agrupaciones en las que he estado me considero uno de los motores de composición. Siempre tuve mucho aporte y entrega en cada canción, difícilmente aparecía una canción donde no hubiera metido la trompa, pero entre los que más me han gustado están:
Astraria: ‘Sons Of a Sick Creation’;
Remembrance/Across The Ruins: ‘Soulless’, ‘Your Sorrow’, ‘Blinded’.

“Si bien tengo verdaderos problemas con la generación de letras —me cuesta una bola hablar y plasmar—, poco a poco he ido venciendo esos demonios”.


Aspiraciones / planes a futuro
“La música y yo hemos tenido una relación complicada, pero he aprendido a llevarla despacio, y, para ser sincero, creo que aún me falta mucho por aprender. Mi aspiración principal en este oficio es poder seguir drenando todo lo que se me va anudando en el pecho por el día a día y aquello que incluso se va trabando debido al ayer.
“Actualmente estoy trabajando en algunas canciones con Vecchini, temas que quisiera que salieran bastante del metal. Aunque quiero probar con algo de rap, o un poco más de pop. En este 2023 espero tener ese sonido que estoy buscando.
“Por cierto, también estoy formando parte de un proyecto que me tiene muy entusiasmado, se llama ‘The Emily´s Murder. En este espacio están Juan y Pablo González, par de cracks en la voz y con quienes comparto una visión muy parecida de la música y del metal. Esperamos que en el 2023 o a finales de 2022 poder mostrar lo que traemos. Ellos son realmente creativos, son jóvenes, y yo solo estoy aportando mi experiencia y dolor de rodillas.
“Al día de hoy, desde que salí de Venezuela en el 2016 no he podido volver a reencontrarme con una tarima. Creo que lo intenté con demasiada fuerza y rompí esa cuerda, espero poder encontrar nuevamente el camino que me lleve a ese lugar de drenaje y paz”.


Notas finales
Repasando con agrado la amplia y fructífera carrera de Igor Vecchini puedo decir, sin temor a equivocarme, que él es uno de los mejores exponentes del metal margariteño a nivel internacional en la actualidad. Es, ciertamente, un honor ser su amigo. Desde este espacio Transeúnte celebro su obra, y espero que todos sus nuevos proyectos se cumplan para que siga llevando en alto el metal de nuestro terruño por Chile y el mundo entero. No dejen de seguirlo en sus redes:
Facebook: Igor Vecchini
Instagram: @Ivecchini
YouTube: Vecchini
Spotify: Vecchini




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES