Porlamar
25 de febrero de 2024





EL TIEMPO EN MARGARITA 28°C






Akrónimo empieza el año con tema nuevo y nos habla un poco de sus inicios y sus planes próximos
"Es muy egoísta pensar que Dios está en contra de nosotros solo porque no nos va bien. Al fin y al cabo, desde cierta perspectiva, nosotros somos Dios y el poder está en nuestra mente, podemos superar cualquier barrera".
Juan Ortiz

1 Feb, 2024 | Qué grato empezar el año leyendo las buenas nuevas de Akrónimo, un rapero margariteño al que aprecio, admiro y a quien sigo desde el comienzo de su carrera. Hace un par de semanas pude ver que ya lanzó oficialmente su nuevo single “No voy a claudicar”, tema que pude escuchar de primera mano en casa cuando estaba en producción, gracias a la confianza que hemos forjado este artista y yo.

Debo confesar que la obra me dejó un muy buen sabor de boca. Se nota a leguas el avance, y, si bien sus temas de hace tres años son buenos, este considero que los supera en muchos aspectos, tanto líricos, como rítmicos y melódicos. Su evolución es innegable, y sé que es producto de su constancia, pues él descubrió desde hace rato que el secreto del éxito es la perseverancia.

Desde este rincón Transeúnte celebro a su nuevo hijo musical y les dejo este diario de su vida que él, amablemente, me cedió para compartirles. Dios te bendiga Akrónimo, ahora es que viene lo bueno.

Akrónimo nos habla de sus inicios, de su visión de la vida y sus planes futuros

*¿Cuáles fueron tus inicios? ¿A qué edad fue a la que comenzaste en la música?

Bueno, me adentré a conocer y adoptar el Hip Hop como estilo de vida desde muy temprano, digamos que aproximadamente a los 8-9 años. Escuché las primeras canciones de rap y desde ese momento me gustó mucho ese ritmo. Y a pesar de mi corta edad, las letras me marcaron, quizás no era porque trataban de situaciones que yo estaba viviendo, pero sí por lo que decían y cómo lo expresaban.

Esos temas, de alguna forma, me hacían reflexionar mucho sobre la sociedad en la que vivía y cómo es el mundo real. Y, bueno, a esa edad donde uno está pendiente de dibujos animados, escuchar a Guerrilla Seca representó un contundente choque de realidades.

No fue sino hasta los 11 años, cuando mi abuela falleció, que yo me refugié aún más en esas canciones. Artistas como Canserbero, Nach, Supa, Benzina, Dark y otros me influyeron a que incluso me atreviera a escribir algunas cosas. Aunque debo confesar que fueron inicios algo abstractos, ya que yo desconocía de todos los elementos que componen la música. No hubo en ese inicio, pues, una estructura, solo pensamientos dispersos.

Para el 2013 - 2014 estaba muy friki con las batallas de rap. Me la pasaba en YouTube viéndolas a cada rato, así que empecé a asistir a los eventos de rap de aquí de la isla, pero como un espectador, no como rapero. Sin embargo, mi mamá se mostraba un poco renuente a que, siendo yo un niño, asistiera a esos eventos, por todo lo que rodea ese ambiente. Pese a su resistencia, aceptaba que era lo que gustaba, y después de tanto insistir, me dejaba ir. Seguía escribiendo algunas cosas de vez en cuando, pero esas cosas seguían siendo abstractas y yo tenía demasiadas inseguridades y miedos.

Es en el 2015 cuándo conozco a Musiú Lilshowsky, Dachs Century, Nk Emece, Jeiber Jordan, Nómada y muchas otras personas que eran los que hacían cultura en Juan Griego. Es ahí donde empiezo a asistir con frecuencia a la plaza de esa ciudad a rapear. Siempre lo teníamos como algo muy serio, pero no dejaba de ser también una excusa para reunirnos y echar vaina. Sin embargo, yo desde ahí empecé a aprender a instruirme un poco más en el movimiento.

En esos tiempos saqué mi primera canción y, bueno, era un chamito con mucho desconocimiento de algunos aspectos musicales, por lo que recibí ciertas críticas, que, aunque siendo reales, no creo que fuera la mejor forma de tratar a alguien que está empezando. Pero, bueno, es parte de todo, seguí adelante, a pesar de que emocionalmente me afectaba. Siempre he sido terco y no dejo que esas cosas me quiebren tan fácilmente.

En el 2017 me mudé a Punta de Piedras, por lo que me alejé un poco de la escena hasta el 2019. En ese año, habiendo aprendido un poco más, empecé con Kristian a grabar canciones con una Canaima y un micrófono de audífonos. Sin embargo, estas canciones tuvieron bastante aceptación porque se notó la mejoría de aquel niño. A partir de ahí comencé a profesionalizarme más, empecé a trabajar con Slifer y otros productores con equipos de grabación un poco más sofisticados. Debo acotar que no he dejado de aprender cada día.

¿Cuándo decidiste que el rap convertiría en tu oficio?

Siempre he soñado con vivir de la música y conocer el mundo a través de ella. Pero realmente empecé a creérmelo y verlo más como un objetivo que como un simple sueño en el momento en que me llegaron mensajes tipo: "Bro, eres mi ejemplo a seguir, te admiro" o "Bro, tu música me salvó, gracias". Allí comprendí que estaba haciendo algo realmente importante y que tenía una misión, que con el simple hecho de que una persona se sintiera identificada, ya eso es más que suficiente para yo seguir haciendo lo que hago.

También tengo que admitir que luego de haber viajado por primera vez gracias a la música y de haber cobrado por mi primera composición para alguien, me dije a mí mismo: "Akrónimo, ya esto es tu trabajo". Esto lo creí y lo creo fervientemente.

¿Dime el porqué de tu AKA?

Viene dado del propio concepto de “acrónimo”, el cual hace referencia al conjunto de siglas que forman una palabra —por ejemplo: RADAR—. En mi caso, yo elegí Akrónimo como mi AKA porque cada una de las letras de mis canciones significan algo, y no solo para mí, sino también para el que lo escucha.

Inspiración: ¿cuáles intérpretes te llevaron a querer ejercer el oficio?

Canserbero, Lil Supa, Al2, Profeta El Newton, La eminemca, Akapellah, Gona, Reis Bélico, Rotwaila, Rekeson, Soires Naes. Son demasiados, faltan muchos por nombrar.

¿Cuál fue la presentación que más te marcó?

Sin duda, Caracas Improvisa 2021, en la Plaza los Museos de Bellas Artes, en la capital venezolana. Fue la primera vez que me presentaba fuera de la isla. La aceptación fue increíble y me bajé de la tarima con lágrimas en los ojos porque era algo que quizás muchos pensaron que no lograría, y lo logré, lo hice a punta de puro esfuerzo.

Motivación: ¿qué te lleva a seguir cantando y componiendo?, ¿cómo describes esa pasión que te lleva a seguir subiendo a la tarima y darlo todo?

Es inexplicable, pero siento que mi motivación es el deseo de trascender, de que lo que yo hago deje una huella para la posteridad y le sirva a quiénes lo escuchen o lo vean para que nunca se rindan. Yo puedo estar anímicamente mal o pasando por un montón de problemas, pero la música es la mejor medicina y el mejor aliado en esos momentos donde me siento solo.

¿Talleres, cursos, estudios, maestros?

Creo que mis mejores maestras ha sido mi terquedad, mi constancia y esas ganas de aprender de todo cada día. Pero es importante mencionar que muchos de los raperos de aquí de la isla los considero maestros o guías en lo que ha sido este transitar, sus consejos y su apoyo han resultado fundamentales.

En lo referente a los talleres podría mencionar algunas charlas sobre composición y producción que hice vía online. Entre estos, el más importante fue el proyecto Cultura Lírica; allí, más allá de tocar temas del Hip Hop, también hablaron de temas relacionados con el marketing, el emprendimiento y el crecimiento personal, pero desde el componente artístico.

Eventos más trascendentales en los que has participado

Caracas Improvisa 2021;
Campamento Cultura Lírica 2021;
Festival Margarita Emergente 2015;
Festival Universitario 2022;
Rapsureccion;
Margarita Ink Fest.

De estos, hay un evento que para mí tiene una importancia sentimental bastante importante. Fue cuando canté en la Semana Flasista del 2017. Era el año en el que me iba a graduar. Ver a todos mis compañeros coreando mi AKA y gritando fue algo muy lindo, aparte de que esa presentación se la dediqué a Denilson y estaban dos compañeros que ya no están físicamente. Fue bastante emotivo para quienes los conocieron. Esa presentación, sin duda, guarda un espacio muy importante dentro de mi corazón.

Premios recibidos en tu trayectoria

El premio más importante sin duda es el orgullo de mi madre y unos seguidores fieles que me alientan siempre. Ahora bien, en papel me han reconocido en la universidad por estudiante artista, estuve en el podio de la fase de formación de Cultura Lírica, en el podio de un par de competencias de talento… Pero, en sí, los premios que más atesoro son el respeto que me he ganado a base de mi trabajo, constancia y esfuerzo duro.

Una frase que te identifique

“Tienes derecho a todo, menos a rendirte”.

¿Qué está haciendo Akrónimo ahorita?

Construyendo a una mejor persona. Actualmente estoy a punto de culminar mi carrera universitaria —a la cual amo, por cierto—. Encontré en mí una enorme pasión por la hotelería. En lo musical, tengo muchos proyectos en mente, los cuales he ido materializando poco a poco. De a poco voy a ir saliendo de los temas que tengo grabados; trabajaré en un EP conceptual de una idea loca que se me ocurrió y después de eso daré inicio a un disco, es el momento de eso.

¿Cuáles son los planes a futuro?

En lo académico, graduarme y contribuir al fortalecimiento de la hotelería. En lo musical, fortalecer mi currículum como compositor y viajar por todo el país rapeando, y, ¿por qué no?, visitar otras latitudes. También quiero sacar feats con mis artistas preferidos.

¿Qué papel tiene Dios en tu vida?

Bueno, Dios es un guía, un maestro y esa fuente de energía inagotable que siempre se manifiesta y está dentro de nosotros, es la voz y es ese poder interno que nos dice y nos hace capaces de todo. No puedo explicarlo con palabras sencillas, pero de alguna forma hace que todo sea perfecto y como tiene que ser.

Yo no le achaco mis problemas a él ni me hago una víctima. Para mí, mis problemas son míos porque así es el mundo y tengo que enfrentarlos, son pruebas para fortalecerme y crear una mejor versión de mi durante cada paso.

¿Crees que el mundo está en decadencia?, de ser así, ¿qué crees que hace Dios al respecto?

Mira, mi filosofía de vida y la forma en que veo las cosas radica en que el mundo no gira en torno a nosotros. Somos 8000 millones de seres humanos, y aunque cada ser es único y especial, el mundo es una ruleta que va girando y nosotros vamos girando con ella. Nos pueden tocar días duros, así como días de abundancia. Pero uno solo tiene que estar preparado y entender que así es la vida, y que cada cosa que pasa es una lección y que quizás no puede ser de otra forma y tiene que pasar así para así seguir creciendo y evolucionando.

Es muy egoísta pensar que Dios está en contra de nosotros solo porque no nos va bien. Al fin y al cabo, desde cierta perspectiva, nosotros somos Dios y el poder está en nuestra mente, podemos superar cualquier barrera.

Unas palabras a los jóvenes que quieren entrar al mundo del rap

Tienen que visualizarse logrando sus sueños todos los días, pero no dejen de trabajar en pro de ello. Sean muy constantes y disciplinados, esto es lo primordial. También es importante darse la importancia debida a uno mismo, si vas a competir, que sea contigo mismo. Reconoce tus fallas, y si vas a aceptar las críticas, hazlo siempre y cuando sean dichas de la forma correcta. Nunca aceptes faltas de respeto camufladas de críticas. Y cuando te tiren a la mala, sencillamente ignórales. Enfócate en ti, demuestra con tu trabajo quién eres, no malgastes tus palabras con la gente equivocada.

Unas palabras a la gente de tu Isla de Margarita

Gracias por ser un importante soporte de esta montaña rusa a la que llamamos vida. Hemos sufrido mucho y hay heridas que hay que sanar, seguir hacia adelante y construir un mejor futuro. Los quiero.




Contenido relacionado












Locales | Sucesos | Afición Deportiva | Nacionales | Internacionales | Vida de Hoy | Gente Feliz | 50° Aniversario | Opinión


Nosotros | HISTORIA | MISIÓN, VISIÓN Y VALORES