Porlamar
29 de enero de 2023





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Porque la alegría de diciembre no se pierda nunca
Hombre y perro cuando apenas se asomó el sol con su cara aún asustada por el aguacero, salieron rumbo al conuco para constatar qué había pasado después de aquel palo de agua
Emigdio Malaver G. /emalaverg@gmail.com /@Malavermillo

8 Dic, 2022 | Las precipitaciones que se presentaron en la Tacarigua de Margarita como en otras partes de la isla, no permitieron que el periodista Juancho Marcano y su perro Pipo se acercaran al conuco, pues la lluvia era como un martillo que golpeaba seguidamente con sus fuertes garúas, que hacían que el suelo se mojara y se saturara y el agua corriera y aparecieran las quebradas que hacía tiempo que no salían.

Hombre y perro cuando apenas se asomó el sol con su cara aún asustada por el aguacero, salieron rumbo al conuco para constatar qué había pasado después de aquel palo de agua, en el sembradío y sobre todo como estaba su amiga la mata de mango que tiene que aguantar los chaparrones sin poder escampar en ningún lado. Cuando llegaron observaron que el sembradío estaba anegado, las matas de ají no habían aguantado tanta agua junta y murieron. Sin embargo la mata de mango a pesar de que aún tenía el agua empozada a sus pies, estaba sana y salva y hasta contenta, pues a ambos les dijo: “Estas son lluvias de diciembre que yo las conozco porque tengo años viviendo en este terreno y tú lo sabes Juancho que cuando tú lo compraste ya yo estaba aquí; así que vamos a mantener la calma y que la alegría de diciembre no muera, pues es el mes donde la gente de una u otra manera se pone contenta y celebra, y tiene la fe y la esperanza de que el año que viene será mejor y las cosas van a cambiar y se va vivir más feliz”.

Juancho Marcano y Pipo quedaron callados ante lo señalado por la mata de mango y hasta mostraron asombro y admiración por sus argumentos, y fue el perro que inicialmente manifestó: “Me gustan sus palabras amiga, pues primero estoy de acuerdo contigo de que no dejemos que la alegría de diciembre muera, independientemente de la situación que vive la sociedad y por ende Juancho, que al fin y al cabo es el que nos cuida y nos protege, y segundo esos señalamientos son optimistas y ahí debe estar el secreto de la vida, en tener la fe que todo vendrá mejor el año que viene para todos. Y ¿tú qué dices Juancho?”

El periodista que no es muy dado a exponer cuando sus amigos opinan, los observó a los dos y los abrazó y le dijo que estaba de acuerdo con ellos. “Eso es así, amigos y por eso vamos a decir que viva diciembre”. Y así lo hicieron.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES