Porlamar
29 de enero de 2023





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






El cantautor margariteño José Murguey debutó por todo lo alto con su primer concierto en Barcelona, España
Cuando le pregunto a Murguey “¿Por qué cantas?”, el responde, risueño, “Canto porque me lo pide el alma, es mi manera de mostrar lo que siento, porque el amor se manifiesta en mí a través de letras y melodías…”.
Juan Ortiz

12 Ene, 2023 | Una de las dichas más grandes para los hombres es ver que sus amigos avancen y triunfen. Hoy veo con beneplácito cómo mi querido Murguey está conquistando el terreno europeo con su innovadora y fresca propuesta musical. Y es que este 15 de diciembre a las 21 horas el joven margariteño dio el que fue su primer concierto formal en Barcelona.

Le avalaron en su propuesta un nutrido grupo de empresas, instituciones y emprendimientos, tanto españoles como venezolanos, entre ellos: Outoff Spaces, Panadería Portachuelo, Blue Cat, Farmasi, Cherenta, El budare de Denny’s, Dvs Tattos, Norma Pasteles, Alsi (Reformas - Instalaciones) y Quatre Coctelería (su negocio propio). Este amplio espaldarazo demuestra no solo el alcance del talento de este coterráneo, sino también cómo ha sabido ganarse el cariño de la gente en aquellos nuevos lares.

El concierto estuvo a todo dar, el repertorio fue muy rico y variado, con las innovadoras canciones de su autoría —donde fusiona hábilmente el pop con los ritmos afro latinos—. Obviamente, no pudo faltar el sonido particular y emblemático de su cuatro venezolano. Si hablamos de la plantilla de músicos, la cosa se puso más densa aún, pues Murguey fue asistido por maestros instrumentistas de Cuba, Colombia, Azerbaiyán y Venezuela.

La orquesta internacional que acompañó al margariteño estuvo conformada de la siguiente manera: desde Colombia, Andreu García en la batería; desde Azerbaiyán, Leyla Tuayeva en el piano; desde Cuba, Abel Herrera en la trompeta, Armando Suárez en el trombón y Robín Reyes en el bajo; y desde Venezuela, Falon Koch en el violín y los coros, Juan Carlos Viloria en la percusión, Miriam López en los coros y Martín Rodríguez en el saxo.

Un detalle que no puede pasar por alto fue la invitada especial a la presentación: la bailaora venezolana Ene del Rosario —graduada en el conservatorio de Granada—, quien desplegó todo su talento en escena al son del cuatro y el resto de la orquestación.

Cómo era de esperarse: el lleno fue total y las emociones estuvieron a flor de piel.

Una persona que resultó clave para concretar esta presentación fue el cantautor venezolano Samuel Urbano, quien reside en Barcelona. Murguey, luego de verlo en concierto, se dijo a sí mismo “Esto es lo que quiero. Necesito, debo darme el chance para mostrar mi trabajo, ya que cuento con un proyecto bien estructurado y digno de ser compartido con el mundo”.

Respecto al evento, Murguey comenta: “Me siento muy motivado, quiero dar mucho más de mí, demostrar todo en lo que he venido trabajando en estos años y dejar a mi Isla de Margarita en alto, a mi país. Espero usar los resultados de este primer concierto como trampolín para llegar a toda España e ir abriendo las puertas de los países vecinos”.

Esto que hoy acontece en la vida de José no es casualidad. Desde sus inicios artísticos, a la corta edad de 12 años, el talentoso margariteño marcó pauta en los escenarios insulares. Cada espacio de la Isla de Margarita apreció sus dotes de cuatrista consumado —con manejo magistral de las diversas formas musicales orientales— y de versátil cantante.

Creo que de las cosas que más he admirado de su labor es que él no solo tocó y cantó en cada una de nuestras localidades —desde San Francisco de Macanao hasta Juan Griego— sino que también se dedicó a formar niños y jóvenes en el noble oficio de la música, y eso, señores, no tiene precio.

José, desde Barcelona —donde vive hace ya unos 3 años— y mientras concreta sus sueños, recuerda con agrado su primera presentación formal a la edad de 13 años con la Coral de Pablo Arley. Aquello marcó un antes y un después en él. Al verse en escena y palpar la receptividad del público y las sensaciones que de su alma emanaban en dicha interacción, Murguey supo muy dentro de sí que eso era lo suyo, y así se evidenció cuando 11 años después —producto, por supuesto, de su disciplina y empeño— se presentó en el Concierto por La Paz en París.

Luego de ese primer gran paso, siguieron abriéndose puertas. Al año siguiente se presentó en el Día de la Música Internacional en Martinica, luego en la Siembra del Cuatro, posteriormente en Noches de Guataca y cuanto evento de envergadura se le presentó. Su actuar no pasó desapercibido ante los entes culturales del Estado, es por ello que le concedieron la honorable Orden Francisco Mata, reconocimiento que el músico enarbola adonde quiera que vaya.

Cuando le pregunto a Murguey “¿Por qué cantas?”, el responde, risueño, “Canto porque me lo pide el alma, es mi manera de mostrar lo que siento, porque el amor se manifiesta en mí a través de letras y melodías…”.

Hoy, mientras hablamos por teléfono, me cuenta con orgullo y nostalgia sobre algunas de las figuras que le inspiraron para cantar. Destacan entre estas lumbreras: Gualberto Ibarreto, Ilan Chester y Andrea Bocelli. No deja de recordar tampoco a aquellas personas que fueron fundamentales en su formación instrumental, como los maestros Cheo Hurtado y Eladio Mujica, a los cuales aprecia y siempre lleva consigo en el pecho.

El plan a futuro más directo del artista es concretar su primera gira por Europa. Esta es una idea que tiene clara y en la que desde ya está trabajando con apoyo de parte de las personas que se han mencionado con antelación.

Al preguntarle a José sobre qué les diría hoy a los jóvenes que quieren entrar al mundo del canto, el respondió: “Si van a dedicar su energía a la música, háganlo con amor, constancia y conciencia. En el mundo de la música hay infinidad de maneras de expresarse, tantas como los seres que coexistimos en este planeta. Cada uno de nosotros tiene una identidad musical, por ende, nada logramos queriendo imitar a otros. Yo les invito a que luchen por conseguir su propia forma de escribir, su propia forma de componer, de cantar, su propio sonido. No quieran ser la sombra de alguien más, no hemos venido a eso, sino a sumar nuestra propia esencia. Vamos, sumen al universo musical lo que tienen dentro de sí, tomen y compartan de esa materia primordial que les hace soñar, eso es lo necesario”.

Desde aquí, desde Transeúnte, le deseo todo el éxito posible a José Murguey y lo aplaudo de pie por el resultado de este primer concierto. Que esto sea apenas el principio de esa gira que planea, y que pronto lo veamos en Alemania, Francia, Inglaterra y cada espacio del planeta llevando lo mejor de nuestra música a cada ser. Para cerrar, rememoro esta décima que le escribí hace ya unos cuantos años:

Quien conoce Macanao

sabe de José Murguey,

ñero como el yaguarey,

como un buen pesca'o sala'o.

Ya por Francia lo han menta'o

Martinica sabe de él,

se habla del moreno aquel,

de ese gran margariteño,

que con cuatro y son isleño

brinda música a granel.

Isla de Margarita, 22/07/2015.

No dejen de seguirlo en sus redes:

Facebook: Murguey

Instagram: @Murguey




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES