Porlamar
30 de noviembre de 2023





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Xi y Biden conversan sobre temas estratégicos y críticos
Los dos líderes dieron instrucciones a sus equipos para aprovechar los acuerdos alcanzados en Bali y dar seguimiento e implementar oportunamente la nueva visión acordada en San Francisco.
XINHUA

Foto: Xinhua

El presidente chino, Xi Jinping, y su homólogo estadounidense, Joe Biden, dando un paseo en el Jardín Filoli, en el estado estadounidense de California. Los dos mandatarios mantuvieron un franco y profundo intercambio de visiones sobre temas estratégicos y generales que son críticos para la dirección de las relaciones entre ambos países y otros importantes asuntos que afectan a la paz y al desarrollo del mundo. / Foto: Xinhua

16 Nov, 2023 | El presidente de China, Xi Jinping, y su homólogo de Estados Unidos, Joe Biden, mantuvieron un franco y profundo intercambio de visiones sobre temas estratégicos y generales que son críticos para la dirección de las relaciones entre ambos países y otros grandes asuntos que afectan a la paz y al desarrollo del mundo.

El encuentro tuvo lugar en el Jardín Filoli, una casa de campo ubicada a unos 40 kilómetros al sur de San Francisco, California. Biden recibió calurosamente a Xi cuando llegó al Jardín Filoli.

Al recordar que el mundo está experimentando cambios profundos sin precedentes en un siglo, Xi señaló que hay dos opciones para China y Estados Unidos: una es aumentar la solidaridad y cooperación, aunar esfuerzos para enfrentar los desafíos globales y promover la seguridad y prosperidad globales; mientras que la otra es aferrarse a la mentalidad de suma cero, provocar rivalidad y confrontación, y arrastrar al mundo hacia la agitación y división.

Ambas opciones apuntan hacia dos direcciones distintas que van a decidir el futuro de la humanidad y del planeta Tierra, dijo el mandatario chino, añadiendo que las relaciones bilaterales China-EE. UU., las más importantes del mundo en su tipo, deben ser entendidas y concebidas en este contexto amplio.

Para China y Estados Unidos, darse la espalda el uno al otro no es una opción, señaló Xi, e hizo hincapié en que no es realista que una parte pueda remodelar a la otra, y el conflicto y la confrontación traerán consecuencias insoportables para ambas partes.

La competencia entre grandes países no puede resolver los problemas que enfrentan China y Estados Unidos o el mundo en general, continuó Xi, quien recordó que el mundo es lo suficientemente grande como para dar cabida a ambos países, y el éxito de un país es una oportunidad para el otro.

El presidente chino explicó las características esenciales de la modernización china y su importancia, las perspectivas del desarrollo de China y su intención estratégica, constatando que el desarrollo de China está impulsado por su lógica y dinámicas inherentes.

Al exponer que China está promoviendo el gran rejuvenecimiento de la nación china en todos los frentes a través de la modernización china, Xi destacó que el país no recorrerá la vieja senda de la colonización y el saqueo, ni el camino torcido tomado por algunos países para buscar la hegemonía una vez que se fortalecen, tampoco exporta su ideología, ni tiene ningún plan de superar o desbancar a Estados Unidos. Del mismo modo, Estados Unidos no debe conspirar para suprimir y contener a China, agregó.

El presidente chino enfatizó que el respeto mutuo, la coexistencia pacífica y la cooperación ganar-ganar son las lecciones aprendidas a través de los vínculos bilaterales de 50 años y los conflictos entre grandes países a lo largo de la historia, lo cual debería constituir la dirección de los esfuerzos conjuntos entre los dos países.

En San Francisco, China y Estados Unidos han de asumir una nueva visión y construir juntos cinco pilares para los lazos bilaterales, además de desarrollar conjuntamente una percepción correcta, afirmó Xi.

China está consistentemente comprometida para tener una relación estable, saludable y sostenible con Estados Unidos, y tiene intereses que deben ser salvaguardados, principios que deben ser defendidos y líneas rojas que no deben ser cruzadas, advirtió Xi, expresando su esperanza en que los dos países puedan ser socios que se respeten mutuamente y coexistan en paz.

El líder chino señaló que China y Estados Unidos deben manejar los desacuerdos de manera eficaz, y que estos no deben ser un abismo que mantenga a los dos países separados, por lo que deben buscar maneras de construir puentes como forma de encontrarse el uno con el otro.

Es importante que entiendan los principios y las líneas rojas del otro, y se abstengan de decir una cosa y hacer otra, ser provocativos y cruzar dichas líneas, enfatizó el presidente chino.

Deben tener más comunicación, más diálogos y más consultas, además de manejar con calma sus diferencias, así como los incidentes, añadió Xi.

China y Estados Unidos deben avanzar conjuntamente sobre una cooperación mutuamente beneficiosa, considerando que ambos países tienen amplios intereses comunes en una amplia gama de áreas, incluida la economía, el comercio y la agricultura, así como campos emergentes como el cambio climático y la inteligencia artificial (IA), enumeró Xi.

En las circunstancias actuales, continuó, los intereses comunes de los dos países no han disminuido, sino que se han incrementado.

El jefe de Estado chino explicó que es importante utilizar plenamente los mecanismos restaurados y nuevos en política exterior, economía, finanzas, comercio, agricultura y otros campos, y llevar a cabo la cooperación en áreas tales como la lucha antidroga, asuntos judiciales y de aplicación de la ley, IA y ciencia y tecnología.

Xi también pidió a China y Estados Unidos que asuman conjuntamente las responsabilidades como grandes países que son, porque los problemas que enfrenta la sociedad humana no se pueden resolver sin la cooperación entre los grandes países.

En su opinión, los dos países deben dar ejemplo, intensificar la coordinación y la cooperación en asuntos internacionales y regionales, y proporcionar más bienes públicos para el mundo entero.

Ambas partes deben mantener sus iniciativas abiertas entre sí, o coordinarlas y conectarlas para lograr una sinergia, en beneficio del mundo, propuso Xi.

Mientras tanto, el presidente chino instó a los dos países a promover conjuntamente los intercambios entre personas.

Las dos partes, continuó, deben aumentar los vuelos comerciales, promover la cooperación turística, ampliar los intercambios subnacionales, fortalecer la cooperación educativa y en materia de discapacidad, reducir los factores negativos que obstaculizan los intercambios entre personas, y fomentar y apoyar una mayor interacción y comunicación entre sus pueblos, a fin de consolidar las bases para el desarrollo saludable de los nexos China-Estados Unidos.

Xi también reiteró la posición de principios de China sobre la cuestión de Taiwan, indicando que la cuestión de Taiwan sigue siendo el tema más importante y sensible en las relaciones entre China y Estados Unidos.

China toma en serio las declaraciones positivas hechas por Estados Unidos en la reunión de Bali, declaró Xi, y agregó que la parte estadounidense debe tomar medidas reales para cumplir con su compromiso de no apoyar la "independencia de Taiwan", dejar de armar a Taiwan y apoyar la reunificación pacífica de China.

China realizará la reunificación, y esto es imparable, subrayó Xi.

Xi apuntó que las acciones estadounidenses contra China en relación con el control de las exportaciones, la evaluación de las inversiones y las sanciones unilaterales socavan seriamente los intereses legítimos de China.

Al afirmar que el desarrollo de China está impulsado por la innovación, el presidente chino sostuvo que suprimir el avance tecnológico de China no es más que una medida para contener el desarrollo de alta calidad de China y privar al pueblo chino de su derecho al desarrollo.

El desarrollo y crecimiento de China, impulsado por su propia lógica inherente, no será detenido por fuerzas externas, aseveró Xi, quien expresó su deseo de que la parte estadounidense tome en serio las preocupaciones de China y adopte medidas tangibles para levantar sus sanciones unilaterales, con el fin de proporcionar un ambiente equitativo, justo y no discriminatorio para las empresas chinas.

Al señalar que la relación bilateral entre Estados Unidos y China es la más importante del mundo, Biden manifestó que un conflicto entre Washington y Beijing no es inevitable, y agregó que una China estable y en desarrollo sirve a los intereses de Estados Unidos y del mundo, mientras que el crecimiento económico del país asiático es beneficioso tanto para el país norteamericano como para el mundo.

Reafirmando los cinco compromisos que asumió en la cumbre de Bali, Biden aseguró que Estados Unidos no busca una nueva Guerra Fría, no busca cambiar el sistema de China, no busca revitalizar las alianzas contra China, no apoya la "independencia de Taiwan" y no tiene intención de tener un conflicto con China.

Estados Unidos y China son económicamente interdependientes, anotó, añadiendo que Estados Unidos se alegra de ver el desarrollo y la prosperidad de China y no tiene ninguna intención de detener el desarrollo económico de China, de contener a China ni de buscar un "desacoplamiento" de China. Estados Unidos se adhiere a la política de una sola China, zanjó.

Los dos presidentes reconocieron los esfuerzos de sus respectivos equipos para discutir el desarrollo de principios relacionados con las relaciones entre China y Estados Unidos desde su encuentro en Bali.

Subrayaron la importancia de que todos los países se traten con respeto y encuentren un camino para vivir juntos pacíficamente. Y también de mantener líneas abiertas de comunicación, prevenir los conflictos, defender la Carta de la ONU, cooperar en áreas de interes compartido y manejar con responsabilidad los aspectos competitivos de las relaciones. Los líderes dieron la bienvenida a discusiones al respecto con continuidad en el tiempo.

Los dos presidentes acordaron promover e intensificar el diálogo y la cooperación bilateral en áreas como conversaciones gubernamentales China-EE. UU. sobre IA y el establecimiento de un grupo de trabajo sobre la cooperación antidroga. Acordaron restablecer, sobre la base de la igualdad y el respeto, la comunicación de alto nivel entre los dos Ejércitos, las Conversaciones para la Coordinación de la Política de Defensa China-EE. UU., y las reuniones del Acuerdo Consultivo Marítimo Militar China-EE. UU., además de llevar a cabo conversaciones telefónicas entre comandantes en teatros de operaciones.

También acordaron trabajar por un incremento significativo de vuelos comerciales programados el próximo año y ampliar intercambios bilaterales diversos en educación, estudiantes del ultramar, juventud, cultura, deportes y entre las comunidades empresariales.

Los dos líderes destacaron la importancia de trabajar juntos para acelerar los esfuerzos que permitan solucionar la crisis climática en esta década crítica. Dieron la bienvenida a las últimas discusiones positivas entre sus respectivos enviados especiales para el clima, además de valorar positivamente las acciones nacionales para reducir las emisiones durante la década de los años 20, los enfoques comunes hacia un exitoso COP28 y el funcionamiento del Grupo de Trabajo sobre Fomentar la Acción Climática en la década de los 20 al objeto de acelerar acciones climáticas concretas.

Biden, al concluir las conversaciones, organizó un almuerzo en honor a Xi. Los dos jefes de Estado intercambiaron además puntos de vista sobre cuestiones internacionales y regionales de interés común, tal como el conflicto palestino-israelí.

Biden también invitó a Xi a dar un paseo por el Jardín Filoli y le acompañó hasta su coche para despedirse.

La reunión fue positiva, integral, constructiva y ha trazado el rumbo para mejorar y desarrollar las relaciones entre China y Estados Unidos. San Francisco debería ser un nuevo punto de partida para estabilizar las relaciones entre China y Estados Unidos.

Los dos líderes dieron instrucciones a sus equipos para aprovechar los acuerdos alcanzados en Bali y dar seguimiento e implementar oportunamente la nueva visión acordada en San Francisco. Ambos coincidieron en mantener un contacto regular.

Los altos funcionarios chinos, Cai Qi y Wang Yi, también asistieron a los eventos anteriormente mencionados.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES